Gipuzkoa Basket

El inconformismo de Fisac

Fisac, durante un tiempo muerto en Illunbe. / MICHELENA
Fisac, durante un tiempo muerto en Illunbe. / MICHELENA

El entrenador del Delteco avisa que «la comodidad me sienta muy mal». Pronostica que para derrotar mañana al Obradoiro en su cancha «debemos elevar algún punto más nuestro nivel competitivo»

RAÚL MELERO

Si Porfirio Fisac tuviera la capacidad de meterse en las mentes de sus jugadores, les borraría de la masa gris la palabra 'relajación'. El preparador del Delteco GBC pretende que sus hombres sigan con las orejas tiesas como un pura sangre cuando se mete en los cajones de salida o con el rabo enhiesto como un perro de caza al olisquear a su presa. «De la facilidad a entrenar a la comodidad hay una delgada línea», respondió ayer el entrenador de Fuenterrebollo cuando se le preguntó si su equipo está en un buen momento de confianza tras dos triunfos en una semana. «La comodidad me sienta muy mal, me da indigestión», insistió. «Ellos creen mucho en ellos y eso les da el grado de confianza, van conociendo cómo va la rotación y saben que nadie va a jugar treinta minutos o más».

Fisac puso un ejemplo muy claro: los partidos del inicio de temporada. El GBC comenzó el curso como un tiro. Dos triunfos en los tres primeros encuentros (Betis y Estudiantes) y después alguno de los partidos se escaparon por muy poco (Murcia, Baskonia y Bilbao) coincidiendo con múltiples piropos que se llevó la escuadra donostiarra en el inicio de campeonato por su buen nivel. «No me gustaría que nos equivocáramos otra vez como lo hicimos en octubre. Que no nos equivoquemos en comodidad, esto es muy largo». El castellano ahondó más si cabe en el asunto. Es un hombre al que no le gustan las medias tintas e incluso aireó una conversación con sus jugadores. «Yo les digo a ellos que ojalá el año que vienen no les vea por aquí. Eso será signo de que han hecho bien las cosas y les ha fichado un club de más poder que el nuestro. Si el año que viene están en el GBC, mal», ironizó .

Un objetivo claro

Porfirio Fisac, aseguró en la previa al partido de mañana ante el Obradoiro en Santiago de Compostela (19.00 horas) que «es un partido muy importante para nosotros», comentó el preparador del cuadro guipuzcoano, «porque nos da una opción de ver el futuro de una manera diferente». Fisac repitió que «seguimos en ese grupo que cada vez es mayor y que trata de salir de abajo, así que debemos de seguir como hasta ahora».

Después de alabar al rival y comentar que a pesar de las seis derrotas consecutivas que lleva «su nivel de juego ha sido muy alto y se les han escapado varios partidos por detalles y mala suerte», el entrenador segoviano confesó que «tenemos que tener un objetivo claro que es seguir teniendo el mismo camino defensivo que hasta ahora y poder tener el acierto adelante de estos días. Es un partido para saber hasta dónde puede llegar nuestro grado de competitividad».

Fisac está contento del trabajo de los suyos, sin embargo cree que va a hacer falta algo más para derrotar al Obradoiro. «El equipo está trabajando bien. Para mí es importante que en Navidades hayamos estado centrados porque creo que hemos hecho cosas muy bien. No quiero que los chavales se equivoquen porque vamos a una pista muy difícil y creo que vamos a tener que estar un punto por encima de competitividad que en los anteriores partidos», advirtió Fisac. Sobre las opciones de Copa, fue diáfano. «Es impensable. No tenemos que engañar a nadie».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos