Gipuzkoa Basket

Illunbe entra en calor poco a poco

La asistencia del martes pasado en Illunbe, 4.109 espectadores, ante el Barcelona fue la mejor de toda la temporada. /MICHELENA
La asistencia del martes pasado en Illunbe, 4.109 espectadores, ante el Barcelona fue la mejor de toda la temporada. / MICHELENA

El único lunar fueron las largas colas que tuvieron que soportar cientos de aficionados y que les privaron de presenciar el primer cuarto del choque. Los 4.109 espectadores que estuvieron ante el Barça es la mejor entrada en lo que va de temporada

RAÚL MELERO SAN SEBASTIÁN.

2.614 espectadores. Esa es la diferencia entre el primer partido de esta temporada, la del regreso a la Liga Endesa en Illunbe, respecto al choque disputado el martes pasado ante el Barcelona. Los 4.109 seguidores según la estadística oficial son, por el momento, el mejor registro de los siete encuentros que se han celebrado en el pabellón donostiarra.

Varios aspectos explican el porqué ante el Betis, el primer día de curso allá por la primera semana de octubre, hubo 1.495 aficionados en las gradas y anteayer se pasó de los cuatro mil. El rival -el Betis contra el Barcelona- es uno de ellos, y muy importante así como las fechas. El Delteco hizo su reestreno en la Liga un 4 de octubre. Casi seis meses después de haber jugado el último partido de competición oficial (fue el 21 de abril en el Gasca el día del ascenso) y además en otra cancha.

Para que el martes pasado el aspecto de las gradas de la instalación donostiarra fuera tan bueno, ayudó que se jugara el choque en medio de las Navidades, con mucha gente en periodo vacacional y que hubiera entradas populares para los menores de edad a dos euros.

Parece que poco a poco el Donosti Arena puede ir recuperando la temperatura de otras temporadas. Habrá que remar mucho y es complicado que alguna vez vuelvan a presenciar siete u ocho mil espectadores un partido de la ACB en la capital guipuzcoana. Ojalá sea así, aunque tienen que cambiar mucho las cosas. Es indudable que la progresión de asistencia va hacia arriba y que el club no se va a conformar con los cuatro mil fieles del día del Barça.

Recuperar al mayor número de seguidores ha sido una de las premisas de la actual directiva. Desde la entidad donostiarra siempre se ha reconocido que la instalación como tal no es la más adecuada para albergar partidos de baloncesto, pero la reglamentación ACB exige una cancha con un número mínimo de asientos y por ello no queda otra que abrir Illunbe cada quince días. El recinto, con una capacidad total de 11.000 asientos, sufrió un pequeño lavado de cara tapando con lonas verticales el anillo superior para empujar a que el aficionado estuviera más cerca de la pista. Así las cosas, con el primer anillo habilitado más las localidades a pie de pista, la capacidad total roza los 4.300 espectadores con lo que el pasado martes se rozó el lleno.

Malestar en el aficionado

Tras el partido, el club pidió disculpas por las enormes colas que se produjeron tanto en el acceso en coche como en las entradas al recinto. La nota se refería a «problemas informáticos» a la hora de acceder al pabellón. Muchos socios y simpatizantes expresaron su malestar a lo largo del día de ayer en las redes sociales. Varios cientos de personas no pudieron ni siquiera presenciar el primer cuarto por las largas colas en la entrada y realmente el aspecto en el minuto once de partido fue muy distinto al del minuto uno.

El Delteco, desde esta temporada, ha decidido abrir solo dos de las diez puertas de Illunbe para que el público se siente es sus localidades. Entre los problemas informáticos y que esas dos entradas se antojan escasas para que la entrada de aficionados sea fluida, el gran ambiente que se vivió con las gradas repletas estuvo empañado por la entrada tardía de muchos aficionados.

La media de asistencia en esta temporada está siendo de 2.550 espectadores. Solo en tres encuentros -Unicaja, Andorra y Barcelona- se ha superado el promedio de seguidores en las gradas. Un número bajo, comparándolo con el resto de campañas donde el GBC ha militado en la Liga Endesa, pero que los rectores del club están convencidos de ir aumentando. El nivel que está demostrando el equipo, tres triunfos en siete comparecencia, y el juego que por momentos es vistoso debe ser el gran reclamo para esa masa a la que el baloncesto le gusta pero que, por una razón u otra, no ha dado el paso de subir a Illunbe.

Preguntados los protagonistas tras el partido ante los catalanes, se mostraban entusiasmados con el aspecto de las gradas. «Era una gozada mirar hacia arriba y ver las gradas llenas», proclama Dani Pérez, quien se muestra seguro de que «esperemos de que se siga esta línea ascendente de seguidores en el pabellón». Ojalá el domingo ante el Tenerife el aspecto sea parecido.

Más información

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos