Gipuzkoa Basket

De la Iglesia baila con Doncic

Bailando bajo la lluvia. Asier de la Iglesia aplaude ante Swing el domingo en Ilunbe. / EFE
Bailando bajo la lluvia. Asier de la Iglesia aplaude ante Swing el domingo en Ilunbe. / EFE

La ACB incluye al ala-pívot del GBC en el cinco ideal de la jornada 33 como «ejemplo de superación» por su lucha contra la esclerosis múltiple |

OSKAR ORTIZ DE GUINEA

La Liga Endesa tiene clara la fórmula infalible con la que dotar al mejor equipo de la última jornada. La integrarían la dirección del fenómeno Luka Doncic, autor frente al Betis de otra actuación memorable (42 de valoración) antes de contribuir a la décima conquista del Real Madrid en la Euroliga; la máquina de anotar croata Marko Popovic, que contribuyó con sus 34 puntos al triunfo del Fuenlabrada en Zaragoza; la intimidatoria fortaleza del bético Oderah Anosike, que birló catorce rebotes al Real Madrid; la visión de juego de Omar Cook, cuyas once asistencias facilitaron 24 puntos para el Estudiantes... y el poder de superación de Asier de la Iglesia, que en poco más de dos minutos y medio sobre el parqué del Donostia Arena plasmó sus seis años de lucha y reivindicación de la esclerosis múltiple.

Su ejemplo debió de contagiar a sus compañeros del Delteco GBC, capaces de remontar a un Joventut que llegó a Illunbe enrachado. El estreno en la ACB de Asier de la Iglesia (Zumarraga, 1983) no dejó indiferente al mundo del baloncesto el domingo, pero ayer la propia Liga Endesa incluyó al zumarragarra entre los 'Los más' de la jornada 33, como «un ejemplo de superación» al estrenarse en la competición a los 35 años, después de haber sido diagnosticado de esclerosis múltiple (EM) hace seis.

No pudo lograr su deseo de anotar una canasta que hubiera supuesto la guinda a unos días de ensueño. Los jugadores del GBC le buscaron en la pista para darle el balón franco que acabara atravesando el aro rival. Bajo presión, falló sus dos lanzamientos. Pero el objetivo principal ya lo habían logrado de antemano tanto el jugador como el club: dar visibilidad a esta enfermedad neurológica que «afecta a 47.000 personas en España», explicó tras ganar al Joventut el ala-pívot. «La asociación española contra esta enfermedad está encantada con lo que ha pasado. Sin jugar en la ACB he salido en todos los medios y le dije al GBC que si lo hacíamos bien, iba a ser algo muy grande». Una vez más, el jugador guipuzcoano superó todos los límites. En unos minutos pasó de jugar en el Ordizia de Liga EBA a debutar con el GBC, emocionar al deporte y acabar la jornada a la altura de Luka Doncic, otro hombre habituado a superar marcas de una manera implacable.

Mil pulseras vendidas

Con su debut, De la Iglesia logró su objetivo de visibilizar la esclerosis múltiple y la campaña #BailaconEM que él mismo impulsa con el fin de recaudar fondos para la investigación de esta enfermedad mediante la venta de unas pulseras azules. Según informó ayer el GBC, el domingo se vendieron «más de mil» en Illunbe, además de las 1.367 comercializadas a través de la web www.bailaconem.org. Desde hoy se podrán adquirir en las oficinas del club a dos euros.

La experiencia de De la Iglesia en el GBC no tendrá mucho más recorrido, ya que el jueves no estará en el cierre liguero en Fuenlabrada. «En el trabajo -en Gureak Zarautz- están hasta las narices de que les pida días de fiesta», bromeó. Según confesó el domingo, tiene previsto donar su camiseta del GBC a la asociación española contra la EM. Su padre y su novia ya compraron la prenda con su nombre: Asier de la Iglesia, MVP por una capacidad de superación resumida en el lema de las pulseras: «No esperes a que pase la tormenta, aprende a bailar bajo la lluvia».

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos