Gipuzkoa Basket

Henk Norel firma un debut histórico

Norel tira a canasta durante un entrenamiento en el Gasca. / PEDRO MARTÍNEZ

Nadie con el GBC en la ACB había hecho 24 puntos y 30 de valoración El pívot holandés da mucha importancia al partido de mañana y considera que «tenemos muchas opciones de llevarnos la victoria»

RAÚL MELERO SAN SEBASTIÁN.

A la plantilla del GBC no le va a dar tiempo de quitarse el chandal con el que viajó hasta Gran Canaria. Mañana mismo (20.00 horas) hay otro partido. Significará el regreso a un Illunbe remozado y renovado que según los responsables del club va a gustar mucho al aficionado. Y además, a pesar de que nos encontremos en el segundo partido de la temporada, habrá mucho en juego puesto que el rival de los donostiarras es el Betis, a priori un rival directo.

Las señales siguen siendo buenas y el refrendo de la pretemporada fue el choque del domingo donde el equipo no solo dio la cara, sino que puso en aprietos a uno de los mejores conjuntos de la categoría, como es el Herbalife Gran Canaria. El GBC ya ha despegado y ha puesto el morro del avión hacia un destino llamado salvación.

Se intuía que Henk Norel iba a ser el referente interior del equipo por lo demostrado en los encuentros de preparación con sus veinte puntos de media por partido. El domingo lo corroboró con un partidazo. 24 tantos y once rebotes. Para el holandés, hacer semejantes números «no cuenta mucho cuando pierdes».

En un solo día ha pasado a la historia del GBC. Nadie en un estreno liguero había metido 24 puntos. El que más se le acercó fue Antwan Barbour en la campaña 09/10. Y nadie había llegado a los treinta créditos de valoración. Doblas en el año 2013 llegó a 26 después de hacerle 18 puntos y seis rebotes al Sevilla. Donde sí hay un precedente es en las dobles figuras puesto que en el primer partido del GBC en la ACB, en el año 2006, Devin Davis hizo diez puntos y doce rebotes ante el Bilbao.

Pequeño con sus 2,12

Más allá de los números, el gigante holandés se ha convertido en el guía del equipo. Pasó por un momento de apuro al cometer su tercera falta personal que le llevó al banquillo en el segundo cuarto. Eso le vino bien porque cogió aire y tuvo un final de partido espectacular. Anotó 18 puntos en los dos últimos periodos .«Nos hemos dado cuenta de que podíamos ganar este partido, y eso es algo muy bueno para nuestra confianza», comentó.

Y ojo que no lo tuvo fácil. Aunque parezca mentira sus 2,12 se quedaron pequeños ante los 2,16 de Pasecniks, los 2,17 de Balvin y los 2,11 de Fischer. Anotó de espaldas, jugó el pick and roll y reboteó en ataque. Norel es consciente de la importancia del partido ante el Betis y lo define como «muy importante, porque además es en casa, y en casa tenemos que ser más fuertes aún que fuera. Creo que va a ser un encuentro muy igualado, pero tenemos el campo a favor con nuestros aficionados y seguro que tenemos muchas opciones de llevarnos el partido».

Los focos apuntarán a Norel y también a Swing, quien secundó a las mil maravillas al ex del Zaragoza en Gran Canaria. El alero de Alabama se ha convertido en una de las notas agradables porque clavó sus promedios de pretemporada: 17 puntos. Tendrá además la pequeña revancha interna de enfrentarse al equipo que le fichó, pero que le cortó y así pudo llegar a Illunbe.

Refuerzo de lujo para el Betis

El Betis anunció ayer la llegada de Blake Schilb (33 años, 2,01 ), un alero estadounidense con pasaporte checo que se ha movido en equipos de primer nivel europeo como Estrella Roja, Paris Levallois o el Galatasaray. El curso pasado promedió 9,3 puntos, 3,9 rebotes y 4 asistencias en los 27 partidos que disputó con el club turco. Puede que tenga la opción de debutar en Illunbe si su estado físico es óptimo.

Más

Fotos

Vídeos