Deportes

GBC

Deltelco GBC

Sin acierto y sin suerte es imposible

Sin acierto y sin suerte es imposible
Jose Mari López

Un 5 de 31 en triples condena a los de Fisac, que no pudieron frenar a John Jenkins y Corey Fisher, claves en el triunfo visitante

BORJA OLAZABAL y RAÚL MELERO

Una ola demasiado grande para surfearla, se formó por Illunbe. El GBC no la pudo remontar ante el Burgosni con motos de agua. Fue imposible. Porque no le salió nada. Ni al principio, ni en el medio, ni al final. Y cuando eso ocurre, poco se puede hacer. Tirar de tesón, ganas, trabajo y esperar que algún momento de lucidez te pueda dar el partido. Algunas cosas sí se dieron, pero no todas.

El Delteco GBC jugó el domingo de visitante. Cualquiera que estuvo en Illunbe lo puede atestiguar. En las siguientes dos páginas tendrán más detalles de lo que la hinchada burgalesa fue capaz de hacer. Pitó al GBC en cada ataque. En los tiros libres igual. Pidieron técnica para Fisac. Y jalearon estruendosamente cada punto que caía a su marcador. En los trece años que Illunbe es el feudo del cuadro guipuzcoano, nunca se había vivido un ambiente tan hostil. Por lo menos, el club habrá hecho caja con las entradas vendidas. y para otra ocasión, lo mejor será ponerlas a cincuenta euros.

Además

La ola fue demasiado grande y en muchas fases del encuentro el Delteco no pudo ni remontarla. No llegó a su cresta. Lo intentó de todas las maneras -la baja de Norel se notó y los problemas físicos de Clark y Van Lacke también-, sin embargo tenía enfrente una pared. El GBC perdió porque jugó mal, tiró con poco acierto, la atmósfera no ayudó y el Burgos encontró a Jenkins y Fisher. El primero para dar aire en varias fases del choque. Y el segundo para clavar un triple que dejó un 63-69 a falta de cuarenta segundos, que fue insuperable para los de Fisac.

Quedan cuatro jornadas para terminar (Real Madrid, Andorra, Joventut y Fuenlabrada) y la distancia con el Bilbao Basket, primero que desciende, es de cuatro encuentros. Como el averaje es favorable a los bilbaínos por un punto, el siguiente partido que pierdan salvará a los donostiarras. Sí, aquella falta que solicitó Fisac en Miribilla a Chery y que hubiera supuesto el averaje favorable, le hubiera dado ya la permanencia matemática al GBC. Eso ya es agua pasada. Vamos a lo de este domingo, que hubo mucho.

Horrible inicio

Las lesiones y problemas físicos obligaron a Fisac a empezar con un quinteto inédito Chery, Oroz, Swing, Fakuade y Agbelese. Por el contrario Burgos, puso sobre la pista toda su artillería, excepto a John Jenkins. Alentados por los mil seguidores que coparon la parte alta de Illunbe, los de Diego Epifanio empezaron pisando el acelerador hasta el fondo. Las canastas iban cayendo del lado visitante e Illunbe estallaba con las incesantes gargantas castellanas animando a los suyos. Fisac tuvo que parar el partido con el 3-11 (min. 4), para jolgorio visitante. Solo un triple de Swing en ese tiempo y el resto de balones al hierro. Solo por intensidad, el Burgos dominaba claramente con Corey Fisher llevando el ritmo del choque. La máxima renta fue un 5-18 después de un dos más uno de Sebas Saiz, ya con las segundas unidades en cancha.

63 Delteco GBC

Chery (5), Oroz, Swing (11), Fakuade (12), Agbelese (5)- cinco inicial-, Dani Pérez (6), Van Lacke (7), Salvó (4), Pardina (3), Beraza (2) y Clark (8).

71 Burgos

López (7), Fisher (14), Gailius (4), Thompson (6), Huskic (2)- cinco inicial-, Scheiner (2), Saiz (9), Jenkins (17), Cancar (7), Vega (3), Martínez (-) y Barrera (-).

árbitros:
García González, Calatrava y Mendoza. Eliminado por 5 faltas: Fakuade.
incidencias:
4.205 espectadores en el San Sebastián Arena 2016, con presencia de cientos de seguidores del equipo burgalés.

Se rehizo algo el cuadro donostiarra pero más por fe y ganas que por puros conceptos baloncestísticos. Un mínimo arreón dejó la distancia en menos de diez puntos, pero fue un espejismo. John Jenkins conectó un par de triples ya comenzado el segundo cuarto que devolvieron ventajas cómodas a los burgaleses. Van Lacke tenía la misión de sujetar al exNBA pero hizo ocho puntos en el rato que estuvo sobre la cancha. Fisac puso a sus cuatro zurdos (Pérez, Swing, Salvó y Agbelese) con Clark para intentar rebajar la máxima burgalesa, 11-25 (min. 13). El base catalán metió el segundo triple del GBC y a la siguiente una bombita por encima de Saiz, pusieron algo de calor al partido, pero el Delteco GBC, por lo menos en la primera parte, no estaba a gusto en la pista.

Enseguida volvieron la decena de puntos a favor del Burgos después de un triple de Javi Vega. Los de Fisac engancharon cinco puntos seguidos por un rebote en ataque de Fakuade y un triple con fortuna de Pardina volvieron a bajar la diferencia. Fueron los mejores minutos en defensa del equipo donostiarra que sin hacer mucho en ataque bajó la renta casi a su mínima expresión, 24-30 (min. 17) tras un tiro libre de Van Lacke. Se llegó al final de la primer mitad con diez de desventaja para alegría desmedida de la hinchada burgalesa. El GBC completó una primera mitad floja, con sus dos mejores anotadores, exceptuando Norel que fue baja, a cero puntos: Clark y Chery. Entre los dos cero de siete en tiros y el equipo firmó un pésimo 9 de 29 en tiros de campo.

El canadiense por fin apareció. Un robo y un triple en apenas un minuto aunque por el medio Gailius también acertó desde el 6,75. La actitud de los donostiarras era otra. El ambiente seguía siendo ensordecedor y el Illunbe más burgalés pitaba todos los ataques locales y festejaba cualquier acción a favor de los visitantes. Mike Fakuade se erigió en el artífice de la remontada. Intenso en defensa con Deon Thompson, solo dejó al ex de North Carolina una canasta en todo el cuarto. Forzó faltas en ataque y estuvo inmenso en el rebote. Clark dio también un paso al frente. Un parcial 9-0 puso el choque igualadísimo, 38-39 (min. 26). Sin embargo Burgos encontró a un sensacional John Jenkins que dio un poco de aire en los dos momentos donde el GBC se puso a tiro de su rival. Fue en dos ocasiones, con el 46-47 y con el 48-49. El paisano de Jordan Swing destapó el tarro de las esencias para cuando más lo necesitaba su equipo, cuando la corbata más apretaba.

Fisher mete el tiro de gracia

Ambos conjuntos se la jugaron en los últimos diez minutos. Dio primero el equipo de 'Epi' pero el Delteco reaccionó de la mano de Swing y Van Lacke. Cómo no, apreció Jenkins para aliviar el mal burgalés y un dos más uno de Agbelese empató el choque, 55-55 (min.34) por primera vez desde el 0-0.

El tiempo muerto de la televisión fue preludio del único estirón donostiarra. Dos tiros libres de Fakuade y una canasta de Swing, dieron ventaja de cuatro, pero el GBC se metió en bonus y el trabajo bajo aros de Sebas Saiz, dilapidó la escasa ventaja del Delteco. En un final tan ajustado cada detalle es capital y dos canastas desde el 6,75 del Burgos sentenciaron el choque.

La primera fue de Cancar, aunque Agbelese empató en la siguiente acción, 61-61 (min. 36). Fisac dio entrada a Clark y Chery. Un tiro libre del inglés puso por delante al Delteco y en la siguiente jugada una antideportiva dudosa de Chery, daba opción al Burgos a darle la vuelta al luminoso. Alex López solo aprovechó un tiro libre, los donostiarras se atascaron en ataque y lo fiaron todo a la defensa. Saiz falló dos tiros libres y una canasta de Alex López daba la distancia de seguridad a Burgos en el momento de la verdad, 62-66 (min. 38).

Van Lacke aprovechó solo un tiro libre de los dos que dispuso y a tiro de tres, Corey Fisher firmó un triplazo delante de Oroz para sentenciar el partido. Fueel tiro de gracia. La sentencia para un voluntarioso pero desacertado GBC. Los últimos 50 segundos fueron una ensalada de fallos por parte donostiarra que no encontaron aro. Ahí se acabó.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos