Gipuzkoa Basket

Fede Van Lacke: «Hay que volver a las fuentes, ser un equipo unido, luchador y con compromiso»

Van Lacke, ayer en Venta Berri. El argentino está convencido de que el temporal de malos resultados escampará para el GBC./MIKEL FRAILE
Van Lacke, ayer en Venta Berri. El argentino está convencido de que el temporal de malos resultados escampará para el GBC. / MIKEL FRAILE
Fede Van Lacke, jugador Delteco GBC

El veterano escolta argentino tiene claro que «la defensa» es el principal punto de mejora para volver al nivel del inicio de Liga

RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

Al mal tiempo buena cara. Eso es lo que piensa Fede Van Lacke (Santa Fe, Argentina, 1980), no sobre el tiempo meteorológico sino sobre la actualidad del Delteco. Pocas voces más autorizadas hay en el vestuario para hacer un análisis de la situación.

- ¿Qué cuerpo se les quedó tras la derrota en Zaragoza?

- Volvimos con mucha rabia. Creo que vimos un Delteco GBC diferente a lo que veníamos observando hasta el partido de Zaragoza. Fallamos sobre todo en la parte defensiva como conjunto. El equipo no estuvo al nivel que debía estar, sobre todo en términos defensivo, mental y de concentración.

- Dio la impresión de que ellos lanzaban muy libres y ustedes estaban con la muñeca de madera.

- Casualmente, contra Zaragoza nosotros no tuvimos tiros cómodos y por momentos parecía que ellos disponían de un tiro tras otro y que si fallaban nos cogían el rebote de ataque. Pareció que eran diez jugadores dentro de la cancha. No es a lo que estamos acostumbrados nosotros, creo que no fue la identidad que el Delteco GBC había mostrado y por eso el partido fue tan abierto en nuestra contra.

- En lo positivo, ¿solo queda el juego de la primera parte?

- Sí. Aguantamos. Pero ya se veía que el equipo no jugaba a lo que estábamos acostumbrados. Era todo con demasiada elaboración, esfuerzo o pinceladas individuales y el equipo no fluía como lo había hecho hasta ahora. Hay que volver a las fuentes, hay que volver a ser un equipo luchador que juegue unido y con mucho compromiso. De esa forma tendremos opciones de competir como lo hemos hecho. No volver a caer en los mismo errores porque pierdes de veinte en cualquier campo.

- ¿Cree que la competición les debe algún triunfo más?

- Contra Baskonia y Bilbao fueron dos partidos donde nos quedamos a dos balones de poder ganar. Ahí sacamos las conclusiones de que supimos competir contra dos equipos con aspiraciones altas y mayores presupuestos. A veces toca perder, es así de sencillo y cruel. Esperemos que la próxima nos toque ganar y que lleguemos con más frescura al final del partido.

- ¿Su diagnóstico?

- Hablamos entre los mayores porque somos conscientes en qué fallamos. Atrás el equipo tiene que sufrir y tiene que luchar para evitar que el otro equipo juegue cómodo. Fue eso lo que hablamos entre todos, y es lo que dije antes volver a las fuentes. Hay que hacer un reset.

«No podemos cometer los mismos errores que en Zaragoza porque cualquier equipo te gana de veinte»

«Antes de jugar contra Unicaja no podemos bajar los brazos sin ni siquiera empezar a entrenar»

- ¿Puede ser que hayan estado menos fluidos al estar los rivales más atentos a Norel?

- Sí. Henk fue un referente para nosotros. Creo que los rivales a partir del día del Baskonia hicieron hincapié para que él no recibiera fácil y le costara un poco más. Quizá también sea una de las causas y ahora estamos en un proceso de reacomodamiento para que los jugadores tengamos claro de qué otra forma se puede jugar.

- (Sigue)

- Pero yo lo achaco al tema defensivo. La parte de sacrificio y de mentalidad. Y no solo el día de partido sino el día a día, dar un paso hacia delante y prepararse para el partido como si fuera un examen semanal.

- Llega Unicaja. ¿Mejor o peor?

- Hay que hacer partidos perfectos contra los grandes. Están claros la calidad, el mayor presupuesto, la Euroliga y todos los galardones que puede tener un equipo como Unicaja. Pero dentro de la cancha nos tenemos que hacer grandes y fuertes como ellos y jugar mejor. Esa es la clave, y las ganas de ganar. No hay excusas para bajar los brazos antes siquiera de empezar la semana de entrenamientos.

- ¿Miran hacia los equipos que están por detrás?

- No. Es una mentalidad mediocre mirar hacia atrás. El Delteco GBC tiene que jugar al mejor nivel, Porfirio ya no los ha dicho. No sé en qué sitio acabaremos. Nosotros tenemos que trabajar y esforzarnos, y seguro que después la competición nos pondrá en un puesto justo.

- ¿Qué nos dice de su situación y adaptación personal?

- Me encuentro bien, muy contento y a gusto con el equipo, con el club y con Porfi. Volver a estar con él para mí es un placer. Estoy como el equipo, en el proceso de entre todos ensamblar y hacer un grupo mucho más duro y mucho mejor. Creo que lo vamos a conseguir.

- Promedia ocho puntos por partido. ¿Preparado para cuando los focos le apunten a usted?

- Yo trabajo para ser siempre el mejor Fede Van Lacke que pueda. Y el mejor jugador posible para este equipo. En cualquier faceta: anotación, rebote, defensa o fuera de la cancha. Siempre me preparo mucho e intento aportar en todos los puntos posibles porque a mí lo que me gusta es ganar. Los argentinos somos así, lo llevamos en la sangre.

Fotos

Vídeos