Gipuzkoa Basket

¿Quién le echa el guante a Norel?

La roca polaca. Los casi 140 kilos de Przemek Karnowski imponen en la zona así como sus 2,16 de altura. / ACB
La roca polaca. Los casi 140 kilos de Przemek Karnowski imponen en la zona así como sus 2,16 de altura. / ACB

El holandés, que sigue en un dulce estado de forma, se las verá con dos tipos duros como Diagné y Karnowski. El poste del Delteco querrá demostrar quién es el que manda en las zonas de Illunbe a pesar de la oposición andorrana

RAÚL MELERO SAN SEBASTIÁN.

Entre que es puente para muchos y que parece que el sábado llega enseguida, sin casi tiempo de disfrutar el gran triunfo ante el Fuenlabrada, aparece mañana el siguiente partido liguero para el Delteco GBC que volverá a ser en Illunbe a las siete de la tarde ante el Morabanc Andorra.

Los focos volverán a apuntar a un jugador sobre el resto. A sus 2,12 de estatura. La talla de Henk Norel. Faro, guía y principal protagonista de estas primeras jornadas. El gigante de Gorinchem viene de hacer un partidazo. 18 puntos, con solo tres fallos en el tiro de dos puntos, cuatro rebotes, una asistencia y un tapón. Todo eso sale a 23 créditos de valoración que, por cierto, le permiten seguir estando en la primera posición de la Liga. Sí. Norel es el MVP de la competición, pasadas diez jornadas. Su impacto como protagonistas en el Delteco es ya una absoluta realidad.

Por eso Porfirio Fisac y sus ayudantes deberán ir preparando cómo solventar las trampas que van a ir poniendo los equipos. Se paga caro el ser portada y protagonista, como está siendo el '64' del Delteco. Los rivales solo van a ver a Norel y a partir de ahí ahogar al equipo donostiarra. Por ello el resto de sus compañeros deben dar un paso adelante -ya sucedió el sábado pasado con Chery y Swing, por ejemplo- para que el libro de recursos del GBC le siga dando boletos para ganar partidos.

Los promedios de Norel y el impacto que tiene están siendo espectaculares. Promedia casi 16 puntos y nueve rebotes por encuentro, de los cuales cuatro son en ataque. Su porcentaje de tiro es del 60% y el del tiro libre de un 76, aunque estropeado el último día con un cuatro de ocho.

El dominio de Norel ha sido absoluto en muchos partidos. En tres de los diez que se llevan disputados ha pasado de treinta de valoración, siendo su tope los 36 que logró ante el Betis. En cinco partidos más ha superado los veinte. En cuestión de puntos es parecido ya que solo en dos ha estado por debajo de los diez, en las derrotas frente a Murcia y Bilbao. Norel sigue siendo el máximo reboteador de la ACB gracias a que en cinco partidos ha cogido diez o más y en dos se ha quedado en nueve. Números que le apuntan como el jugador más importante para un equipo. Algo parecido pueden ser Gary Neal en el Tecnyconta Zaragoza o Sylven Landesberg en el Movistar Estudiantes.

Un doble muro enfrente

Por ello, Norel será el principal dolor de cabeza para el Morabanc Andorra. Y para ello Joan Peñarroya dispone de dos jugadores con características muy dispares que tendrán como misión minimizar el juego del holandés. Se trata del polaco Przemek Karnowski, un debutante en la Liga Endesa que llega desde la prestigiosa Universidad de Gonzaga. Un enorme jugador de 2,16 de estatura y casi 140 kilos de peso. Una roca a la que será muy difícil mover de la zona y que con su larga y poblada barba da un aspecto de ferocidad cerca del aro. El impacto que está teniendo este jugador es quizá menor del esperado. Promedia en la Liga ACB ocho puntos por partido y 2,3 rebotes, lejos de sus promedios en la Universidad de Gonzaga con la que acabó perdiendo la final de la NCAA el pasado curso ante los Tar Heels de North Carolina por 65-71. Promedia un 61% en lanzamientos cerca de canasta y un discreto 47% desde el tiro libre. Con lo que en momentos de final apretado, puede ser un buen aliado para llevarle a la línea del 4,60.

Su compañero de viaje en el puesto de 'cinco' es el senegalés de 2,11 Moussa Diagné, formado en las categorías inferiores del Fuenlabrada, fichado por el Barcelona y ahora en las filas del Morabanc con un rol diferente, con más minutos e importancia en el juego. Un jugador de gran envergadura, con un físico privilegiado y con una capacidad atlética más que notable, lo que le permite jugar por encima del aro con facilidad. La mayoría de puntos que consigue son gracias a asistencias de sus compañeros que lo dejan solo debajo del aro, en rebotes ofensivos, o a través de continuaciones en los pick&roll. Diagné pasa sobre la cancha quince minutos, donde promedia seis puntos por choque y 5,4 rebotes.

Esta pareja tan singular, el senegalés y el polaco, tendrán la misión de frenar al que es por el momento no solo mejor pívot, sino mejor jugador de la Liga. Los dos encuentros en los que Norel peor ha estado, o que sus números no han sido tan espectaculares, fueron ante el Murcia y frente al Bilbao Basket, donde Kevin Tumba y Mickell Gladness, dos pivots con gran envergadura, se lo pusieron muy difícil al holandés.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos