Gipuzkoa Basket

La dura vida de ser el MVP de la ACB

Henk Norel, durante el entrenamiento de ayer en el Josean Gasca./MICHELENA
Henk Norel, durante el entrenamiento de ayer en el Josean Gasca. / MICHELENA

Henk Norel siente que «en todos los partidos me dan muchísimos palos». El holandés, que no quiere recriminar la labor arbitral, confiesa que Fisac le está ayudando a sobrellevar este tipo de marcajes tan duros

RAÚL MELERO

Palabra de MVP. No habla cualquiera sino el jugador más valorado de la liga. Uno de los principales anotadores, el máximo reboteador y jugador más valorado después de once jornadas. «No me quiero meter en tema arbitral porque cada uno tiene su trabajo pero sí noto que ahora me dan más palos que normalmente».

Claro y rotundo Henk Norel quien está pagando el llevarse galardones, titulares de prensa y el reconocimiento de la Liga. Que está muy bien, pero debería conllevar un mayor respeto de los árbitros. El marcaje del sábado pasado de Moussa Diagné sobre el poste del Delteco es un ejemplo diáfano. El senegalés, especialista en tapones no saltó ninguna vez a taponar los tiros de Norel. Solo se dedicó a complicarle que tomara la posición con todo tipo de argucias. «Me gusta tener protagonismo, ayudar al equipo y jugar duro también para ganar partidos», confiesa Norel, quien por ejemplo el sábado pasado fue cuatro veces a la línea y recibió seis faltas. Diagné fue eliminado en el minuto 34.

El gigante holandés cuenta que Fisac le está ayudando a sobrellevar de la mejor manera posible este tipo de marcaje que ya se ha ido repitiendo con el Murcia con Kevin Tumba o con el Bilbao Basket de la mano de Mickell Gladness. «Porfi en eso me ayuda mucho, cómo me tengo que enfrentar a ese tipo de marcajes».

Norel está recibiendo marcajes más duros de lo normal y el arbitraje no está siendo justo con él

«Si en algún momento le podemos ganar al Valencia es ahora. Creo que vamos a tener opciones de triunfo»

Para cerrar el capítulo de la derrota cosechada en Illunbe el fin de semana pasado, el 64 del GBC reconoce que «fue una derrota muy dura, además porque fuimos por delante durante todo el partido. Tenía la sensación de que éramos superiores, pero al final no estuvimos acertados y perdimos».

Ve opciones de ganar

Norel ofrece un discurso de lo más optimista cuando se le pregunta por el siguiente duelo del Delteco que tendrá lugar en la Fonteta ante el Valencia Basket (Domingo, 18.00 horas). «Ahora vamos a Valencia. Es un partido difícil, es el actual campeón de Liga y de la Supercopa. Vienen de perder contra el Estudiantes y seguro que tienen ganas de ganarnos. Pero pienso que no son invencibles y que es una buena oportunidad de derrotarles en su casa», declaró el pívot del Gipuzkoa Basket, una vez concluido el entrenamiento de ayer.

El jugador nacido en Gorinchem explica el porqué confía en las posibilidades de su equipo ante el actual campeón de Liga. «Esto es baloncesto y pocas veces se gana por muchos puntos. Mira la jornada pasada», dice desde sus 2,12 de estatura a la prensa que se personó en el entrenamiento del Delteco GBC. «El Valencia pierde contra el Estudiantes, el Real Madrid gana en la prórroga con un triple y el Barcelona pierde en la prórroga contra el Tenerife. En esta liga todos pueden ganar a todos».

Enfrentarse a equipos de altísimo nivel como los que juegan la Euroliga exige «jugar un partido perfecto tanto en defensa como en ataque». Al holandés se le recuerda el enorme partido que el cuadro guipuzcoano disputó en el Buesa Arena y que se escapó de las manos de los donostiarras tras una milagrosa canasta de Rodrigue Beaubois. «Sí, aquel partido puede servir. Contra el Baskonia jugamos muy bien y hasta ahora los partidos contra equipos de Euroliga hemos competido bien, ojalá sigamos así y podamos ganar». Se le informa a Norel que el GBC en doce comparecencias no ha sido capaz de ganar en ninguna de ellas a los taronjas. «Alguna vez tiene que ser la primera», sentencia muy seguro de sí mismo. «Si en algún momento le podemos ganar al Valencia es ahora. Ellos están en dinámica de lesiones y creo que vamos a tener opciones. Intentaremos dar la sorpresa».

Los entrenados por Txus Vidorreta y Jaume Ponsarnau tienen una enorme plaga de lesiones, pero no dejan de ser un equipo competitivo cada vez que saltan a la pista. Norel tendrá enfrente al alemán Tibor Pleiss. «Ha jugado en el Barcelona, el Baskonia y la NBA. Le respeto mucho pero voy a intentar hacerlo mejor que él». Norel se reencontrará con varios excompañeros que compartieron vestuario en Zaragoza como Sam Van Roosom, Damjan Rudez, Joan Sastre o Sergi García. «He hablado con ellos. Soy veterano y cada vez conozco a más gente de otros equipos», bromeó el MVP de la Liga.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos