El Delteco GBC no puede con el Valencia

El Delteco GBC no puede con el Valencia
ACB Photo

El Delteco cae con claridad en Valencia en un choque donde le condenaron sus 21 pérdidas

RAÚL MELERO

Doce visitas infructuosas. La cancha maldita lo sigue siendo, quizá un poco más, para el Delteco Gipuzkoa Basket. Parece mentira que los infantiles del delteco se clasificaran de forma tan brillante para la Minicopa. Quizá porque se jugó en L’Alquería. No en La Fonteta. Lo mejor sería para el GBC que pidiese un cambio de sede. No jugar en esa cancha tan cerrada, en la que al condensación hace que se transpire más de los debido y donde este domingo el conjunto donostiarra volvió a hincar la rodilla.

Lo hizo con justicia. Se enfrentaron el campeón de Liga y un recién ascendido y la ventaja fue de unos veinte puntos. Hasta aquí nada se sale del guión. El cuadro que entrena Txus Vidorreta tiró de la vieja guardia, de los hombres que tienen mil batallas en sus espaldas para finiquitar el choque. Rafa Martínez, Bojan Dubljevic y Fernando San Emeterio se encargaron de enterrar todas las opciones de triunfo donostiarras.

Éstas no fueron tangibles. No hubo una bola para ganar el partido ni un parcial favorable para abrir brecha como sucedió ante el Baskonia. No estuvo del todo mal el cuadro guipuzcoano, pero su esfuerzo fue insuficiente para poner en aprietos al campeón de Liga. Que llegaba herido y ahogado. El GBC no pudo hacer que le temblara el pulso.

El Gipuzkoa Basket volvió a dejarse muchos balones por el camino -21- y así es imposible ganar. No al Valencia sino a cualquier equipo de la ACB. Tampoco encontró a Norel, quien solo hizo dos canastas en juego, un palmeo y cuando el partido estaba resuelto. Y además no tuvo la llamada ‘suerte’ del arbitraje para que por momentos pudiera recuperar la ventaja perdida ante el Valencia. Eso sí, tuvo dos buenos ramalazos de buen baloncesto que hay que recuperar porque el día 30, sí, dentro de doce días hay un partido de alto voltaje. Será contra el Burgos en su cancha.

Gran inicio que se disipa

Por lo menos el Delteco empezó plantando cara y tuteando al actual campeón de Liga. Lo hizo por unos primeros minutos primorosos de Dani Pérez al que Guillem Vives no pudo seguir. Lo primero porque el base del cuadro guipuzcoano recibió buenos bloqueos de los hombres grandes que le dijeron ventaja. Y después porque Pérez tuvo la habilidad para colarse, dar dos pasos, evitar la ayuda y colar tres bombitas.

El Valencia anotaba desde fuera, dos triples de Vives, y el Delteco lo hacía de dos. Jugaba perfectamente el bloqueo directo y el valencia no podía pararlo. Un desajuste que aprovechó Clark y un palmeo de Norel -su única canasta en la primera mitad- pusieron un 8-12 (min. 7) que debió intranquilizar a los rivales del conjunto guipuzcoano por la permanencia.

Salió a la pista Bojan Dubljevic y cambió la suerte del partido. Parcial 11-3 favorable a los taronjas con el montenegrino como protagonista. Anotó dos canastas, capturó un par de rebotes y le ganó la partida a un Danny Agbelese que a su lado pareció un jugador menor. Un triple de Rafa Martínez y antes una pérdida de Van Lacke que Green metió para abajo dieron la vuelta al partido, 19-15 (min. 10) y dio la impresión de que el Valencia Basket se tiraba a degüello a finiquitar el choque.

Antes de que el trío arbitral dejara sin pitar no menos de tres acciones claras con falta en el segundo cuarto, el equipo de Fisac tuvo un ramalazo de fe con cinco puntos seguidos, triple de Dani Pérez y una canasta de Fakuade para retomar la delantera. Hasta ahí, porque después el Valencia solicitó permiso a la torre de control de La Fonteta y despegó para no volver a perder la delantera.

Lo hizo con dos triples de sus actores principales. Rafa Martínez y Dubljevic. A partir de ahí Abalde aprovechó alguna faltita, Van Rossom subió toneladas el nivel defensivo del Valencia y la cosa se empezó a complicar. Los de Vidorreta ya mandaban 31-22 (min. 16) y no bajaron de la decena de puntos de ventaja en todo el cuarto. Chery y Swing se quedaron sin anotar en los primeros veinte minutos, Norel solo hizo un palmeo y el GBC vivió de la espectacular primera parte de Dani Pérez.

Al son de Swing

La vuelta de los vestuarios no fue nada halagüeña. El cuadro de Fisac no anotó ninguna canasta en juego durante los primeros cinco minutos del cuarto y vivió del tiro libre. Menos mal que los jugadores se esforzaron para que el trío arbitral viera las faltas valencianas. Los taronjas siguieron a lo suyo y esta vez Doornekamp y Will Thomas atizaron desde fuera. 51-33 mediado el cuarto hacia presagiar una paliza. Felizmente el delteco reaccionó. Fue lo más positivo del partido de este domingo. El nivel que dio el equipo.

Jordan Swing clavó dos triples seguidos y en medio Chery hizo una canasta para bajar la distancia a diez. Clark y Agbelese se unieron a la fiesta y se escuchó el runrún en las gradas de la fuente maldita para el GBC. Un tapón de Agbelese encendió las alarmas y el Delteco montó una contra para ponerse a cinco o menos. Perdió el balón y el que perdona lo paga. Rafa Martínez ajustó la mirilla de su rifle Barret y clavó un triple para dejar en nada el amago de remontada guipuzcoana.

Un 13-3 de inicio en el cuarto de la verdad ya fue insalvable para el Delteco que remó contra corriente para intentar bajar la distancia y que tuvo el efecto contrario ya que el Valencia acabó el partido con su máxima ventaja, 22 puntos. Toca coger aire y prepararse porque el fin de semana que viene no habrá jornada y el día 30 deberá medirse al Burgos. Partido con tintes de final.

Las claves

1
La vieja guardia: 49 puntos de 86 salieron de las manos de San Emeterio, Dubljevic y Rafa Martínez. El de Santpedor hizo 24 él solito con una serie en el triple de seis de siete intentos.
2
Pérdidas: Segundo partido consecutivo en el que el Delteco se deja por el camino 21 balones. Cierto es que se cuentan las faltas en ataque, pero no es un aspecto a cortar.
3
Los puntos de Norel: Los siete puntos de ayer han sido su peor anotación de lo que se lleva de curso. El Delteco necesita que su referente anote para abrir el campo. No tuvo su día.

Más noticias

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos