Deportes

GBC

Gipuzkoa Basket

El GBC da la sorpresa

Kenny Chery fue uno de los artífices de la remontada/ACB PHOTO
Kenny Chery fue uno de los artífices de la remontada / ACB PHOTO

Heroico triunfo del GBC en Tenerife tras remontar 22 puntos y con las bajas de Norel y Oroz

RAÚL MELERO

El Delteco GBC firmó una de las páginas más épicas de su historia al derrotar ayer al Iberostar Tenerife en el feudo lagunero. Porfirio Fisac y sus hombres interpretaron una película que tuvo un final feliz para la escuadra donostiarra y que difícilmente alguien hubiera creído si dejó de ver el partido poco después del descanso. En ese momento el GBC perdía por 22. Y remontó de una manera espectacular. Heroica. Sin su mejor hombre, Henk Norel, sin su mejor defensor, Xabi Oroz, y sin un técnico ayudante, Sergio García que se quedó en Donostia por una enfermedad. El triunfo de ayer es casi calcado al logrado hace cuatro años en Gasteiz, con el equipo igual de mermado. Aquel día después de ir veinte puntos arriba, hubo que aguantar. Ayer fue más difícil. El GBC tuvo que remontar 22 puntos.

La fe del equipo donostiarra mueve montañas y el triunfo de ayer deberá ser recordado. Por cómo fue arañando su desventaja poco a poco. Por cómo pasó de ser dominado a dominador. Y por cómo derrotar en su casa a un equipo que tiene más del doble de presupuesto con varios jugadores internacionales y cuya misión este año es meterse en playoffs y que ha quedado fuera de la FIBA Champions en cuartos de final.

La escuadra guipuzcoana comenzó el choque con rentas. Pequeñas, eso sí, pero por lo menos lideró el marcador. Fue efímero, 5-10 (min. 3) y 9-13, tres minutos después, tras el primer triple de los de Fisac obra de Daniel Clark. Después llegó la tozuda realidad y es que el Iberostar empezó a masacrar el aro donostiarra desde más allá del 6,75. Abromaitis, Akognon, sobretodo, Vasileiaidis, San Miguel... casi todos los exteriores del cuadro aurinegro veían aro. Mención especial para Akognon que llegaba de hacer un 0 de 6 en el último partido y cosió a triples al GBC con seis bombas en los primeros veinte minutos.

La primera gran ventaja local fue un 23-13 (min 7) y a partir de ahí fue in crescendo. El GBC pasó a jugar durante varios momentos sin 'cinco', con Clark y Fakuade como falsos interiores, pero la maniobra no surtió el efecto deseado. Los puntos iban cayendo en favor del cuadro aurinegro, que gozó de su máxima renta al finalizar el segundo cuarto,56-35. Así se fueron los donostiarras al vestuario.

Remontada total

Tras dos tiros libres de Josh Akognon el equipo local gozó de su máxima renta, 60-38. Sí, 22 puntos de desventaja para el GBC. Ese fue el punto de más distancia. A partir de ahí el GBC remontó punto a punto. Defensa a defensa. Bote a bote. Fue una épica por parte de los soldados de Fisac.

El primer gran golpe que se llevó el equipo entrenado por Katsikaris fue un 2-10 de parcial que obligó al griego a solicitar tiempo muerto, 62-48 (min. 24). Era solo un primer amago, pero por lo menos el Delteco demostraba que no se iba a ir del Santiago Martín sin luchar.

Cogió algo de aire el cuadro lagunero con un par de buenas acciones de Tibey y Abromaitis. Un triple de este último puso un 71-52 que parecía ser el antídoto ante la remontada guipuzcoana. Tampoco. Porque Fede Van Lacke, Fakuade, Agbelese y un triple cuando terminaba el cuarto, dejaron el marcador en un 73-63 que empezó a inquietar a unos y dar alas a otros.

Como empujado por las olas que bañan las islas afortunadas, Kenny Chery sintió la brisa del mar y se levantó para tirar un triple. Había fallado todos. Éste no. A siete. Una buena defensa hizo que el canadiente anotara solo justo después. Sí, El GBC estaba a cinco puntos y restaban más de ocho minutos por jugar.

Abromaitis y Vasileiaidis con tres tiros libres devolvieron el colchón de diez puntos al Iberostar, pero el GBC ya estaba remangado. Fisac ya notó que sus hombres querían, que se podía. Y se tiraron a por el partido. Sin importar que hay otro en tres días o que les faltaba Norel.

En apenas dos minutos el Delteco le metió el miedo en el cuerpo al Iberostar. Agbelese primero, una deliciosa puerta atrás de Van Lacke después y dos triples de Jordan Swing, pusieron al GBC a dos puntos, 82-80 (min. 36). La corneta del cuadro donostiarra tocaba a rebato. y en los ojos de los jugadores canarios se intuía el miedo. El pavor a perder lo que se tuvo ganado por 22 puntos.

Chery puso por delante al GBC con un triplazo que fue contestado por otro de Vasileiaidis. Agbelese empató y después puso un gorrazo a Beirán. Faltando 40 segundos Clark clavó un triple, que daba ventaja de tres a los donostiarras, 85-88. Lo más difícil estaba hecho. Pero quedaba rematar. Ninag falló dos tiros libres para el Iberostar, y aunque no estuvo todo lo certero que se requiere, punto a punto, el Delteco cerró una victoria que debe saber a gloria bendita.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos