Gipuzkoa Basket

Naufragio por el vendaval Gary Neal

El GBC no pudo con el Zaragoza./J.M. LÓPEZ
El GBC no pudo con el Zaragoza. / J.M. LÓPEZ

Un parcial 4-16 en contra de los donostiarras al inicio del tercer cuarto fue definitivo aunque el Delteco se puso a dos en el último minuto

RAÚL MELEROSan Sebastián

Un partido interminable. Casi como la historia escrita por Michael Ende. Un partido de duración NBA con un jugador NBA, Gary Neal. Qué exhibición la del de Baltimore. Y un equipo, el Delteco GBC, con moral de hierro. Con fe pétrea. Si no llega a ser por ese factor, el Tecnyconta habría tenido este domingo un final de partido plácido. No fue así. Dos horas y veinte de choque. Varias averías en el marcador, la última faltando 29 segundos, todos los tiempos muertos agotados y un par de revisiones provocaron que el público abandonara Illunbe ya con la noche cerrada.

Fue también el partido de las ausencias, porque Dragovic y Bellas no jugaron por el bando maño y el Delteco no pudo contar con su entrenador. Sí, las migrañas que sufre Porfirio Fisac dejaron al de Fuenterrebollo en casa y fue Sergio García, con Bully Oyón, el encargado de dirigir el choque desde el banquillo donostiarra.

94 Delteco GBC

Chery (18), Van Lacke (18), Fakuade (6), Swing (7), Norel (22)- cinco inicial- Agbelese (5), Dani Pérez (2), Salvó (4), Pardina, Clark (9), Oroz (3)

99 Tecnyconta Zaragoza

McCalebb (13), Michalak (7), Neal (31), Suárez (9), Varnado (13)- cinco inicial- Triguero (3), Barreiro, De Jong (15), Blums (8), Mazalin y Fernández.

Parciales
Delteco Gipuzkoa Basket (28+25+10+31). Tecnyconta Zaragoza (25+30+20+24)
Árbitros
Herrezuelo, Rial, Olivares. Descalificado De Jong por faltas personales.
Incidencias
2.619 espectadores en el Donostia San Sebastián Arena 2016.

No era un día para relajarse y el GBC no se lo tomó a la ligera. No es que el partido tuviera un ritmo alto. Es que los dos equipos se tiraron a galope tendido por el parqué del Donosti Arena. La primera parte fue una oda al acierto con un 53-55 en el luminoso después de un intercambio de golpes majestuoso. Van Lacke, Chery y Norel por el Delteco y Gary Neal, qué jugadorazo, bien secundado por De Jong en el equipo zaragozano.

El 0-5 con el que se abrió el choque fue un espejismo porque dos triples de Kenny Chery y Van Lacke le dieron la vuelta al luminoso. Un equipo era un espejo de otro. Suárez mete un triple desde la esquina. Norel le iguala desde el otro lado. Neal destapa el tarro de las esencias. Canasta de Chery. Así fue hasta que el cuadro local metió una marcha más. Del 16-17 se pasó a un 27-19 (min. 9) tras dos tiros libres de Agbelese. Parecía que el avión del Delteco despegaba pero hubo que frustrar. Al Tecnyconta le va la marcha y cuatro puntos de Mc Calebb más un palmeo ilegal tras tiro libre dejó las espadas en lo alto al término del primer cuarto, 28-25.

Segundo amago

Nadie enterró el hacha de guerra. De Jong tuvo que jugar al ‘cuatro’ y con sus 2,11 le creó muchos problemas a Fakuade. El choque seguía siendo eléctrico. Blums metió también dos triples que fueron contestados por Oroz y Salvó. La cosa seguía igualada y con unos porcentajes de escándalo. El segundo arreón de los donostiarras estuvo comandado por Fede Van Lacke. Metió seis tiros libres consecutivos y ocho puntos seguidos. Nuevo intento de despegue. Parcial 15-3, solicitud de Norel a la torre de control para partir. Los cinturones estaban abrochados. El avión del Delteco se puso con el morro mirando al cielo, 53-44 (min. 18). Y nuevamente se tuvo que frustrar el despegue. Esta vez porque, quien sino, Gary Neal, hizo nueve puntos, con dos triples y un dos más uno. No para empatar, sino que puso a su equipo por delante antes de ir al vestuario, 53-55 (min.20).

En algún momento, donostiarras o maños se iban a topar con el aro. La respuesta del rival podría ser definitiva. Y eso pasó, para escarnio del Delteco. No tuvo la clarividencia o el acierto necesario y su rival siguió a lo suyo. Viendo el aro como una piscina. Una canasta de Varnado dio la máxima al Tecnyconta, 63-70 (min.22). Norel anotó para frenar el ímpetu aragonés. Baldío.

Cinco minutos después, tras canasta de De Jong, el equipo entrenado por Pep Cargol acuñó su máxima, 57-71 (min. 26). Esta vez, el juego interior con la ayuda de un triple de Suárez se puso el disfraz de dominador y en un abrir y cerrar de ojos el GBC pasó de dominador a dominado.

En busca del triple...

Quedaban trece minutos para terminar y había que apretar los dientes. Primero sujetar a Neal que estaba en modo ‘on fire’ -acabó con 45 de valoración y repitiendo como MVP de la jornada- y después tener más acierto. Sergio García intentó dar con el mejor quinteto o con el más equilibrado. Apreció Chery que no anotaba desde el primer acto, pero no hubo ningún compañero que le secundara.

Las claves

Gary Neal
MVP de la jornada con 45 créditos. Además, por segunda semana consecutiva. Absoluto dominador del choque. Solo tres fallos en el lanzamiento. Y metió sus once tiros libres
Un triple por favor
Es lo que faltó para la remontada. Clark anotó uno para el 92-94. El anterior lo metió Chery para el61-71 más de diez minutos antes. Alguna canasta más desde 6,75 habría sido necesaria
Tercer cuarto
Tras la exhibición ofensiva de la primera parte, al GBC le cayó un 4-16 de parcial del que estuvo a punto de volver, pero no se pudo recuperar.

Pasaron los minutos y la ventaja oscilaba entre los diez y los trece puntos. Solo un par de arrebatos donostiarras liderados por Van Lacke y Norel, pero poco más. Nuevamente Varnado con un rebote en ataque que la hundió hasta abajo puso un tranquilizador 71-84 (min. 34) para los maños.

Pero la bestia despertó. Y se lo hizo pasar mal a los aragoneses. Costó una barbaridad anotar, pero con tesón el Delteco se metió en partido poco a poco. Swing, Chery y Van Lacke bajaron la renta de los diez puntos. El público, en uno de los innumerables parones, comenzó a entonar el ‘sí se puede’ y el equipo recogió el guante. Gary Neal mantuvo a flote a los suyos con dos tiros libres y un canastón, sin embargo los guipuzcoanos no cejaron en su empeño de apretar el partido. Un palmeo de Norel dejó al Delteco a cinco, 87-92 faltando poco más de un minuto.

Llegó una dudosa jugada porque Varnado barrió un triple. Se reclamó para el GBC, pero los árbitros estuvieron bien al no darlo. Continuó el acoso y el Delteco necesitaba un triple. De tres en tres se necesitan menos posesiones. No metía uno desde mitad del tercer periodo y llegó el de Clark para poner el partido en el alambre: 92-94 a falta de 29 segundos. El balón era aragonés y el GBC decidió hacer falta. De Jong fue el invitado a la línea y el holandés no falló. Después, Chery falló una bandeja y el encuentro murió tras un titánico esfuerzo donostiarra y una actuación para enmarcar de un jugón llamado Gary Neal.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos