Emocionante victoria del Delteco GBC en Bilbao

Emocionante victoria del Delteco GBC en Bilbao
BORJA AGUDO

El Delteco GBC gana por segunda vez en su historia en Bilbao después de sufrir hasta la extenuación para dominar por 71-74

RAÚL MELERO | BORJA OLAZABAL

Pocos guionistas hubieran escrito un derbi como este. Ha tenido un final feliz para el Delteco GBC y sus seguidores que se lo han pasado en grande a pesar de sufrir de lo lindo. El cuadro donostiarra ha dominado el partido de cabo a rabo hasta el minuto 23. A placer. Y ahí ha marcado una máxima de quince puntos. Sin embargo los hombres de negro han resurgido. De la mano de Mumbrú y Redivo que se han calzado los trajes de Tommy Lee Jones y Will Smith.

Y cuando el partido parecía caer del lado local, en este derbi tan hollywoodiano, ha aparecido Jordan Swing. Armado con su revólver, calado con su sombrero de ala ancha para clavar tres triples en los últimos tres minutos de partido que han sido decisivos en el resultado final. Segunda vez que el GBC gana en Bilbao en sus diez comparecencias. Y ahora sí, da gusto ver la clasificación. Con cuatro triunfos sobre el descenso, la novena victoria bajo el brazo y la sensación de que este grupo puede seguir dando muchas alegrías.

No se puede empezar mejor un partido de lo que lo ha hecho el Delteco. Un 0-10 de parcial en apenas tres minutos y medio ha marcado el choque hasta el tercer cuarto. El cuadro donostiarra se ha apoyado en Clark quien ha hecho siete puntos en el primer estirón. Una gran acción en transición de Kenny Chery ha provocado primero el murmullo del público de Miribilla y la reacción de Veljko Mrsic quien se ha visto obligado a pedir tiempo muerto. Los hombres de Negro han tirado de casta para remontar y situarse a cinco después de un parcial 7-2.

Hasta que Norel ha pisado el parqué del feudo bilbaíno. Se ha ajustado las botas, se ha metido la camiseta por dentro y ha empezado a hacer de las suyas en la zona. La segunda falta de Gladness le ha hecho emparejarse con Thomas al que superaba en altura y físico. El Delteco ha vuelto a despegar liderado por el holandés. No han hecho falta fuegos de artificio. El abecé del baloncesto ha sido suficiente. Los de Fisac han cogido once de ventaja tras canasta de Fakuade, 7-18 (min. 8). Desde ahí hasta el descanso el partido ha sido hasta plácido. Han dominado el rebote de forma clara, hasta insultante en ocasiones, y no han perdido ningún balón en el primer cuarto.

Las distancias se han movido entre los ocho y once puntos. La rotación del GBC ha funcionado a las mil maravillas y en frente Mrsic ha parecido no dar nunca con la tecla adecuada. De hecho Mumbrú se ha ido al descanso con un solo punto anotado. Por contra el GBC lo ha seguido haciendo fácil, castigando con Norel cerca del aro y aprovechando la velocidad de Chery para desarbolar al rival. El segundo triple de Clark -y del Delteco- en la primer mitad ha puesto un claro 27-40 (min. 19) que ha podido ser la ruptura definitiva. La brecha no se ha producido. Si no todo lo contrario.

Mumbrú se fue a la guerra

Y más porque a la salida de los vestuarios el Delteco ha apretado un poco más el acelerador. El cuadro de Fisac ha conseguido su máxima ventaja, quince puntos, tras dos canastas de Fakuade y Henk Norel.

Sin embargo el primer triple de Álex Mumbrú ha cambiado el guión de la película. De ‘Sonrisas y lágrimas’, las primeras para el GBC las segundas para el Bilbao Basket, se ha pasado al ‘Soldado Universal’. El veterano jugador catalán ha entrado en trance. Solo él podía echarse al equipo a la espalda y le ha salido de maravilla. Mumbrú ha conectado tres triples consecutivos. Quizá ha faltado algo de malicia en la defensa del GBC o dejar sin hacer alguna ayuda para que el capitán de los bilbaínos no tuviera ni opción de levantarse.

Los dos primeros triples han tenido respuesta del GBC, sobre todo uno con canastón de Chery, 35-48 (min. 23). Pero a partir de ahí Mumbrú ha encontrado la colaboración de Lucio Redivo para seguir masacrando el aro donostiarra. Miribilla ha entrado en ebullición con un parcial 10-0 que ha dejado en nada la ventaja donostiarra, 45-48 (min. 26). El barcelonés y el argentino, ayudados por los largos brazos de Gladness que tocaban un montón de balones. Solo el orgullo guipuzcoano, personificado en acciones sueltas de Norel, Chery y el tercer triple de Clark, han mantenido la ventaja en el luminoso, aunque se llegó a los últimos diez minutos con empate a 55.

Un vaquero a escena

Los seguidores bilbaínos se frotaban las manos. El partido sonaba a remontada épica. Más cuando Jonathan Tabu ha anotado la primera canasta del cuarto de la verdad para poner por primera vez al Bilbao Basket por delante, 57-55. Quizá ese subidón ha provocado el relajo en los locales o el ardor de los donostiarras que se han rehecho con Van Lacke, Norel y nuevamente Clark. Pero los mismos protagonistas del tercer cuarto, Mumbrú y Redivo, han anotado dos bombas desde más allá del 6,75. Especialmente épica fue la del capitán quien ha tirado desde casi diez metros cuando acababa la posesión para poner a los suyos 65-61 (min. 34).

En un día de Oscars, tan importante es la estatuilla de actor principal como la de secundario. Jordan Swing ha merecido llevarse este segundo galardón. El zurdo de Alabama solo ha anotado dos tiros libres hasta que ha llegado su primer triple, 65-66 (min.36). El GBC ha vuelto a ponerse por delante. Fisac ha propuesto una zona que ha confundido el ataque de los hombres de negro a pesar de que Todorovic ha hecho un triple. A partir de ahí Swing ha emergido como William Munny en Big Whiskey. Ha hecho dos triples seguidos que han enmudecido a Miribilla y han provocado poner el puño en alto al Delteco. Ventaja de cuatro con un minuto por jugarse. Tabú ha metido de tres para ponerse a uno. Chery ha fallado un triple y el Bilbao Basket ha perdido un balón fundamental. Con uno arriba han hecho falta a Chery que no ha perdonado los dos tiros libres. Mumbrú ha tenido el último tiro para empatar pero ya había agotado antes sus aciertos.

71 RETAbet Bilbao Basket

(14+15+26+16): Tabu (11), Redivo (18), Mumbrú (15), Hervelle (4) y Gladness (5) -cinco inicial-; Salgado (3), Todorovic (9), Bentil (2), Thomas (4), Pere Tomàs y Rebic.

74 Delteco GBC

(22+18+15+19): Chery (15), Swing (11), Salvó, Clark (15) y Agbelese (3) -cinco inicial-; Dani Pérez, Van Lacke (4), Fakuade (6), Norel (18), Oroz (2) y Pardina.

Parciales
4-22, 29-40 (descanso); 55-55 y 71-74 (final).
ÁRBITROS
Miguel Ángel Pérez Pérez, Francisco Araña y Carlos Sánchez Monsterrat. Eliminado por faltas Thomas (m.33).
INCIDENCIAS
Partido correspondiente a la vigésimo primera jornada de la Liga Endesa disputado en el Bilbao Arena ante 9.386 espectadores, según la estadística oficial del partido. Un centenar de ellos fueron seguidores del GBC

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos