Gipuzkoa Basket

Henk Norel vuelve a ser un gigante

Jugada de ataque del Delteco GBC este sábado en Illumbe. / J.M. López
Jugada de ataque del Delteco GBC este sábado en Illumbe. / J.M. López

El holandés, fundamental en el triunfo del Delteco que supo sufrir tras ir ganando por 17 puntos

RAÚL MELERO SAN SEBASTIÁN

Qué bien sabe mirar al marcador, que quede una décima y que tu equipo gane por tres puntos. Además con dos tiros libres a favor. El público de Illunbe empezó a celebrar la cuarta victoria de la temporada, conseguida con mucho esfuerzo después de ir venciendo por 17 y sabiendo sufrir al final. El equipo veterano pareció el donostiarra que basado en Norel y con un gran Kenny Chery sacó adelante un partido que quizá a otro equipo se le hubiera escapado. Hubiera sido cruel porque durante los primeros quince minutos de partido dio un recital de baloncesto.

La premisa de Fisac fue clara al inicio del choque. Cansar al mejor jugador rival, o por lo menos al más determinante. Las dos primeras acciones del Delteco fueron dos penetraciones de Swing y Dani Pérez para castigar a Popovic. Desde ahí comenzó mandando el cuadro local. Se citaron desde el 6,75 Swing con dos aciertos con los exteriores del Fuenlabrada. Dos triples para el francotirador de Zadar y otro para Eyenga que pusieron un apretado 12-11 (min. 6) en el luminoso.

A partir de ahí el GBC defendió mejor y jugó el pick and roll a las mil maravillas aprovechándose de ello Norel para poner una máxima de seis, 17-11 (min. 9). El cuadro de Fisac vio el partido cuesta abajo y se tiró a por él. Otra penetración, en este caso de Van Lacke fue el preludio del final del primer cuarto pero al inicio del siguiente los hombres de Fisac dieron dos golpes en la mesa. El primero desde la muñeca de Jordan Swing. A la yugoslava. En contraataque. Sin querer ir hacia dentro. Levantarse y adentro. El siguiente fue de Chery, en un ataque que se complicó y anotó otro triple cuando se acababa la posesión. El Delteco puso la directa y ya eran catorce puntos de diferencia a su favor. Sekulic cortó el festival donostiarra con dos tiros libres. En apenas cinco minutos el equipo de Fisac endosó un 15-2 de parcial que dejó tocado al Fuenlabrada. Una canasta en contraataque de Chery y un triple de Clark pusieron la máxima, 32-15 (min. 13). El baño estaba siendo espectacular y había que estar preparado para cuando los fuenlabreños despertaran.

Saber sufrir

Y lo hicieron a partir de un cambio táctico. Néstor García jugó sin postes, colocó a Eyenga y Smits dentro para intentar abrir el campo en ataque. Lo consiguió entre otras cosas porque el Delteco no aprovechó su superioridad física en ataque. Clark no pudo hacerse fuerte y el único que sostuvo la ventaja fue Agbelese. El poste del GBC se coronó como un terminador haciendo mates y tapones en una y otra canasta.

Más

La distancia bajó hasta los nueve puntos cuando el balón se puso en juego en el tercer cuarto y se mantuvo así hasta mediado el tercer periodo. Después llegó la pájara del Delteco. Sucedió además de la forma menos esperada porque el Fuenlabrada prescindió de sus dos mejores hombres, Popovic y Eyenga, este con cuatro faltas. El GBC no aprovechó los tiros libres de que dispuso y en la otra canasta Paco Cruz y Rolands Smits encontraron vía libre hacia la canasta con la ayuda de Sekulic, que fue un martirio en el rebote de ataque. El resultado, un 50-50 (min. 28) que dejaba en nada la renta de 17 que tuvo el Delteco.

El ardor donostiarra le hizo estirarse un poco con un par de buenas acciones de Salvó y ya en el cuarto de la verdad un triple de Van Lacke -el Delteco no anotaba uno desde el inicio del segundo cuarto- dio algo de aire al equipo local, 63-57.

Un espejismo porque el Fuenlabrada es de los que se agarran a los partidos con pegamento. Es como llevar a un belga de compañero de escapada. No hay que fiarse ni un pelo. Marko Popovic sacó su muñeca a pasear y enmudeció Illunbe con dos triples. Llegó el momento de repartir golpes. Una canasta de Paco Cruz que empató el partido fue contestada por un triple de Chery. Sin embargo el ‘Fuenla’ volvió con un dos más uno de Cruz y dos puntos más de Smits que pusieron por primera vez a los visitantes por delante en el marcador, 68-70 (min.36). Chery convirtió una canasta con adicional importantísima que le devolvió la delantera al GBC y ya no la perdió.

Un par de canastas de Swing y O’Leary dejaron la cosa prácticamente igual cuando el cronómetro entraba en el último minuto de partido. Norel anotó un tiro libre, la defensa del Delteco no permitió canasta y se dispuso a atacar para cerrar el choque. Y vaya si lo hizo. Un jugadón con una circulación de balón excelente que terminó con el gran holandés colgándose del aro. Faltaban 50 segundos. Sacó el ‘Fuenla’ y Cruz se la botó en el pie. Norel, quien si no, metió otra canasta dejando el partido finiquitado que Swing remató desde el tiro libre.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos