Gipuzkoa Basket

Un camino de ilusión pero lleno de dificultades

Lasa corta la red el día del ascenso a hombros de Pardina.
Lasa corta la red el día del ascenso a hombros de Pardina. / J.M. LÓPEZ

El GBC envió ayer toda la documentación para inscribirse en la ACB y a partir de ahora llegará la confección de la plantilla

RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

A las doce y cuarto del mediodía la ACB envió un comunicado en el que oficializaba que el club donostiarra había presentado toda la documentación para su inscripción en la Liga Endesa. El GBC adjuntó toda la documentación y abonó todas las cantidades para hacer efectivo su ingreso en la Liga Endesa. La ACB revisará en los próximos días si los papeles cumplen todos los requerimientos y, después, la asamblea general deberá ratificar el jueves su admisión.

A partir de ese instante, siempre y cuando se cumplan los requisitos solicitados, el Gipuzkoa Basket retornará a la aristocracia del baloncesto estatal. Espera un camino lleno de ilusión pero con muchas dificultades.

Algo más de dos millones Los responsables del Gipuzkoa Basket han realizado un esfuerzo ímprobo para poder cumplir todas las condiciones que pide la ACB. Han ejecutado el primer pago de 404.021 euros, la cuarta parte del llamado valor de participación para pertenecer a la liga y que tras la última reunión se cifró en poco más de 1,6 millones de euros. Esta cantidad puede ser abonada en cuatro años en cantidades alícuotas. Además, se confirmó que hay un presupuesto superior a los dos millones de euros, mínimo exigible este año no solo a los ascendidos, sino a todos los equipos pertencientes a la ACB

El club centrará sus esfuerzos en concretar un patrocinador, clave en la estabilidad del proyecto

El gran caballo de batalla del club a partir de mañana será concretar un patrocinador que dote al proyecto de un punto más de estabilidad. Desde que el equipo ascendiera el pasado 21 de abril, los responsables de la entidad de Illunbe no han cejado en su empeño de encontrar una firma que fidelice al club. Hasta el momento ha sido imposible. El equipo va a salir en la ACB pero ahora, para no verse sin capacidad de maniobra, se necesita un patrocinador que sustituya a RETA.

Vuelta a Illunbe. A no ser que haya una sorpresa mayúscula y se ablande la norma, el Gipuzkoa Basket va a tener que alejarse del calor del Gasca para volver a Illunbe. El actual coso es el único posible recinto con capacidad para más de cinco mil espectadores y habrá que irse habituando para volver allí. Otra de las tareas que afrontarán los responsables del GBC será hacer confortable el hecho de jugar como local en Illunbe y olvidar las últimas imágenes de la pista donostiarra con muchos asientos vacíos.

La fiel hinchada del GBC. Relacionado con la asistencia a Illunbe, la fidelización del espectador tendrá una doble importancia. En primer lugar, por un tema puramente económico: a mayor número de abonados, más ingresos para el club. Por otro, se perseguirá que las gradas vuelvan a presentar un aspecto como el de hace años. El baloncesto, por número de fichas y por interés mediático, es uno de los deportes en el territorio con más practicantes, por lo que espectadores potenciales hay. Lo que ahora hace falta es que se enganchen a esta nueva andadura en la élite.

Una plantilla reconocible Se están dando los primeros pasos para ir confeccionando una plantilla lo más competitiva posible, que tenga el ADN de Porfirio Fisac y que a su vez conecte con la grada. Es uno de los puntos fuertes del técnico segoviano y cuanto más cerca estén los jugadores de lo que quiera el público, mejor irán las cosas. Convendrá no equivocarse, como sucedió en el pasado con nombres como Ivan Johnson o Travis Wear, por ejemplo, porque en la ACB cada error se paga muy caro.

Fotos

Vídeos