Gipuzkoa Basket

El GBC baila al ritmo de Swing

Kenny Chery se lamenta de su lesión en el banquillo. / TONI

Gran triunfo en la prórroga de los donostiarras (92-86), tras ir 18 abajo, empañado por la lesión de Kenny Chery

RAÚL MELERO

Si los entrenadores pretenden que los choques amistosos se parezcan a uno de competición, el partido de ayer le valió de muchísimo al GBC. Derrotó en el tiempo extra al UCAM Murcia, un equipo que va a tomar parte en la FIBA Champions League, consiguiendo remontar dieciocho puntos de desventaja y dejando unas señales enormemente positivas. El único lunar del partido fue la lesión de Kenny Chery quien cayó en mala postura y se dañó su codo izquierdo. Hoy mismo se le realizarán pruebas para conocer el alcance de su lesión.

Si en el triunfo ante el Tecnyconta se cimentó en los 55 puntos entre Norel y Swing, en el de ayer la anotación estuvo muy repartida, lo que sin duda es una gran noticia con jugadores como Fakuade, Dani Pérez y Salvó dando un paso hacia adelante, pero en el que emergió la figura de Jordan Swing. El de Alabama igualó la anotación del viernes, 23 tantos, y estuvo imperial en la prórroga. De los doce puntos que anotó el Gipuzkoa Basket, diez fueron para el alero zurdo incluidos sus dos triples.

La primera mitad fue de claro color murciano y donde llegó la máxima desventaja para el GBC, 21-39 (min. 16). Los donostiarras pecaron de excesiva individualidad y la defensa del triple fue floja. Los de Ibón Navarro con Lukovic y Rojas como tiradores más acertados -con Benite y Oleson en la recámara- vivían de su acierto desde el 6,75. Seis triples en el segundo cuarto marcaron el choque y las distancias en el marcador. Los guipuzcoanos apretaron los dientes porque en ese momento, si te dejas ir, te puedes ver treinta abajo. Siete puntos de Swing, claro, más colaboraciones de Norel, Agbelese y Chery apretaron un tanto el marcador al descanso (36-47).

El GBC acelera

La lesión de Chery se produjo en el minuto 23. Sergio García tuvo que colocar a Dani Pérez al base y el guión cambió radicalmente. El catalán encontró punto y pases. Además, Oroz subió líneas en defensa y la decoración era otra. Un parcial 0-11 con cuatro puntos de Fakuade y siete de Pérez dejó el choque emocionantísimo, 53-55, min. 27. En el cuarto de la verdad, mucha igualdad al comienzo y después el UCAM Murcia apretó el acelerador desnivelando el choque, 71-78 (min.36).

Otra vez se levantó la escuadra donostiarra con Miquel Salvó de guía en ataque. El no estar en bonus benefició a los guipuzcoanos, que llegaron a la prórroga donde la muñeca de Jordan Swing hizo el resto. El de Alabama ha sido la sensación del torneo con 23 puntos en cada choque. Enorme partido y gran victoria del GBC que le vale para llevarse el Torneo de Granada y sobre todo un empujón moral para lo que resta de pretemporada.

Fotos

Vídeos