Gipuzkoa Basket

Aseada victoria del Gipuzkoa Basket en Oviedo

Daniel Clark trata de lanzar a canasta ante Oli Arteaga, exGBC. / TOÑO ALVAREZ

La cruz la puso Van Lacke, que sufrió una lesión nada más comenzar el partido en el que iba a ser su regreso tras semanas de molestias

DV Y AGENCIAS OVIEDO.

El Gipuzkoa Basket superó ayer por 59-68 al Unión Financiera Baloncesto Oviedo (LEB Oro) en el partido de presentación del equipo asturiano, un choque que empezó mal para los anfitriones ante un rival acertado en el tiro y que acabó con un gran último cuarto de los locales, que destacaron por su fortaleza defensiva ante un recién ascendido a la Liga Endesa que llegó a ponerse 21 puntos por encima en el marcador.

El amistoso, último de la pretemporada y partido de presentación para los locales, supuso la vuelta al Pabellón de Pumarín de tres viejos conocidos, los exjugadores del Unión Financiera Dani Pérez y Miquel Salvo, que se unían a las filas del equipo vasco este mismo verano, y el alero Jordan Swing, que militó en el conjunto asturiano hace dos temporadas.

La cruz del partido fue para Fede Van Lacke, que sufrió una lesión nada más comenzar el partido en el que iba a ser su regreso a la cancha tras varias semanas de molestias. El santafesino recibió un rodillazo en el cuádriceps en el primer minuto de juego. Habrá que esperar la evolución del jugador y los resultados de las pruebas que se le practiquen para ver si llega al debut en la ACB el domingo. Esta baja podría sumarse a la Chery, que apura los tiempos para llegar al partido contra el Gran Canaria

59 Oviedo

Barro (7), Santana (2), Pérez (7), Karahodzic (3), Belemene (4) - cinco inicial - Cárdenas (7), Fernández (0), Rinkunas (0), Maynard (7), Arteaga (12), Geks (10), Rodríguez (0).

68 GBC

Van Lacke (2), Perez (7), Salvó (12), Fakuade (6), Norel (8) - cinco inicial - Agbelese (4), Oroz (3), Pardina (2), Beraza (0), Azpeitia (0), Swing (12), Clark (12).

Parciales:
12-22, 29-44 (descanso) 47-62, 59-68 (final)
Árbitro:
Vicente Bultó, Martínez Hernández y Esperanza Mendoza.
Incidencias:
Polideportivo Pumarín (Oviedo), ante 850 espectadores.

En cuanto al partido, el Unión Financiera empezó titubeante y apenas consiguió anotar en los primeros instantes de encuentro, algo en lo que sí tuvo acierto un Gipuzkoa Basket que se puso seis puntos por encima a los cinco minutos pese a la lesión de Fede Van Lacke, que tuvo que retirarse de la pista. Fede Van Lacke, que sufría una lesión nada más comenzar el partido en el que iba a ser su regreso a la cancha tras varias semanas de molestias.

Las buenas defensas de los locales impidieron que el GBC se fuera demasiado en el marcador, en el que llegó a tener una diferencia de quince puntos en los primeros minutos, y ambos equipos cerraron el primer cuarto reduciendo la distancia a diez.

En el segundo cuarto el Oviedo siguió mejorando su promedio anotador llegando a completar un parcial de 7-0, pero de nada les sirvió a los ovetenses, que vieron al GBC despegar en el marcador hasta recuperar los 15 puntos de diferencia gracias al acierto de Swing y la defensa de Henk Norel, que firmó 6 de los 18 rebotes defensivos de su equipo.

Tras el descanso del encuentro, fueron Daniel Clark y Miquel Salvó quienes lideraron al GBC, que consiguió ponerse 21 puntos por encima de los locales -su máxima ventaja hasta ese momento en el marcador- a 2.42 minutos del final del tercer cuarto.

Pese al dominio visitante, el Unión Financiera consiguió empatar el parcial del cuarto (18-18) mejorando su tiro exterior. Fue un espejismo, porque el GBC mantuvo el control del partido en todo momento y terminó imponiéndose por nueve puntos.

Fotos

Vídeos