Gipuzkoa Basket

Los arbitrajes dan la espalda al GBC

Porfirio Fisac abandona la pista tras ser expulsado el domingo./LOBO ALTUNA
Porfirio Fisac abandona la pista tras ser expulsado el domingo. / LOBO ALTUNA

El equipo ha sufrido siete sanciones disciplinarias en los tres últimos choques

RAÚL MELEROSAN SEBASTIÁN.

El Gipuzkoa Basket ha cerrado el primer mes de competición con tres derrotas consecutivas -Murcia, Baskonia y Bilbao han sido sus verdugos - lo que ha enfriado el sensacional arranque liguero del cuadro de Fisac, que navega en la tabla con un balance de dos triunfos y cuatro derrotas, aventajando en dos partidos a los dos últimos clasificados, el Burgos y el Betis, que no han ganado todavía.

Esta mala racha ha coincidido con arbitrajes que si bien no han sido decisivos, sí que han perjudicado al Gipuzkoa Basket en sus opciones de triunfo. Las tres derrotas, además, han sido por diferencia muy exigua: dos puntos ante murcianos y gasteiztarras y cuatro frente a los bilbaínos. Es decir, una decisión a favor o en contra ha podido decantar el partido hacia uno u otro lado.

Desde el club donostiarra Porfirio Fisac no ha querido valorar los arbitrajes en estas tres últimas semanas y siempre ha defendido «la honestidad» de los colegiados y ha subrayado en sus distintas comparecencias que «ellos se equivocan como yo lo puedo hacer».

Porfirio Fisac no ha querido alzar la voz y cree «en la honestidad» de los arbitrajes al GBC

Lo cierto es que en los encuentros ante el Murcia y el de Vitoria, el GBC los dominaba por doce y diecisiete puntos, respectivamente, y esa diferencia se fue al limbo. Lo que ocurrió en el derbi de Illunbe fue radicalmente opuesto ya que los guipuzcoanos se vieron hasta diecinueve puntos abajo y tuvieron que remar contra corriente.

Técnicas y antideportivas

En el choque ante el Murcia, el GBC se vio perjudicado por las decisiones que tuvieron que ver con Sadiel Rojas. El dominicano, sacó una antideportiva a Salvó y una técnica a Norel muy protestadas ambas por jugadores y público. Además, al final del choque los colegiados decretaron otra antideportiva a Fede Van Lacke cuando el UCAM iba a sacar de fondo. Cuantitativamente estas tres sanciones supusieron cinco tiros libres y tres posesiones extra. En un choque que se decidió por dos puntos, el beneficio que sacó el equipo de Ibon Navarro fue capital en el devenir del choque.

Ante el Murcia, al club le señalaron tres faltas antideportivas y una técnica

Más difícil de contabilizar y valorar es cómo afectó la labor arbitral por parte de Martín Bertrán, Oyón y Mendoza en el derbi ante el Baskonia. Fue a partir del tercer cuarto cuando los árbitros permitieron al cuadro gasteiztarra defender con mucha más dureza, empleando las manos, lo que dificultó el ataque donostiarra cuando se encontraba cómodamente arriba en el marcador. Donde sí erraron fue en varias acciones como dar un adicional a Shengelia inexistente y cobrar una falta en ataque a Salvó cuando Chery se disponía a anotar sin oposición. Amén de una antideportiva del Baskonia al joven Beraza que habría supuesto dos tiros libres y posesión cuando el choque estaba dos puntos abajo para el GBC.

Y quizá el partido que más ha enfadado al público donostiarra ha sido el del domingo pasado frente al Bilbao Basket. Tres técnicas, dos de ellas a Porfirio Fisac, que conllevaron su expulsión justo al inicio del último cuarto. La otra fue para Fisher después de cometer falta, con lo que pasó de robar un balón e irse solo a canasta a otorgar al Bilbao tres tiros libres, dos por la falta y uno por la técnica, más posesión. En caso de la sanción a Fisac sus dos faltas disciplinarias supusieron para los bilbaínos cuatros lanzamientos libres y dos posesiones extras.

Más

Fotos

Vídeos