Gipuzkoa Basket

Antonio Alonso: «No me hizo gracia salir del GBC»

Antonio Alonso, el día de su presentación con el Betis./JUAN FLORES
Antonio Alonso, el día de su presentación con el Betis. / JUAN FLORES

El donostiarra no guarda rencor al GBC por su salida hace dos veranos y dice que los de Fisac «son como un martillo pilón»

RAÚL MELERO

Antonio Alonso (Donostia, 1978) siente que se avecina un partido muy especial para él. Hace cuatro meses aceptó la oferta del Betis para ser su director deportivo tras un verano muy convulso y una situación terriblemente difícil, un balance de cero triunfos y cinco derrotas. «Los nubarrones se han apartado un poco», reconoce tras las últimas victorias. Vivirá de forma algo extraña enfrentarse a un equipo «donde he pasado once años» y alaba la primera vuelta que ha realizado el Delteco GBC.

- Si le parece, vamos por el principio. En agosto de 2016 el GBC le dice que no cuenta con usted.

- Gracia no me hizo, pero es deporte profesional. Creo que fue una decisión de cambio de rumbo y se decantaron por otra manera de trabajar. Ahora, todo hay que decirlo, han acertado porque el año pasado lograron el ascenso y la trayectoria de este año creo que es muy buena.

«El fichaje de Quintana fue una decisión mía; el mejor perfil de técnico que necesitábamos»

«El juego de Agbelese me parece excelente, sería top de la Liga por minutos jugados»

«Gracia no me hizo salir del GBC, pero esto es deporte profesional y hay que aceptarlo»

- ¿Qué ha hecho desde entonces?

- He estado colaborando para franquicias de la NBA y he viajado a torneos. Prácticamente he hecho los mismos viajes que cuando estaba en el GBC. He estado en Treviso, en la Copa, en la Minicopa, en el torneo júnior de Euroliga. He seguido formándome viendo entrenamientos y charlando con diferentes jugadores.

- La explicación de su baja, según el club, es que la estructura estaba sobredimensionada.

- La realidad es que no se podía mantener la misma estructura en la ACB que en la LEB. Sí es cierto que se podía haber mantenido con gran parte de los profesionales que estábamos en la ACB, como Lolo (Encinas), Txakar (Jon Txakartegi) o yo mismo. Pero creo que fue más un cambio de filosofía o de forma de trabajar. Claro que fastidia, no lo voy a negar, pero esto es deporte profesional como te decía antes.

- ¿Qué balance hace de sus nueve años como secretario técnico del club?

- Evidentemente, positivo a nivel personal porque he aprendido muchísimo. En el terreno deportivo con altibajos, con momentos muy buenos y otros no tan buenos. El compañero de viaje los últimos años ha sido una coyuntura económica muy complicada pero no me quedo con eso, sino el compendio de todas las temporadas.

- Fue dura la última época, con tres descensos en cuatro años.

- Sí, porque la capacidad de maniobra era complicada, porque llegaron momentos muy complicados de impagos que, creo, repercutieron en el rendimiento de jugadores. Económicamente el club no consiguió los recursos que se le habían prometido. Después creo que se hace una tabla rasa y el club decide descender porque la situación no podía seguir así.

- Vamos a la actualidad. ¿Como toca el Betis la puerta de Antonio Alonso?

- Recibo una llamada. Ellos tienen un verano convulso con un descenso que no se ejecuta, una confección de plantilla en principio para la LEB y después, tras su readmisión en agosto, se hace el equipo a pie cambiado por parte del entrenador y sin una dirección deportiva. Coincidiendo con el partido de Illunbe, me llaman para una toma de contacto. Ellos ya sabían de mí, y yo estaba entre los candidatos. El 'feeling' es bueno y a las dos semanas acepto la oferta que me ofrecen.

- Sabiendo que iba a un sitio que no había ganado...

- Sí. Llego 0-5. Más que el número, el problema eran las sensaciones. Porque el equipo no se sujetaba, no tenía fuerza, no tenía carácter y en los partidos no hay ni opción.

- Cesan a Alejandro Martínez.

- Teníamos una buena relación de años previos pero tengo que tomar la decisión del cese a las dos semanas con 0-7 porque el equipo necesitaba un cambio de rumbo. El equipo no era capaz de cambiar la dinámica.

- ¿Por qué Óscar Quintana?

- La decisión es mía y me decido por él porque es el perfil de entrenador que más se asemeja a lo que nosotros podíamos demandar. Alguien con carácter, que trabaja con la psicología de una manera directa y rápida con los jugadores, que conocía la Liga, que supiera la idiosincrasia interna de la competición y que tuviera una disponibilidad inmediata para coger el grupo.

- Luego ganan cuatro partidos consecutivos además en dos campos dificilísimos.

- Sí, los nubarrones no se van del todo pero sí se apartaron. Empezó a clarear un poco más. Se gana fuera a Gran Canaria y Murcia y se rescinde el contrato de Boungo-Colo y se contrata a Zagorac y Dontaye Draper.

- Kelly, Draper, Anosike o Schlib. Ustedes tienen buenos mimbres...

- A mí me parecen muy importantes las dinámicas. Yo creo que si la Liga empezara hoy no estaríamos tan abajo. Pero la Liga empezó el 30 de septiembre y es muy complicado darle la vuelta cuando estas en un bucle negativo. Lo que importa es el equipo y que todo el mundo vaya en la misma dirección. Creo que este equipo tiene una calidad alta en ataque y se está trabajando para mejorar la solidaridad en esfuerzos defensivos, y ahí estamos.

- Hay lío por la parte baja.

- Está divertido, sí. La situación es complicada para muchos equipos y todos los partidos son de una tensión máxima.

- Antes repasábamos sus nombres, todos los equipos de abajo tienen buenos jugadores.

- Por eso la ACB es tan dura. Bilbao tiene a Mumbrú, Hervelle, Redivo... Zaragoza a Dragovic, Neal, McCalebb... Ahora el Joventut ha fichado a Laprovittola. El Burgos tiene a Deon Thompson, que ha jugado Euroliga. El GBC y Estudiantes tienen también jugadores top. Está muy bonito pero también muy complicado todo.

- Llega el GBC. ¿Sorprendido?

- Más sorprendido estoy por su juego, porque creo que está siendo excelente. Recuerdo que perdieron contra Baskonia en el último suspiro, muy parecido fue el partido del Murcia, contra Bilbao también... Los números marcan siete triunfos pero creo que el juego que ha realizado merecería dos o tres triunfos más.

- ¿Es especial para usted?

- Sí, se me va a hacer raro. Es especial para mí. Tengo una relación continua y fluida con los gestores del club en el día a día y claro que es especial porque ahí tengo muchos amigos.

- El GBC no es solo Norel, ¿no?

- Claro, tiene buenos jugadores. A Clark no vamos a descubrirle ahora, la experiencia de Van Lacke es fundamental para el GBC, Swing puede castigarte desde todos los lados, Chery mete mucho y Dani Pérez está jugando a gran nivel... Pero el que me está sorprendiendo es Agbelese.

- Cuente.

- Me parece uno de los jugadores del equipo que más está aportando. Hablamos de alguien que en ranking ACB por minutos jugados estaría entre los primeros máximos porcentajes en tiros de dos, en rebotes y en tapones. Además, hay que tener en cuenta que es el relevo de Norel, con lo que en principio está predestinado a jugar pocos minutos. Pero en el tiempo que está sobre la cancha, hace muchas cosas y casi todas bien. Su juego me parece muy bueno.

- ¿Qué pasó con Swing y Chery?

- Son dos situaciones distintas. Cuando Chery firma por el GBC, el Betis estaba en la LEB y el caso de Swing es distinto. Estaba firmado pero tras la readmisión en la ACB se cambia el perfil de plantilla y se necesita liberar una plaza de americano y por eso se le rescinde.

- ¿Ya le ha chivado a Quintana todo el manual de Porfi Fisac?

- (Ríe). Los entrenadores ya se conocen lo suficiente para que yo le pueda decir algo a Óscar Quintana por mucho que yo conozca a Porfi y estuviera con él desde el año 2005. El juego que está haciendo el GBC es muy difícil de contrarrestar, el partido de Santiago es un ejemplo.

- Diga.

- Iban perdiendo por catorce y ahí siguen como un martillo pilón. Un triple, una buena defensa, una de Norel, otra por allá... y se pusieron a dos enseguida. Es un rodillo. Juega a unas situaciones defensivas y ofensivas que por ejemplo el otro día tiene que aparecer Jaycee Carroll para que todo un Real Madrid no tenga problemas.

- ¿Qué importancia le da al partido del domingo?

- Para nosotros, alta. Para el GBC es menor, pero creo que nosotros tenemos que ganar los máximos partidos posibles sobre todo en nuestra casa.

- ¿Un deseo?

- Que nos salvemos y que el GBC tenga una gran temporada. Mis deseos para el GBC después de once años siempre serán los mejores.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos