Gipuzkoa Basket

El Delteco GBC no pudo con el Andorra

Fakuade ante la defensa del Andorra esta tarde en Illumbe./J.M. López
Fakuade ante la defensa del Andorra esta tarde en Illumbe. / J.M. López

El Delteco pierde en un partido espeso, con muchos fallos, que se resolvió en el último minuto

RAÚL MELEROSan Sebastián

El partido de este sábado en Illunbe se jugó en un Atotxa embarrado. Con taco largo. Y por supuesto con lluvia. El 60-64 lo dice todo. Los cincuenta rebotes del Delteco también. El encuentro fue una oda al fallo. Hasta en el tiro libre. En cuanto a porcentajes de tiro lo único que salvó a unos y otros fue el de dos puntos para el cuadro andorrano que se fue hasta el 61%. Porque el de tres fue impropio de un equipo ACB, un 12. Tampoco fue mucho mejor el del Delteco desde más allá del arco, un 22% y por ahí llegaron los problemas.

Al cuadro donostiarra se le fue un partido, un tesoro, entre las manos en el tramo final. Lo había trabajado, lo había palpado, lo sentía como suyo, pero se fue como arena en la palma de la mano. Entró al último minuto con un punto de ventaja pero las muñecas no estuvieron engrasadas.

Si la semana pasada fue destacable la gran toma de decisiones por parte del equipo donostiarra en el tramo final del choque ante el ‘Fuenla’, esta vez el final del partido fue cruel con los de Fisac, quien por cierto no pudo contar con Michael Fakuade en toda la segunda parte por un esguince en su tobillo izquierdo.

Chery sin suerte

Con 60-59 Jaka Blazic falló dos tiros libres y el GBC tuvo bola para matar el partido. Pero no era día de florituras. Falló Swing un tiro cómodo y el Andorra se puso por delante gracias a Karnowski quien cogió un rebote de ataque. El apartado donde el Delteco es el mejor de la liga, el rebote, y el polaco cazó uno para poner por delante a los suyos.

La siguiente posesión era capital. Pero la buena defensa del Morabanc fundió los plomos a los guipuzcoanos. Los segundos caían, no se encontraba ninguna buena línea de pase, nadie salía librado de un bloque y al final Dani Pérez se tiró contra el mundo para intentar darle la vuelta. Agua.

Rebote en defensa para los visitantes y el Delteco se vio obligado a hacer falta a Jaime Fernández. Quedaban quince segundos y el GBC caía por uno. No falló el madrileño y con un nuevo tiempo muerto Fisac trazó una jugada que salió a las mil maravillas. Triple librado de Chery desde la esquina para empatar. Fallo. Norel palmea el rebote hacia fuera, va a hacia Dani Pérez que se la vuelve a dar a Chery. Se levanta el canadiense y el balón se sale. No hubo más oportunidad. Blazic, vaya día en el tiro libre para el esloveno, anotó el segundo de los que tuvo a su disposición y el partido murió. De la manera más cruel para el GBC que se mantuvo delante durante gran parte del choque pero que no pudo sujetar el tesoro de entre las manos.

Desde el inicio el partido ya tenía pinta de que iba a ser espeso. 7-0 para los donostiarras gracias a un rebote en ataque de Fakuade, un mate tras pick and roll de Norel y un triple de Dani Pérez fueron las primeras tres acciones que calentaron al personal que se dio cita en Illunbe. En los primeros ataque el Morabanc fue una máquina de fallar y no logró su primera canasta hasta el minuto cinco de partido, un triple de Jelinek. El checo repitió un par de ataques después para igualar el marcador.

Nuevamente Fakuade desatascó el ataque del GBC que había tropezado en un par de ocasiones con la defensa andorrana. Clark con un triple más dos tiros libres de Chery volvió a dar un colchón para el Delteco, 14-6 (min. 8) quien acabó el primer cuarto con ventaja y le dio la máxima después de una canasta desde más allá del 6,75 de Pardina, 19-9 (min. 11).

Una inoportuna lesión

El partido podía ir por dos derroteros, o romperse para el Delteco o el Andorra se podía meter en el. Y sucedió esto último. Fue de manera paulatina y el cuadro de Peñarroya, se benefició de la falta de control de los de Fisac. El Delteco comenzó a aumentar peligrosamente su número de pérdidas y dos faltas antideportivas, que conllevan dos tiros libres y posesión de balón, señaladas en este cuarto terminaron por igualar el partido. El cuadro del principado se apoyó primer en Jaime Fernández para acercarse en el luminoso, 21-18 (min. 14). Aguantó el cuadro local el empuje forastero, con un triple de Fakuade, pero a poco, a más de dos minutos para acabar el segundo cuarto, un parcial 0-6 con cuatro tiros libres para los andorranos dejó el choque para que se decidiera en la segunda mitad con un apretado 28-26 al descanso.

Todos los jugadores del Delteco volvieron de los vestuarios excepto Fakuade quien compareció en el último periodo con unas muletas y cojeando de su tobillo izquierdo. La falta del estadounidense cortó la rotación Y Fisac tuvo que tirar quizá más de lo debido de Clark.

El choque se igualó sobremanera, en el tercer cuarto hubo hasta cuatro empates en el luminoso y el Morabanc contó con hasta seis tiros para ponerse por delante. El Delteco, y eso que elevó hasta 16 las pérdidas de balón, no quería dejar la delantera del choque bajo ningún concepto. Volvió a coger ocho de ventaja, 47-39 (min. 29) en el mejor momento del partido con triple de Swing y Norel martilleando el aro contrario y sacando faltas.

Pero no hubo rejón de muerte. Los de Peñarroya se agarraron al choque y liderados por Blazic y Jaime Fernández dejaron en nada la ventaja donostiarra, 47-47 (min. 34). Un triple con falta de Chery volvió a encender el ambiente pero el equipo donostiarra sucumbió por la mala toma de decisiones y el mal porcentaje en el lanzamiento. También y a pesar de haber capturado la friolera de cincuenta rebotes, se dejaron por el camino 21 balones que no le condenaron en un choque muy igualado y ante un buen equipo.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos