Diario Vasco

GIPUZKOA BASKET

Si ganan el viernes, ascenso directo

Los jugadores del Retabet GBC celebran por todo lo alto en el vestuario la victoria de ayer en Melilla.
Los jugadores del Retabet GBC celebran por todo lo alto en el vestuario la victoria de ayer en Melilla. / TWITTER
  • Sufrieron de lo lindo y se apoyaron en Úriz y Simeonov para ganar a domicilio un choque que se decidió al final

  • El GBC derrota al Melilla en un intenso choque y tiene en su mano ganar la Liga y subir a la ACB

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

El Gipuzkoa Basket tiene la posibilidad de ganar la Liga, quedar en primera posición, y ganarse así la opción deportiva de competir en la ACB la próxima temporada si el viernes, a partir de las 21.00 horas, es capaz de derrotar al Leyma Coruña en el Gasca. Depende de sí mismo. Un triunfo sería suficiente faltando una jornada para la conclusión del campeonato. Podría ir de vacaciones a Marín, siempre y cuando gane a los coruñeses. La derrota del Breogán el pasado sábado fue el preludio de un gran fin de semana que redondeó el cuadro donostiarra en Melilla.

La tenacidad, el trabajo y, obviamente, la calidad del cuadro guipuzcoano le han hecho firmar una temporada excepcional que debe tener su rúbrica el viernes. Quizá no será lo mismo que aquel 23 de mayo de 2006, pero seguro que el pabellón amaratarra se queda pequeño. No sería de extrañar que hoy, a cinco días para el choque, los teléfonos de las oficinas del Gipuzkoa Basket echen humo porque muchos seguidores no quieren pederse un partido que puede ser histórico.

No hay que vender la piel del oso antes de cazarlo y el Coruña llegará a Donostia con la intención de subir puestos en la tabla y tener la mejor posición de cara al play off. Sin embargo, la hinchada guipuzcoana querrá que sea un convidado de piedra en lo que se presupone puede ser una fiesta del GBC en particular y del baloncesto guipuzcoano en general.

El Stoichkov del GBC

Todo esto va a ser posible porque Fisac y sus chicos hicieron ayer un ejercicio de enorme sufrimiento en la cancha del Melilla. En un choque igualado, supieron apretar los dientes, no descomponerse cuando su rival cogió seis puntos de diferencia y ser precisos en las posesiones fundamentales. Ahí emergió la figura de Aleks Simeonov. El búlgaro completó un partido excelente; veinte puntos y tres triples. Diez de sus puntos en momentos clave. Dos triples seguidos, respondiendo a Pedro Rivero, quien también anotó dos bombas desde el 6,75.

Una penetración del ala pívot puso a uno, 73-74 (min.38) tras triple de Manzano. Después, dos tiros libres de Pardina en una falta muy protestada por el entrenador melillense dio ventaja de uno al GBC faltando un minuto y 25 segundos. Otro intercambio de canastas, con Gatell anotando para los locales y, quién sino, Simeonov, en las filas guipuzcoanas, volvió a dejar al Gipuzkoa Basket con un punto de ventaja faltando 23 segundos.

El Melilla solicitó tiempo muerto para trazar una jugada. Fisac no se lo pensó y decidió defender. Sin ir al juego de las faltas para decidir desde el tiro libre. Marcos Suka-Umu se la jugó y se topó con la defensa donostiarra que en bloque taponó el tiro del exterior melillense. El balón fue a parar a manos de Úriz, al que hicieron falta. El navarro solo anotó un tiro libre y Jorge Sanz a punto estuvo de forzar la prórroga, pero su tiro se topó con el hierro. Un final de partido no apto para cardiaco y que se llevó el GBC.

El equipo donostiarra no pudo contar con Lander Lasa, pero las lesiones asolaron al rival del GBC. Arteaga y los hermanos Almazán no fueron de la partida. La primera parte fue preciosa. Un goteo incesante de golpes de un lado hacia otro y viceversa. Cada uno con sus armas. Múltiples empates y cambios de liderato en el marcador, con Alfredo Ott masacrando al GBC desde el 6,75 y Pedro Rivero dirigiendo con maestría. Úriz salió al rescate de los suyos en un mal día de Carlson en ataque. Pino y, sobre todo, Pardina pusieron el rock and roll al juego donostiarra.

Siguió el toma y daca aunque en el tercer cuarto el Melilla, siguiendo con su gran porcentaje desde el triple, se estiró hasta los seis putos de ventaja. La fe del GBC le hizo, muy poco a poco, ir paliando la ventaja hasta el golpe definitivo que le dio el partido. La guinda al pastel que han cocinado Fisac y sus chicos desde el pasado 2 de octubre podrán ponerla el viernes en el Gasca.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate