Diario Vasco

GIPUZKOA BASKET

«El rival lo pasa mal en el Gasca»

Sergi Pino y Joan Pardina, sonriendo ayer en la grada del Gasca.
Sergi Pino y Joan Pardina, sonriendo ayer en la grada del Gasca. / MICHELENA
  • Pino y Pardina fueron dos de los destacados en el triunfo ante el Oviedo

Sergi Pino y Joan Pardina. La doble 'P'. Zipi y Zape. Catalanes, barceloneses para más señas. Compañeros de equipo, de piso y amigos. No parece que puedan vivir el uno sin el otro. Claves los dos en el último triunfo logrado ante el Oviedo. Pardina, por su actuación, doce puntos, diez rebotes y ese último triple que dio el average al GBC. Pino, por tirar del carro en esos momentos en que, como él mismo reconoce, está «caliente» y amasa el balón sacando siempre algo. Un triple, una penetración o un robo.

Sin embargo, sus primeras impresiones tras el entrenamiento de ayer en el Gasca son para hacer referencia a la maravillosa atmósfera que se vivió en el polideportivo donostiarra el viernes pasado. «Fue increíble, alucinante», rememora Pino. «Teníamos ganas de que el pabellón tuviera este aspecto. Todos los partidos que nos quedan son como finales y estuvo muy bien».

Pardina, quien pasó sobre la pista los minutos de la verdad, sintió que el ambiente del polideportivo donostiarra, con casi 1.800 espectadores, era otro. «Sí se notaba, sobre todo en los ataques finales de ellos. El Gasca es un campo más bien pequeño y en cuanto se pita hay mucho bullicio. Cuando la gente anima se nota mucho y para el rival no es fácil, lo pasa mal».

El Gipuzkoa Basket solo ha conocido dos canchas en su historia. El coqueto y bullicioso Gasca y un enorme y frío Illunbe. Dos mil asientos en uno, once mil quinientos en otro. Pocas similitudes entre ambos. Lo idóneo, aunque complicado, sería tener algo intermedio. «La gente se ha de seguir animando a venir. Hubo años que no fueron buenos y se han podido ir desmoralizando pero creo que poco a poco van a venir y al final seguro que volveremos allí y disfrutarán igual», comenta Sergi Pino quien sabe lo que es Illunbe ya que lo visitó como jugador del Morabanc Andorra la pasada campaña.

Quieren ser primeros

Una de las características que está cumpliendo el Gipuzkoa Basket cuando actúa como local es que no se ha visto obligado a remontar ningún partido en los minutos finales. De hecho le ha pasado todo lo contrario. «En el tercer cuarto siempre intentamos romper los partidos y en este último, el final del cuarto fue bueno. Eso les dejó un poco tocados. El último parcial parece que se nos complica, pero por lo menos los vamos sacando», relata Pardina.

Los dos jugadores catalanes asienten cuando son preguntados si el Oviedo ha sido el mejor rival que ha pisado el parqué del Gasca. «Creo que sí», reconoce Pino, «por lo menos el que más nos ha costado. Es un equipo diferente, juegan bien, atacan bien y no fue nada fácil».

Pardina, quien tuvo un final de partido espectacular, narró esas últimas acciones que dejaron el 87-78 en el luminoso, el triunfo y el average a favor del GBC. «Fue la guinda del pastel», recuerda Pardina. Pino le corta en su explicación. «Cuando Joan cogió el rebote, Porfi me gritaba '¡corre,corre!' y me fui abajo del aro». Pardina rebobina la jugada hasta el tiempo muerto: «Lo hablamos, presionarles un poco para que cometieran un error. Se precipitó con el tiro y tuvimos un final redondo». Pardina cree que fue su mejor partido. «En cuanto a estadística sí, estuve muy a gusto».

Pino y Pardina son los aleros que suelen aglutinar más minutos en el cuadro donostiarra. Comparten tiempo en la cancha con Capel y Lasa, pero muchas veces cuando el partido se aprieta, Fisac coloca en pista a los dos catalanes. Pardina fue una de las sensaciones la pasada campaña en Huesca. Pino bajó de la ACB para ser un jugador importante en la LEB. Se les nota que están disfrutando y que el primer puesto está a su alcance. «La verdad es que las cosas se ven bien, pero tenemos que ir tranquilos», señalan ambos.

Si el GBC termina en primera posición sería el primer ascenso para Sergi Pino. «Yo quiero ascender, me quedé a las puertas, en semifinales, en Girona y Valladolid y me apetece subir directos». Obviamente el Gipuzkoa Basket tiene en su mano quedar en el primer puesto y los dos compañeros de piso enumeran los rivales más duros para terminar en lo alto de la clasificación el próximo 28 de abril. «Oviedo me parece un súper equipo», dice Pino, a lo que Pardina añade que «Burgos, Palencia y Breogán por plantilla están en el top-3. Oviedo también tiene buen equipo, pero es cierto que les sacamos tres partidos de ventaja». El primer puesto sería la guinda perfecta para estos dos catalanes que tan buena campaña están cuajando.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate