Diario Vasco
El búlgaro Aleks Simeonov muestra un balón durante un entrenamiento del GBC.
El búlgaro Aleks Simeonov muestra un balón durante un entrenamiento del GBC. / USOZ

GIPUZKOA BASKET

«Este equipo nunca se rinde»

  • Aleks Simeonov, clave en la victoria ante el Breogán, representa el ardor guerrero del GBC

  • El búlgaro se conjura para batir mañana (21.00) en el Gasca al Oviedo, que es el segundo clasificado

Realza y moldea tu cuerpo con los últimos diseños en moda íntima

Hasta 80%

Gran variedad en alfombras de diseño

Las mejores marcas a los mejores precios

Diseños con impresión digital para decorar tu hogar

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda clásica para hombre y mujer

Hasta 80%

Diseños originales que decoran y protegen tu mesa

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 90%

Viste tu cama con diseños originales

Hasta 70%

Abrígate este invierno con estilo

Hasta 80%

Calzado técnico running y trail para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Moda chic y casual a precios increíbles!

Hasta 80%

Decora y protege tu sofá con fundas de calidad

Las mejores marcas a los mejores precios

Textura y suavidad en textil de baño

Las mejores marcas a los mejores precios

Desplázate con la mejor tecnología

Hasta 70%

La marca de moda en exclusiva para ti

Las mejores marcas a los mejores precios

Tus marcas favoritas en deportivas técnicas y casual

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Calzado de tus marcas favoritas

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Últimas tallas a precios insuperables!

Hasta 90%

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Moda urbana con estilo propio

Las mejores marcas a los mejores precios

Gran selección de consumibles para todas las marcas

Hasta 70%

¡Accesorios escolares y juguetes de sus personajes favoritos!

Hasta 70%

Relojes y joyas para hombre y mujer

Hasta 70%

Chaquetas y complementos de piel para hombre y mujer

Hasta 80%

Botas, botines y zapatos de piel para mujer

Hasta 70%

Todas las marcas en relojes para hombre y mujer

Hasta 80%

¡No pierdas la oportunidad!

Las mejores marcas a los mejores precios

Encuentra todo lo que necesitas para vestir tu hogar

Hasta 80%

Lencería y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Una derrota trae consigo el deseo de jugar cuanto antes para olvidar el traspié. Cuando se consigue un triunfo de quilates, como el que logró el pasado sábado el Gipuzkoa Basket en Lugo, seguro que los jugadores donostiarras estarían encantados de que el próximo partido llegara un poco más tarde. Para saborear y recrearse en una victoria que fue inmensa.

Sin embargo, mañana (21.00 horas) toca otro partido grande. Quizá uno de los más importantes del año, cuando llegue al Gasca el Unión Financiera Oviedo, segundo clasificado de la liga, con un triunfo menos que el GBC. «Estamos supermotivados para cualquier partido y para este ante el Oviedo un poco más», asegura Aleks Simeonov (Plovdiv, Bulgaria 1993), uno de los mejores en el éxito en tierras gallegas.

El ala pívot búlgaro suele ser el recambio de Mike Carlson en la rotación. Sin embargo, sus casi quince minutos de media por partido explican que muchas veces coincide en la pista con el de Wisconsin. «Hay mucha comunicación cuando juego con Mike, estoy a gusto con él», admite el ex del CSKA de Sofía.

Un inicio complicado

Simeonov promedia 5,5 puntos por encuentro con un 47% de acierto en los lanzamientos de dos puntos y un 31% en los triples; aliñados con 3,1 rebotes cada noche. Llegó con el campeonato empezado para cubrir la baja de Julen Olaizola cuando este se fue al UCAM Murcia de la ACB.

Esta es su primera experiencia lejos de su país y se siente satisfecho de cómo le están saliendo las cosas. «Es mi primer año fuera de casa. Pero la ciudad es maravillosa y el ambiente con los compañeros, magnífico».

Admite que no fue sencillo su aterrizaje en Donostia, sobre todo en lo concerniente al juego. «Me costó un poco al inicio porque el baloncesto aquí es diferente al que había jugado en Bulgaria», relata el ala pívot, al que Porfirio Fisac le fue corrigiendo vicios y moldeó para que fuera un jugador muy aprovechable en la rotación interior. «Porfi me ha ayudado mucho, me ha dado consejos y ha confiado mucho en mí. Todo ello ha sido importante».

El interior de Bulgaria, país que suele exportar pocos jugadores a las ligas más potentes de Europa, sabe que el nivel de los entrenamientos y los partidos le ha hecho crecer día a día. «Aún puedo dar más de mí».

Sobre el GBC, Simeonov destaca que «nuestro equipo nunca se rinde. Vaya perdiendo por diez, quince o veinte puntos, seguimos luchando hasta el final, peleamos sin importarnos cómo va el marcador».

En el José Antonio Gasca se ha convertido en un conjunto fiable, agresivo, duro, intenso y que hace las delicias de los aficionados. Mañana habrá una durísima prueba de fuego para corroborarlo. Hasta la fecha se ha deshecho con aparente comodidad de todos los rivales que han pasado por el pabellón amaratarra. Por ello, Simeonov halaga a los incondicionales del GBC que acuden cada viernes a alentar a su equipo. «En nuestra cancha la gente nos da alas. Son un sexto jugador. En casa jugamos muy duro, intentamos que la gente se divierta con nosotros y nosotros intentamos divertirnos también», indica el búlgaro.

Para que no haya duda de lo que se juega el GBC, el mensaje de Simeonov es diáfano. «Posiblemente sea el partido más importante de la temporada para nosotros. Debemos olvidar ya el partido contra el Breogán y concentrarnos en el partido de mañana». En caso de ganar, el GBC dejaría a los asturianos a dos encuentros de distancia y si además es capaz de vencer por nueve o más puntos, serían tres partidos, ya que solventaría el basket average.

Su mejor partido

Queda lejos, pero Simeonov sonríe si se le pregunta por el encuentro pasado ante el Breogán de Lugo. El búlgaro fue una pieza clave, aunque sus números no se acercaran a los de Carlson, el MVP de la jornada. Acabó con catorce puntos, cinco rebotes, tres asistencias y dos robos para 22 créditos de valoración. «Hice lo que el entrenador me pidió: ser agresivo. Creo que cogí un par de rebotes ofensivos, di algunos pases, dando lo mejor de mí», comenta.

Anotó sus primeros puntos al final del tercer cuarto. Y además lo hizo cuando el Breogán dominaba por trece puntos. «Richi jugó muy bien y me ayudó para que tuviera buenos tiros. Hicimos un buen trabajo. En la segunda parte defendimos mejor y peleamos por cada rebote. Ahí creo que estuvo la clave».

Simeonov conectó siete puntos al final de ese tercer cuarto, y la figura del guerrero de Plovdiv volvió a emerger en un momento capital. Anotó una canasta para poner el 81-86 faltando dos minutos, y luego un triple en el último minuto que puso al GBC tres por encima (86-89). «Fue un triple importante, pero más importante fue el rebote en ataque que cogió Pardina y que luego convirtió con dos tiros libres», confiesa quitándose importancia a una canasta que fue vital. Cada uno tiene claro su papel. Los actores conocen perfectamente el guion y tratan de ejecutarlo a la perfección. Por ahora está saliendo a las mil maravillas. Queda mes y medio nada más, y el GBC puede estar tocando el primer puesto con la yema de los dedos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate