Diario Vasco

GIPUZKOA BASKET

Doblas y el GBC, abocados a sentarse a negociar la indemnización por despido

Doblas y el GBC, abocados a sentarse a negociar
  • El jugador abre las puertas a llegar a un acuerdo con el club «siempre que sea rápido y me satisfaga»

David Doblas y el GBC están abocados a entenderse, según admitieron ayer a este periódico las dos partes, un día después de conocer la sentencia que condena al club a indemnizar al jugador por despido improcedente. Tanto el Gipuzkoa Basket como Doblas admitieron a lo largo de la jornada, 24 horas después de conocerse el fallo, que lo más lógico es sentarse a negociar un acuerdo asumible por ambas partes.

Eso sí, aún no hay nada definido y el club está valorando la posibilidad de recurrir la sentencia. Tiene hasta el viernes para hacerlo. Si no eleva recurso, debería abonar la totalidad de la multa y tendría un mes para hacerlo.

Sin embargo, la solución podría venir por un camino extrajudicial. A día de hoy, tanto el GBC como su antiguo capitán estarían valorando la posibilidad de llegar a un acuerdo que, necesariamente, pasa por que el club pague una cantidad y David Doblas renuncie a cobrar un porcentaje de lo establecido por la sentencia.

Solo habrá un tiro

El jugador cántabro siempre ha manifestado su deseo de «quedar bien» con el club. «He estado once temporadas en el GBC y en Donostia, de hecho me siento un donostiarra más», ha explicado bastantes ocasiones el jugador interior.

«No quiero dilatar más esto en el tiempo ni quiero un cruce de declaraciones», comentó ayer a este periódico el excapitán. «Estoy abierto a cualquier negociación. Lo único que deseo es que sea rápido. Estamos ya en el último segundo de partido y solo va a haber un tiro».

Aunque las dos partes han coincidido en no desvelar la cantidad de la indemnización fijada por la sentencia, se trata de una cantidad alta, que ronda los 300.000 euros, es decir, el equivalente a toda la masa salarial del club para esta temporada. Sin embargo, es cuantía no necesariamente debería ser un obstáculo insalvable para que Doblas y su antiguo club puedan pactar el dinero que cerrase el acuerdo.

«Si me satisface la cantidad no hay ningún problema. Pero lo que quiero de verdad es que se haga rápido», insistió el cántabro.

Voluntad del club

Por parte del Gipuzkoa Basket se pretende entablar esas conversaciones con el excapitán en un intento de negociar y no tener que abonar la multa en su totalidad, lo que sería un durísimo golpe a la maltrecha economía de la entidad presidida por Nekane Arzallus.

Ambas partes siempre han declarado que ha existido cordialidad en las conversaciones a pesar de haber llegado hasta la instancia judicial por las deudas contraídas con el excapitán.

Ha habido reuniones y conversaciones a lo largo de todo este tiempo para no tener que llegar a la última instancia y, como reconoció Doblas pocas fechas antes del juicio, «no ha faltado mucho para llegar a un acuerdo».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate