Diario Vasco

gipuzkoa basket

El GBC no puede con el Palencia de Otegi

Carlson entra a canasta en Palencia
Carlson entra a canasta en Palencia / antonio quintero
  • Derrota clara de los donostiarras (92-83), que ceden el liderato de la LEB Oro a los castellanos

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

Las famosas mantas palentinas no terminaron de tapar del todo al GBC, que se dejó al aire lo suficiente para que un Palencia herido, obligado a ganar y respaldado por su hinchada le derrotara y le arrebatara el liderato.

Partidos como el de este viernes definen lo que es la LEB. El cuadro guipuzcoano fue perdiendo por veinte puntos. Y se puso a tan solo cinco faltando algo más de dos minutos. Ahí murió. Mamadou Samb anotó un triple que fue una losa infranqueable ya para los de Fisac. Pero ahí no se perdió el encuentro, fue en el tercer cuarto, cuando el GBC no fue fiel a su defensa. Encajó 33 puntos y la manta dejó de calentar.

Comenzó enchufado el GBC gracias a un muy activo Sergi Pino, quien anotaba para lograr las primeras ventajas. El catalán posteó a Marc Blanch para castigarle y a partir de ahí jugaba en ventaja el cuadro de Fisac. Llegó el primer tiempo muerto palentino. Paró el partido y le salió bien, porque Romá Bas y Mamadou Samb acertaron con sendos triples para igualar el choque, 10-9 (min.6).

Fue la chispa que encendió la mecha castellana. Esas dos canastas fueron el preludio de un parcial 18-8 en favor del Quesos Cerrato que Fisac no pudo parar ni con un tiempo muerto. Urko Otegi entró en calor con tiros abiertos y posteando y la versatilidad de Samb castigaba desde fuera a Slezas, que no salía a puntear los tiros del senegalés. Los dos interiores palentinos hicieron trece de los 22 puntos de su equipo.

Las segundas unidades saltaron a la cancha y llegó la máxima local después de dos canastas de Maldunas, 28-19 (min. 12). Fisac movió fichas, devolvió a Úriz a pista y el equipo se rehizo. Lástima que Simeonov fallara un par de canastas bajo aro y que el juego del GBC no fuera del todo redondo. Aún así, el cuadro donostiarra se puso en pie.

Un parcial 3-11 con triples de Úriz, Pino yCapel volvió a demostrar que cuando se está acertado desde más allá del 6,75, las opciones de triunfo aumentan. El partido se trabó. Sin embargo, el Palencia se fue seis veces consecutivas a la línea del tiro libre y por ello se estiró en el marcador. Dani Rodríguez culminó el break del equipo castellano con su primera canasta en juego para llegar al descanso con siete de ventaja, 38-31. Fue el preludio de su show.

Un cuarto para olvidar

Su aparición fue estelar. El catalán tomó los mandos del choque y fue imposible de parar. Si Otegi y Samb fueron los guías en la primera mitad, el base formado en el Joventut se sumó a la fiesta.Y eso que el pasaitarra siguió martilleando la canasta del GBC y castigó las rotaciones en defensa. El 13-2 de parcial palentino fue el primer paso para desnivelar el choque. Puso un 51-33 (min. 24) que dejó muy tocados a los guipuzcoanos. Trataron de reaccionar pero la brecha era tal que el Palencia sabía que no podía frenar. El liderato estaba en juego. Un triple de Romá Bas puso la máxima para los locales, 61-40 (min.27), y Ndoye y Lasa espabilaron al cuadro donostiarra.

Fueron paliando la diferencia poco a poco, a tirones, sin jugar redondo. Pero lo que podía ser una paliza, se fue convirtiendo en un partido con ventaja solvente para el Quesos Cerrato. Quizá por ello, el Gipuzkoa Basket pudo meterle el miedo en el cuerpo a su rival.

El último acto comenzó con 19 puntos de diferencia. Una montaña tremendamente complicada de superar.Cualquier paso en falso hubiera hecho que las ventajas se dispararan. Ocurrió lo contrario. El GBC encontró el punto, endosó un 2-15 que por momentos hizo creer en la remontada. Otegi empezó a fallar, Rodríguez no encontraba el camino hacia el aro.Carlson, un poco tarde, despertó. Slezas ayudó. Y Úriz anotó cinco puntos seguidos.

A falta de cuatro minutos, el GBC perdía por siete, 78-71. El Palencia tomó aire y dos triples seguidos de Carlson pusieron el punto más cercano para llegar a la remontada, 82-77, a menos de dos minutos y medio.Ahí acabó el trance guipuzcoano. El aro se encogió, el Palencia metió los puntos desde el tiro libre y el choque murió.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate