Diario Vasco
Capel realiza estiramientos en el Gasca.
Capel realiza estiramientos en el Gasca. / MICHELENA

GIPUZKOA BASKET

Capel se la juega «en cada partido y entrenamiento»

  • El escolta conocerá en diez días si termina la temporada con el Gipuzkoa Basket o es cortado por Fisac

Se suele decir que en el baloncesto los tiradores son de una pasta especial. Tipos peculiares que pueden reventar un partido a favor o pueden tirar un encuentro por la borda si ese día el punto de mira está desviado. Jackson Capel (Carolina del Norte, 1987) es a priori la mejor muñeca de la que dispone Porfirio Fisac. Firmó con el Gipuzkoa Basket un contrato temporal el pasado 7 de diciembre, que se extendió por un mes más y al que le quedan apenas diez días para que expire.

La vida del estadounidense del GBC es un constante examen. «Es así» reconocía Capel a este periódico una vez concluida la sesión de entrenamiento de ayer. «Sí exacto, es como un examen diario y nunca había jugado de esta manera anteriormente» comentó el jugador nacido en Carolina del Norte.

De cualquier situación se aprende y no tener un contrato garantizado de larga duración «me está haciendo más fuerte, aunque a veces juegas con un poco de estrés», cuenta el norteamericano.

Puede que a Capel solo le queden dos partidos en la nómina del cuadro donostiarra, los que deberá enfrentar al GBC con el Cáceres en el Gasca y ante el Palencia en tierras castellanas. «Eso es lo más duro» relata, «pensar qué va a ser de mí en el futuro. Eso hace que tenga una presión añadida en cada entrenamiento y en cada partido. Pero trato de liberar la mente aunque es complicado y quiero dar lo mejor de mí mismo».

Que cada ejercicio, cada tiro a canasta, cada movimiento dentro del sistema sea un test para el escolta del Gipuzkoa Basket, le confiere un nivel de tensión que hasta el propio protagonista bromea con ello . «Puede ser que sea como una especie de jugador de póker» dice sonriendo, «que tiene una buena mano y debe tener la mente fría en cada jugada». En esta situación de indefinición, Jackson Capel cree que ser un tirador como es, le puede venir bien porque «creo que nuestra mente está preparada para liberarla en corto espacio de tiempo. Esto es parecido. Tengo que demostrar mi valía», sentencia.

Alabanzas al club

El jugador estadounidense se deshace en elogios hacia el equipo y también hacia Porfirio Fisac, quien va a ser el que tome la decisión de quedarse o no con el escolta. «El entrenador es genial» dice Capel, «me siento muy cómodo dentro del equipo, cada vez conozco más a los compañeros y la verdad es que estoy disfrutando bastante. El ambiente es maravilloso». Es más, el exterior del GBC habla con absoluto encanto de cómo fue su llegada al Gasca. «Cuando llegué pensé que esto era el cielo para mí, estoy realmente impresionado con el equipo, la ciudad y la afición. Muy a gusto».

Preguntarle a Capel sobre qué significaría extender el contrato con la escuadra donostiarra hasta final de curso hace que se le ilumine la cara. «Sería increíble, el equipo está muy bien, todo esta muy bien, tengo grandes compañeros y sería sin duda una excelente noticia».

Para que eso ocurra, el escolta del cuadro guipuzcoano deberá seguir con sus buenos números del último mes, donde promedia casi diez puntos por choque, con más de dos triples de media por encuentro.

Fisac tiene encima de la mesa una complicada decisión con tres opciones claras. Seguir con Capel, darle una oportunidad a Khalid Mutakabbir, quien lleva entrenándose más de un mes con el GBC o sondear el mercado para fichar un nuevo jugador con un perfil muy claro de escolta tirador que ayude al equipo en lo que va a ser el último tercio de liga regular y los más que presumibles play off de ascenso.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate