Diario Vasco

gbc

El Gipuzkoa Basket comparte liderato con tres equipos

  • A pesar de la derrota en Burgos, el resto de resultados le dejan en un cuarteto en cabeza con Oviedo, Palencia y el propio cuadro burgalés

Echando un vistazo a la clasificación tras la disputa de la vigésimo tercera jornada de la liga LEB Oro, los males, cuando son compartidos, parece que duelen menos. Eso tiene que pensar el Gipuzkoa Basket, que cayó en su visita a Burgos, mismo resultado que obtuvo el Oviedo de su visita al Barris Nord de Lleida. El triunfo del Palencia, de los guipuzcoanos Urko Otegi y Sergio García, sobre el Prat, aprieta la clasificación de manera considerable.

El Burgos lidera la tabla, empatado con el Oviedo, el GBC y el Palencia. Cuatro escuadras en lo alto de la clasificación, con dieciséis triunfos cada una, lo que viene a ser un aviso a navegantes para los futuros averages. En caso del conjunto de Porfirio Fisac, lo salvó ante los castellanos y tendrá que ir a Palencia dentro de dos semanas con cuatro puntos de margen logrados en el Gasca, 73-69. Posteriormente, recibirá a los asturianos el próximo 17 de marzo, con la misión de intentar ganar, primero, y después tratar de hacerlo por más de ocho puntos después del 72-64 del Pumarín.

El GBC falló donde no suele

En cuanto al partido, ya se sabía que el Gipuzkoa Basket debía dar un rendimiento muy alto para poder sacar el triunfo. La escuadra de Fisac solo lo hizo en los primeros veinte minutos y tras el descanso estuvo a merced del Burgos. Sin opciones de triunfo salvo al inicio del cuarto final, donde se puso a siete puntos.

El equipo castellano fue el de todos los días en su cancha. Metió 85 puntos, cuando su promedio es 88. Y sus tres grandes estiletes anotaron más de diez puntos cada uno de ellos. Edu Martínez hizo trece con tres triples, Javi Vega anotó diez con ocho rebotes y Goran Huskic fue una pesadilla para su exequipo con doce tantos, todos logrados en la segunda parte, más quince rebotes. Nueve de ellos en ataque.

Precisamente la lucha bajo los tableros condenó al equipo de Fisac. Si el Gipuzkoa Basket es la mejor defensa de la liga es por su proactividad, por la pizarra del técnico a la hora de ordenar cuándo saltar y cómo ejecutarlo, por las ganas de los jugadores y porque es el equipo que más rebotea. El viernes, el Burgos capturó 21 rebotes en el aro donostiarra. Una cifra enorme y que obliga a estar acertadísimo en ataque para estar en partido.

Los porcentajes del GBC no fueron malos, un 47% dentro del aro y un 36% desde más allá del 6,75. Pero son el déficit en el rebote, dejando 21 segundas oportunidades al rival, hay que tirar de manera excelente para llevarse el choque.

El juego interior castellano destrozó al donostiarra. Huskic, sobre todo, y Toncinic estuvieron muy por encima de la dupla Slezas-Ndoye, que nunca se pudieron imponer. Sin embargo, ambos conjuntos lanzaron una gran cantidad de triples. 39 el Burgos y 33 el GBC, casi la misma cantidad de lanzamientos de dos puntos. Los donostiarras tendrán que pasar página y desde hoy pensar en el Cáceres, su próximo rival.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate