Diario Vasco
Fisac con su ayudante Bully, en un entrenamiento.
Fisac con su ayudante Bully, en un entrenamiento. / MICHELENA

GIPUZKOA BASKET

El Gipuzkoa Basket no siempre tropieza en la misma piedra

  • Sus últimas cinco derrotas como visitante se han producido por factores muy diversos

¡Semillas, macetas, herramientas y mucho más!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda casual para hombre y mujer

Hasta 70%

Deportivas para toda la familia al mejor precio

Las mejores marcas a los mejores precios

Colección en piel de bolsos y zapatos de diseño

Hasta 70%

Selección de botas, botines y zapatos para mujer

Hasta 70%

Calzado de piel para hombre y mujer

Hasta 70%

Calzado de piel al mejor precio

Hasta 80%

Moda casual para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera para hombre y mujer

Hasta 70%

Diseños exclusivos en bolsos de piel

Las mejores marcas a los mejores precios

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

Complementos y juguetes eróticos.¡Mantén viva la pasión!

Hasta 80%

No hay una correlación de hechos para explicar la andadura del Gipuzkoa Basket lejos del José Antonio Gasca. La realidad es que ha caído en cinco de sus seis últimos encuentros lejos de San Sebastián, cuatro de manera consecutiva. No gana fuera de casa desde el 11 de noviembre; ese día se impuso en la pista del Actel Lleida. Después, cada encuentro ha tenido sus matices distintos que han hecho naufragar al Gipuzkoa Basket, que todavía así, se mantiene en la parte alta de la clasificación a una victoria del Oviedo, hoy líder en solitario. GBC suma trece victorias en diecinueve jornadas.

El equipo guipuzcoano se cuela en el papel protagonista del conocido libro de Robert Louis Stevenson 'Dr. Jekyll y Mr. Hyde' porque presenta dos caras bien distintas según donde juegue. En casa es un equipo agresivo, solidario, comprometido que juega a mil por hora y sin desfallecer. Por ello ha ganado todos los partidos menos uno: nueve.

Sin embargo, cuando le toca competir lejos del pabellón amaratarra, se vuelve vulnerable, previsible, blando y a veces hasta poco experto. Un ejemplo es lo ocurrido el sábado en Mendizorroza, donde se invirtieron los papeles, y el rival pequeño dominó al aspirante.

El GBC no tiró peor que su rival. No perdió por la falta de acierto. La diferencia en los tiros libres -27 lanzados por el Araberri contra los 10 que tiró el GBC- fue capital. Porque en el resto de apartados, menos en el rebote, la igualdad fue total. Y no es que el arbitraje fuera casero. Gipuzkoa Basket concedió muchas faltas y no estuvo listo en ataque para sacar personales a favor. Cierto es que el Araberri se encuentra en un estado de forma impresionante, que tiene a dos jugadores resolutivos como Johnny Berhanemeskel y Zaid Hearst -entre ambos sumaron 44 de los 77 puntos de su equipo- pero los 17 puntos de diferencia en el marcador final son una diferencia irreal entre ambas plantillas.

Triples y rebotes

No siempre las derrotas han llegado por el mismo motivo. Por ejemplo, un horrible porcentaje en el triple le condenó en Cáceres (3 de 24) y Oviedo (4 de 31).

Sin embargo, en La Coruña y Castellón, donde encajó 93 y 79 puntos respectivamente, el tiro no fue lo que le penalizó sino la defensa. Además, en estos dos encuentros sus rivales vencieron en la lucha del rebote, un asunto donde el Gipuzkoa Basket suele ser muy fiable.

El único oasis en el desierto de los tres últimos meses de competición lejos del Gasca fue el choque ante el Actel Lleida, que fue del todo extraño. Porque los donostiarras lo dominaron durante buena parte del mismo, posteriormente un parcial 19-0 les dejó casi sin opciones, pero un arreón final culminado por una bandeja de Úriz le otorgó el triunfo. En aquel encuentro cuatro jugadores se fueron a más de los diez puntos, hecho que no se ha vuelto a repetir en las otras salidas.

Todo esto no debe hacer que el jugar lejos del Gasca se convierta en una especie de psicosis para el conjunto donostiarra quien tiene un ramillete de jugadores veteranos, que conocen la liga y que no se deben poner nerviosos ante tal tesitura.

El repaso a las cuatro próximas salidas permite intuir que serán cualquier cosa menos sencillas. Ourense, Burgos, Palencia y Breogán de Lugo esperan al GBC. Un cuarteto de enemigos de cuidado para el cuadro de Fisac. El reto pasa por seguir en la parte alta y mejorar a domicilio. Como el técnico ha asegurado «ganar en casa da estabilidad y para conseguir el play off hay que ganar fuera de casa».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate