Diario Vasco
Porfi Fisac.
Porfi Fisac. / MICHELENA

GIPUZKOA BASKET

El Gipuzkoa Basket apunta a lo más alto de la clasificación

  • La marcha hasta el momento de la escuadra donostiarra le coloca en el ramillete de favoritos que aspiran a todo

Joyas y relojes para hombre y mujer

Hasta 70%

Selección de marcas especializadas en outdoor

Las mejores marcas a los mejores precios

¡Encuentra la cazadora que se adapta a tu estilo!

Hasta 90%

Moda casual para mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Bolsos de piel made in Italy

Hasta 80%

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

¡La moda que más te gusta al mejor precio!

Hasta 80%

¡Viaja con estilo!

Hasta 80%

Deportivas, botas y zapatos para hombre

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de pulsera al mejor precio

Hasta 80%

Marca española de moda para hombre

Hasta 70%

Accesorios y gadgets electrónicos

Hasta 90%

¡Moda y complementos con diseños originales!

Las mejores marcas a los mejores precios

Moda urbana para hombre y mujer

Hasta 80%

Accesorios imprescindibles para tu día a día

Hasta 70%

Viste tu cama con la Denim más reconocida

Las mejores marcas a los mejores precios

Relojes de moda para hombre y mujer

Las mejores marcas a los mejores precios

Zapatos y botines de piel para hombre

Hasta 70%

Grandes descuentos en calzado

Hasta 80%

Selección de joyas exclusivas para hombre y mujer

Hasta 70%

Porque el descanso es salud

Hasta 80%

¡Joyas de tus marcas favoritas!

Hasta 80%

Relojes y brazaletes inteligentes

Hasta 80%

Cosmética de calidad al mejor precio

Hasta 90%

¡El calzado de moda a tus pies!

Hasta 70%

El Gipuzkoa Basket no pudo comenzar de mejor manera la segunda vuelta. Con una victoria clara, a pesar de los apuros finales, un juego que volvió a engatusar al público del Gasca y con dos jugadores, Úriz y Carlson, que enamoran por su repertorio y calidad. Trece victorias tiene ahora mismo la escuadra donostiarra en su casillero, nueve de ellas logradas como local, con lo que después de realizar la ciaboga de la competición, la proa de la nave donostiarra debe apuntar hacia lo más alto.

El discurso desde dentro siempre ha sido de máxima prudencia, con Fisac como altavoz, asegurando que hay que olvidarse de la ACB y reconocer que el equipo y estructura es de LEB. No obstante, la marcha hasta la fecha invita a pensar que se va a luchar por cotas altas. Conociendo al entrenador segoviano, va a apretar a sus jugadores al máximo y estos están respondiendo. Y es posible que les saque más jugo todavía. Una escuadra que se sostiene sobre Úriz, Carlson, Slezas, Pino o Pardina, con jugadores de rotación que cumplen casi todos los días y que durante varias jornadas han sido vitales para conseguir el triunfo, tiene muchos boletos de estar en la parte alta de la tabla durante un tramo grande de la temporada.

Tristemente no es oro todo lo que reluce en la entidad donostiarra con dos partes bien diferenciadas. Por un lado está lo que sucede en la cancha, lo concerniente al aspecto deportivo, que está siendo sobresaliente. También la comunión con la grada y esa identificación que se pedía a inicios de temporada. Es un hecho que cada vez va más gente a ver al GBC y que el equipo sigue ganando y divirtiendo.

Sin embargo, en el aparato económico la situación es diametralmente opuesta, con una gran deuda todavía sin saldar, varios litigios pendientes con ex jugadores y ex trabajadores, una junta directiva con cada vez menos rostros y un futuro muy incierto. Para muestra, la tensión vivida en la última junta directiva con un ex presidente, Gorka Ramoneda, realizando preguntas al consejo de administración en un claro tono acusatorio.

Ese será un tema a abordar una vez termine la liga o esté en su recta final. Porque solo los responsables del equipo conocen hasta dónde pueden llegar los recursos y cuánto hace falta si finalmente el equipo logra el premio gordo, que sería obtener una plaza de ascenso a la liga Endesa.

Asignatura pendiente

Donde deberá dar un paso adelante la escuadra entrenada por Porfirio Fisac es en los encuentros lejos del Gasca. El sábado tiene una oportunidad en un nuevo choque que le enfrentará al Araberri de Gasteiz (18.00), ante un equipo complicado, pero que es perfectamente batible. Si el GBC hubiera arrancado un triunfo más como visitante ahora mismo estaríamos hablando de que sería el líder en solitario de la clasificación y posiblemente fuera a jugar la final de la Copa el próximo día 27. De hecho, el técnico del GBC advirtió hace pocas fechas que «ganar en casa te da estabilidad, pero para hablar de ascensos o de play off, hay que ganar muchos partidos fuera».

Las últimas salidas han sido complicadas, aunque hay que ser justos diciendo que no todos los rivales que han doblegado al Gipuzkoa Basket eran de primer nivel. Ni Cáceres ni TAU Castelló lo eran. Sin embargo, Oviedo y Leyma Coruña sí. Esas han sido las cuatro últimas derrotas lejos del calor del Gasca y solo se ha podido sumar el triunfo en Lleida después de un partido muy extraño que estuvo dominado, después perdido y finalmente se ganó con un canastón de Ricardo Úriz.

Para el encuentro de pasado mañana Porfi Fisac podrá contar con Sergi Pino, que no actuó ante el Palma Air Europa al no haberse recuperado al cien por cien de sus problemas en los isquiotibiales. De haberlo necesitado, Fisac podría haber echado mano del alero barcelonés, pero el segoviano prefirió no forzar la máquina.

El choque ante los gasteiztarras será muy exigente ya que se medirán ante dos de los mejores jugadores de la LEB oro, Zaid Hearst y Johnny Berhanemeskel, primer y tercer máximos anotadores.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate