Diario Vasco

GIPUZKOA BASKET

La línea de tres puntos, juez decisivo

La línea de tres puntos, juez decisivo
  • Fisac achaca los malos porcentajes a la juventud de la plantilla, aunque valora que sean valientes para mirar al aro

El triple se ha convertido en el principal arma del baloncesto moderno. El acierto desde el 6'75 gana o entierra partidos. Bien lo sabe el GBC. Pero no solo la escuadra donostiarra. También le sucede, por ejemplo, a Stephen Curry, el mejor tirador del mundo. En dos días pasó de hacer un cero de diez a dejar en trece el récord de triples de la NBA. Cuestión de puntería y confianza. Y cómo no, de sensaciones.

Tirar peor, sinónimo de derrota. En las tres derrotas que por el momento lleva la escuadra donostiarra -Ourense, Cáceres y Oviedo - hay un claro denominador común: el GBC acabó con peor porcentaje en el triple que su rival. ¿Casualidad? No parece. Aunque sí es cierto que los de Fisac han ganado partidos tirando peor que el enemigo. En el estilo que intenta propugnar el segoviano, con muchas posiciones, con juego en transición, el acierto desde el triple es vital para poder sacar el partido adelante. Como lo es también tener un alto porcentaje en el tiro. En la mitad de los partidos, Gipuzkoa Basket ha tirado por encima del 38% de efectividad.

Dos triunfos a pesar del desacierto. Y ambos sucedieron en Cataluña. El Gipuzkoa Basket tuvo peor porcentaje de tiro que el Barcelona 'B' y el Actel Lleida, pero en ambos choques salió victorioso. En el primero de ellos, el filial blaugrana se empezó a entonar al final del choque y el GBC llevaba una diferencia suficiente para amarrar el triunfo. En el segundo, un parcial 2-14 otorgó la victoria a los donostiarras gracias a su acierto en el tiro dentro del arco. Ciertamente, el GBC no está entre los mejores equipos en cuanto a porcentaje de tiro. Tiene un 31%, lo que le coloca en el furgón de cola.

Fisac no pone paños calientes. «Desde el principio Oviedo fue más regular en el ritmo, han estado más metidos a través de su acierto y desacierto» declaró Fisac tras el choque. El entrenador del GBC aceptó la derrota, ya que «nosotros solo hemos focalizado el tema en pequeñas rachas, a veces en ataque otras en defensa, pero no hemos sido tan regulares como el rival, por lo que es el justo vencedor». Sobre el tremendo desacierto de su equipo desde el triple, el castellano confesó que «en una liga con gente tan joven, hay que tener conciencia de valorarles cuando no están tan acertados. Hay que mostrarles confianza, no al desacierto, y sí por la valentía al tirar», explicó en la sala de prensa del multiusos de Pumarín. Con todo, el GBC sigue arriba en la tabla y mañana mismo tendrá opción de enmendar errores, ya que recibe a las ocho de la tarde en el Gasca al Club Baloncesto Prat.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate