Diario Vasco
Lander Lasa busca la canasta a aro pasado.
Lander Lasa busca la canasta a aro pasado. / ARIZMENDI

GIPUZKOA BASKET

Trece minutos que valen para ser primeros

  • Xabi Oroz fue el mejor del GBC en el parcial definitivo en la victoria sobre el Breogan, y el público volvió a sentir el aroma ganador del Gasca

El Gipuzkoa Basket es el líder en solitario de la Liga LEB y, a día de hoy, el principal candidato al ascenso. Ha derrotado a todos los gallos de la competición -a falta del choque ante el Leyma Coruña- demostrando una fiabilidad fuera de toda duda. Además, el objetivo marcado por el club a principio de liga, y remarcado por entrenador y jugadores, parece haber calado hondo: la fidelización con la grada.

La vuelta los orígenes. El hashtag Espíritu Gasca se ha convertido en la seña de identidad del club. El viernes cerca de mil trescientas personas acudieron al partido. algo más que en partidos precedentes. Y esto ocurre por tres razones: el seguidor ve el partido de cerca, se divierte y su equipo gana. Tres ingredientes fundamentales para crear una atmósfera perfecta que tuvo su quintaesencia ante el Breogán, sobre todo del minuto 20 al 34. Más de uno se frotaba los ojos cuando el GBC dominaba por 23 puntos al Breogán. Lo que pasa es que los pupilos de Porfirio Fisac bordaron el baloncesto. Sobre todo durante esos trece minutos, el tercer cuarto entero, hasta que el entrenador del Breogán solicitó un tiempo a falta de 6:57 para terminar. El parcial fue de 33-11. Incontestable.

El azkoitiarra, a lo Panko. Si hay alguien a quien 'culpar' de semejante brecha es a Xabi Oroz. El azkoitiarra anotó diez de esos 33 puntos con dos triples y en defensa fue un pulpo. Fue su mejor partido de la temporada. Los efluvios que deja el '7' de Andy Panko se notaron en la muñeca del guipuzcoano. No estuvo solo. Pino aportó dos triples, Úriz comenzó a marcar territorio, Pardina y Carlson se tiraron a mil por hora, Slezas martilleó con sus ganchos y Lasa puso también su granito de arena. Trabajo coral para un triunfo inolvidable.

La defensa gana campeonatos. La defensa gana campeonatos. Tan importante fue el derroche ofensivo del Gipuzkoa Basket tras el descanso, como la sensacional defensa que planteó el equipo entrenado por Porfirio Fisac. Por algo el GBC es hasta ahora el equipo que menos puntos permite a su rival en la LEB, tan solo 66 tantos. Es decir, dejó al Breogán poco más o menos en sus guarismos habituales. En ese definitivo parcial entre los minutos veinte y treinta y cuatro, el conjunto guipuzcoano solo dejó a su rival anotar once puntos. Lo realmente reseñable es que el cuadro gallego llegó al Gasca con la vitola de ser el máximo artillero de la categoría con noventa puntos de media. El GBC le recortó, nada más y nada menos que en 25 puntos, sus promedios habituales.

Responde en las grandes citas. El Gipuzkoa Basket ha disipado muchas dudas en este inicio liguero. Parece que el discurso que se ha manejado desde los primeros entrenamientos deberá cambiar. Nunca se ha mencionado la palabra ascenso, sin embargo y tras los últimos choques, el GBC se postula como uno de los candidatos. Fisac ha impregnado de su ADN a todos los jugadores y los resultados ahí están. Han respondido y de qué manera en los partidos complicados. Aunque el primer enfrentamiento ante uno de los cocos - Ourense- se saldó con derrota, el GBC más tarde se pudo deshacer del Burgos. Y en esta tacada de tres encuentros, ha derrotado al Palencia y Breogán como local y al Lleida lejos del calor del Gasca. Con lo cual, ahora deberá tener las orejas tiesas ante equipos de mitad de al tabla, para no perder ese puesto de privilegio.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate