Diario Vasco

GIPUZKOA BASKET

El GBC quiere volver a la senda del triunfo

Ndoye atiende las explicaciones de Porfi Fisac en el Gasca.
Ndoye atiende las explicaciones de Porfi Fisac en el Gasca. / JOSÉ MARI LÓPEZ
  • Los de Porfi Fisac se enfrentan al Palencia (20.00) tras el tropezón en Cáceres

La semana no comenzó como se esperaba, tras el varapalo en Cáceres. En un periplo de tres encuentros en apenas siete días, el primer partido, ante el penúltimo y como preludio para medirse a dos de los conjuntos más fuertes de la categoría -Palencia y Lleida-, se contaba casi como triunfo seguro. Pero no fue así.

Ojalá lo acontecido en Extremadura haya sido un mal día en la oficina. O un accidente. Porque esta tarde (20.00 horas) en el José Antonio Gasca el partido que le espera al Gipuzkoa Basket es de los de tronío. Así que la afición del GBC confía en que lo del viernes pasado haya sido un pequeño catarro y que después de tomar un par de analgésicos, los chicos de Porfi vuelvan a demostrar el nivel que atesoran.

El actual campeón de la liga, el Quesos Cerrato Palencia, pisará las tablillas del pabellón anexo al estadio de Anoeta con la intención de derrotar al cuadro donostiarra y poner un partido de por medio entre ambos.

La intención del cuadro guiado por Porfirio Fisac será diametralmente opuesta. El GBC querrá recuperar el crédito y acercarse al encuentro que jugó hace diez días ante el Burgos y que se saldó con triunfo guipuzcoano.

Parece claro que si el Gipuzkoa Basket está a un nivel medio peleará por el triunfo. Si está por arriba, seguro que la victoria no toma dirección Palencia.

Es clave que los tiradores donostiarras estén acertados. El 3 de 24 que firmaron ante el Cáceres es una rémora difícilmente salvable. Este equipo sabe meter triples, lo ha demostrado, con lo que estar atinado desde el 6,75 es fundamental para llevarse la victoria.

No solo son Carlson y Lasa los que deben amenazar desde fuera del arco. Úriz, Pino, Pardina o Simeonov también tienen la misión de abrir la cancha, crear espacios y dar equilibrio en cuanto a la anotación.

Por dentro, Slezas y Ndoye tendrán que ser efectivos de cara al aro, duros en defensa y titanes en el rebote. Quien más balones captura más opciones de tirar tiene.

Un elemento menos

Y además, el equipo palentino, dirigido por el altzatarra Sergio García, llegará en cuadro en lo que a sus posiciones interiores se refiere. El gigante sueco de 2,17 Carl Engström se desvinculó ayer mismo de la entidad castellana y, obviamente, no tienen sustituto para el escandinavo.

Solo tendrá tres referentes interiores. Urko Otegi, el veterano Lamont Barnes y Gabrielus Maldunas, quien da minutos de respiro en el puesto de 'cuatro' y también lo tendrá que hacer al 'cinco'. No por escasos hay que subestimar a los pívots del Palencia. Otegi es una pesadilla para el rival, allá donde juegue. Promedia veinte de valoración, con catorce puntos, siete rebotes y un tapón por noche. Barnes viene de hacer grandes números en el último partido: 18 puntos, diez rebotes y cuatro tapones.

Además, contarán con la ayuda de toda la batería exterior, encabezada por Marc Blanch y Romá Bas. Jugadores veteranos que conocen la categoría y que en racha son muy peligrosos. Jhornan Zamora será el alero de recambio, jugador que conoce Fisac de su etapa en Valladolid, y como batutas, Dani Rodríguez y Josep Pérez. Una pareja que se complementa a la perfección y que hace jugar al equipo. Un reto enorme el que tiene GBC por delante.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate