Diario Vasco
Lander Lasa, ayer por la mañana en el Gasca.
Lander Lasa, ayer por la mañana en el Gasca. / J.M. LÓPEZ

GIPUZKOA BASKET

Lander Lasa: «La clave es lo duro que trabajamos y cómo nos exprime Porfi»

  • Su partidazo ante el Burgos no le ciega y es consciente de cuál es su papel dentro del GBC

Anotar cinco triples, meter 18 puntos y ser clave en la victoria de su equipo, saliendo desde el banquillo, está al alcance de muy pocos. Lander Lasa brilló, y de qué manera, en el último triunfo del GBC -que ayer incorporó al escolta estadounidense Jackson Capel, procedente del Huesca, para completar los entrenamientos-. El discurso de Lasa emana tranquilidad y sensatez en todas sus respuestas, sabedor de que los focos alumbran a otros. Pero en el último partido, él fue el actor principal. Su actuación le ha valido para ser incluido en el mejor quinteto de la semana junto a Dani Pérez (Oviedo), Roma Bas (Palencia), Huskic (Burgos) y Jason Cain (Marín).

- ¿Qué recuerdo guarda?

- Más allá de mi partido, me quedo con el ambiente que vivimos en el Gasca. La verdad es que lo pasamos muy bien, yo también disfruté y todavía recuerdo algunas jugadas y alguna fotografía que me han pasado algunos amigos. La verdad es que el ambiente fue espectacular.

- Y eso que empezaron perdiendo por 2-15...

- Nosotros sabíamos que ellos iban a empezar muy fuertes. Sus tiradores venían con unos porcentajes muy altos en los últimos tres partidos. Edu Martínez metió tres triples seguidos y Porfi nos cambió la forma de defenderles. Habíamos hablado a veces de perseguir, otras veces de cortar, pero lo importante fue que cuando empezamos a ser más agresivos, ellos bajaron el acierto y vimos que se podía remontar.

- Anotó 18 puntos, con cinco triples, cogió siete rebotes y sumó cuatro robos.

- Me sentí muy a gusto. Los primeros tiros que hice fueron librados y tuve la suerte de meterlos, así que eso te va dando confianza para el resto del partido. En el último cuarto pude meter un triple desde la esquina casi para cerrar la victoria y coger una diferencia de ocho. Eso me puso más caliente y nos permitió disfrutar lo poco que quedaba de partido.

- Analice ese último triple.

- Me vino a la mano perfecto. Lo había dicho previamente a Sergi (Pino) que yo me iba a la esquina y que si le atacaban a él podía pasarme. Y la verdad es que salió perfecto. Nos dio mucho aire.

- Cuando sale el balón de su mano y ve que va a dentro, ¿pensó que le sacaban a hombros del Gasca?

- (Ríe) Salir a hombros no pero necesitábamos coger un poco más de ventaja y la tuvimos. Luego con Ricardo (Uriz) controlando el balón y el tiempo de cara todo es más fácil ya que nos crea ventajas para el resto. Pudimos ganar por lo menos cómodos.

-¿Le sorprendió aportar tanto en rebotes y robos?

- Jugué 29 minutos y en varias fases del partido me estaba dando la impresión de que aportaba en varias facetas además de anotar. Al final cuando estás bien, las cosas te salen bien.

- Lo cierto es que reemplazó muy bien la baja de Pardina.

- Sí, es un jugador muy importante para nosotros siempre es complicado suplir su baja. Todos tuvimos que dar un paso adelante y yo creo que lo dí, junto con mis compañeros.

- ¿Esperaba jugar tanto?

- Para nada. No me lo esperaba. Ya dije desde el principio, cuando firmé por el club, que yo venía para ayudar. Todos sabemos que hay dos jugadores como Joan (Pardina) y Sergi (Pino) que son muy importantes para nosotros y creo que lo más importante es saber el rol que tiene cada uno.

- ¿No ha cambiado su papel?

- Yo salgo en la segunda unidad, intento hacer todo lo que me pide Porfi y a partir de ahí, intento jugar, ser agresivo y estar acertado. La verdad es que no pensaba que fuera a jugar tanto a estas alturas y mientras sigan los minutos, yo encantado.

- Quién se lo iba a decir.

- Ha sido un verano un poco raro para mí. Yo estaba trabajando en un polideportivo de por aquí cuando me llamaron. El año pasado, cuando estaba jugando en Liga EBA, me encontré con Porfi por casualidad el día que jugué contra su hijo. Me dijo que viniera a entrenarme con ellos en Illunbe. En verano me recordó sus palabras y terminé fichando por el GBC. Yo no pensaba que iba a jugar tanto, yo sabía a qué había venido, pero como el otro día, cada vez que salga voy a dar el cien por cien.

- ¿Qué le pasa por la cabeza cuando mira la clasificación y ve colíder a su equipo?

- Que hay que seguir trabajando. Ningún partido es fácil, en la LEB casi todos los encuentros son complicados, no hay partido fácil. Ahora tenemos Cáceres, que es un viaje largo en autobús, igual eso hace que nos cueste un poco arrancar pero tenemos que seguir trabajando como hasta ahora, estar concentrados y tratar de sumar otra victoria.

- Después de Cáceres, tienen que medirse a Palencia, Lleida y Breogán. Tres de los mejores

- Pero jugamos en el Gasca (contesa rápido y de forma rotunda). Todo puede pasar. Nosotros trabajaremos al máximo, daremos el cien por cien y como la gente que viene a vernos está respondiendo, creo que serán esos equipos los que tienen miedo, no nosotros.

- Skouen, Simeonov y usted anotaron 39 puntos. ¿Sorpresa?

- Puede ser. La gente que salimos en la rotación tenemos mucha importancia y los que juegan más tiempo tienen que tener también su momento de descanso. Somos un equipo bien compensado, cada uno tiene cosas diferentes y los que no jugamos tanto, tenemos que aportar muchísimo.

- ¿Cuál está siendo la clave de este arranque?

- Trabajamos muy duro durante la semana. Porfi no nos deja ni respirar. Esa es la clave. Nos exige al máximo y cuando jugamos en casa la gente nos hace estar alerta y no podemos bajar los brazos en ningún momento. Tenemos que seguir así para que la gente siga viniendo al Gasca y nos ayuden a ganar.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate