Diario Vasco
Úriz, en su presentación.
Úriz, en su presentación. / DV

GIPUZKOA BASKET

«Recibí una oferta pero no me muevo de Donostia»

  • Ricardo Úriz reconoce que Tabak le llamó personalmente pero considera que su compromiso con el GBC es intocable

A punto de concluir su comparecencia de prensa post partido, Porfirio Fisac enmudeció a la sala con la siguiente frase. «Agradecer a uno de mis jugadores que ha tenido la opción de marchar a un equipo ACB, no os voy a decir quién, y no la ha cogido. Para que lo sepáis».

El entrenador segoviano, feliz y satisfecho por el triunfo ante el Burgos, dejó un halo de misterio que no iba a ser complicado de resolver. A pesar de no haber desvelado la identidad del jugador, todo apuntaba a que Ricardo Úriz pudo haber sido tentado por algún equipo de la liga Endesa.

Ayer este periódico se puso en contacto con el base navarro para conocer de primera mano su versión de los hechos. El pamplonés reconoció que hubo una posible salida del GBC y él mismo, con la misma tranquilidad y saber estar que emplea en la cancha para dirigir a sus compañeros, relató cómo se desarrollaron los acontecimientos.

«A lo largo de esta semana me llamó Tabak, el entrenador del Betis. Me quería porque tenía jugadores lesionados -el base Nikola Radicedic y el escolta Marc García-, y ya sabéis que coincidimos el año pasado en Fuenlabrada y que estaba interesado en ficharme», aseguró el capitán del cuadro donostiarra.

Úriz estuvo la pasada temporada en el Baloncesto Fuenlabrada, donde tuvo primero a Zan Tabak como técnico hasta su fichaje por el Maccabi de Tel Aviv, y tras su marcha el 'Fuenla' firmó a Jota Cuspinera, con quien llegaron a a la Copa del Rey y a los play offs.

Precisamente ambos técnicos han sido los que han preguntado al base del Gipuzkoa Basket si dejaba el equipo donostiarra para enrolarse en una nueva aventura en la ACB. «Un día después de que me llamaran desestimé la oferta, no me convenció, y es verdad que me he comprometido con el GBC y tampoco les quería dejar tirados. Tomé la decisión de quedarme», aseguró el director de juego navarro.

Es consciente Ricardo Úriz de que quizásen otro marco la decisión hubiera sido distinta. Pero a sus 36 años, con casi dos décadas en las espaldas como profesional, el jugador formado en el colegio Maristas de Pamplona es muy consecuente con sus decisiones. «Si hubiera sido en otras circunstancias, pues siendo un chaval de veinte años o así como hay en el equipo, quizás hubiera aceptado la oferta. Pero ya lo dije en mi presentación: yo no me muevo por el dinero».

Y efectivamente, en su presentación como jugador del Gipuzkoa Basket seis temproadas después de abandonar la capital guipuzcoana, Úriz mandó un alegato absoluto de lo que quiere que sea esta temporada y que su rúbrica por el conjunto donostiarra estaba por encima de muchas cosas. «El sentimiento es mucho más importante para mí, creo que he sido íntegro con eso en toda mi carrera y ahora lo voy a seguir siendo. Yo estoy muy a gusto aquí y me voy a quedar hasta el fin de temporada en Donostia». Más claro el agua.

Preguntado por si le había sorprendido la llamada del Betis de Sevilla y el Fuenlabrada, el base del Gipuzkoa Basket fue rotundo. «Yo me enteré de la lesión de dos jugadores en esa posición en Sevilla. Mi representante me llamó, después fue Tabak ahí y ya vi el interés que ellos tenían. También se ha hablado del interés de otro equipo como Fuenlabrada pero ellos no llegaron a hacerme oferta», aseguró el navarro.

Y nuevamente refrescó palabras nada más aterrizar a la capital guipuzcona sobre su papel y lo que se busca esta temporada. «Sigo pensando lo mismo», comentó, «yo me comprometí con el GBC, me quedo aquí porque me siento participe en este año de este proyecto, de esta ilusión, de que el Gipuzkoa Basket siga estando donde debe estar. A pesar de tener esa oferta, he decidido quedarme».

«Lasa estuvo muy acertado»

Era también de recibo saber la valoración de Úriz sobre el gran triunfo que lograron el pasado viernes ante uno de los equipos punteros de la categoría. El base del Gipuzkoa Basket fue fundamental con sus doce puntos, pero más allá de la anotación, lo realmente importante fue cómo movió al equipo en los minutos finales. «Ellos tienen mucha calidad. En el primer cuarto se demostró su nivel de anotación», comentó tras el parcial 2-15 con el que comenzó el partido. «Nosotros a base de constancia, trabajo y defensa, sobre todo en la segunda parte, pudimos igualarnos en el marcador».

El base navarro destacó a Lander Lasa, quien «estuvo muy acertado en el tiro, al igual que otros compañeros, y eso ayudó a que pudiéramos sacar un partido ante un rival muy complicado, de mucha calidad y que sin duda va a estar arriba en la clasificación», concluyó Úriz, un jugador fiel al Gipuzkoa Basket.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate