Diario Vasco

GIPUZKOA BASKET

Nacido en Pamplona, patrón en Donostia

Ricardo Úriz, al timón del Ciudad de San Sebastián con la gorra de capitán en el puerto donostiarra.
Ricardo Úriz, al timón del Ciudad de San Sebastián con la gorra de capitán en el puerto donostiarra. / USOZ
  • El base del GBC está ilusionado con hacer un gran año y «ayudar a que el baloncesto en Gipuzkoa vaya a más»

  • «La mejor de las noticias sería que 2.500 personas quisieran vernos y no entraran en el Gasca», dice Úriz

. Con la habilidad de un lobo de mar, Ricardo Úriz (Pamplona, 1980) baja por la escalera que da acceso al Ciudad de San Sebastián para ponerse a las órdenes del fotógrafo y también de Gonzalo y Leire, patrones de la mítica embarcación. Timón, también patrón y guía en la pista del conjunto guipuzcoano, el navarro habla de la nave que gobierna. El GBC.

«Sí me considero ese jugador veterano en el que los compañeros pueden apoyarse cuando llegan los momentos complicados» explica el director de juego del conjunto donostiarra, sabedor de que en momentos de agobio, los focos de la responsabilidad apuntarán hacia el número '6'.

Enseguida sale a colación la genial atmósfera vivida el viernes pasado en el Gasca. «La plantilla coincidió en que no se esperaba que hubiera ese ambiente y eso nos halaga y complace muchísimo. Tengo claro que si damos el cien por cien, la gente va a venir».

La conversación continúa sobre el clima que se creó y repasando la trayectoria de Úriz, quien ha jugado como local en estos últimos años en canchas como Valladolid, Tenerife o Fuenlabrada, la mente se dispara a un Gasca con dos mil espectadores. «Es que tenemos los dos polos» advierte con cierto aire de resignación, «Illunbe, donde entran más de once mil y el Gasca, que son justo dos mil. Algo intermedio sería fantástico. Creo que para la LEB el Gasca es perfecto. Es un pabellón con sentimiento y que seguro nos ayuda a conseguir dos o tres victorias a lo largo de la temporada».

Claro que, si la escuadra de Fisac sigue así, quizá haya exceso de demanda. «Ojalá haya 2.500 personas que quieran venir a vernos. Sería la mejor de las noticias. Ya haríamos algo. Poner unas supletorias o colgar a alguien del techo», comenta entre risas.

Las palabras de Tabak

Se nota la experiencia de un jugador que ha librado mil batallas y que ha tenido multitud de entrenadores y compañeros, que le han dejado un enorme poso. «El objetivo no es el ascenso, como puede pensar alguno. Mi ilusión verdadera es que ayudemos a que el baloncesto en Donostia y en Gipuzkoa vaya a más y no a menos».

El jugador navarro quiere dejar claro que la intención es «crear un gen GBC. Que la gente sepa que el viernes hay un plan de baloncesto y que se van a divertir».

Úriz tira de anecdotario para explicarlo. «La temporada pasada Zan Tabak era mi entrenador y la única consigna que teníamos era que jugando como local, nuestra cancha volviera a ser ese campo donde casi nadie ganaba. Y que la gente se identificara con nosotros». Y ya saben la historia. El 'Fuenla' se metió en la Copa del Rey, play offs y se clasificó para disputar al Eurocup.

El veterano base sabe que «el club y el entrenador no nos han marcado ningún objetivo, con lo cual los jugadores tampoco lo tenemos. Yo no soy nadie para quitar la ilusión a la gente. Que la gente venga a vernos un día, yo creo firmemente que les va a gustar».

El base del GBC sabe que esto es deporte. «Podemos ganar y perder, claro. Pero en partidos como los del otro día, estoy convencido que la gente se va a enganchar». Al capitán del RETAbet.es le ha sorprendido la capacidad de «trabajo y sacrificio» de sus compañeros. «Porfi ha hecho un equipo que transmite y eso tiene mucho valor». Úriz confía en «no ser un equipo oscuro, sino hacernos fuertes en casa para ir dando pasos hacia arriba».

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate