Diario Vasco
Xabi Oroz y Lander Lasa sostienen ayer las nuevas camisetas.
Xabi Oroz y Lander Lasa sostienen ayer las nuevas camisetas.

GIPUZKOA BASKET

Oroz y Lasa, la complicada tarea de triunfar en casa

  • Junto a Olaizola, tienen el reto de hacer una buena temporada y ser un espejo para los jugadores guipuzcoanos

Xabi Oroz y Lander Lasa van a ser el bastión guipuzcoano del GBC para este curso, junto a Julen Olaizola. El azkoitiarra y tolosarra fueron presentados de manera oficial ayer en el Josean Gasca y en su mente está el hacer un buen año aunque son sabedores de que quizá destacar en casa cuesta más.

Las gradas vacías tras el entrenamiento matinal denotaban un clima de tranquilidad que esperan sea lo contrario los viernes por la noche. «Nunca he jugado aquí», reconocía Oroz echando una vistazo al gradería del vetusto pabellón amaratarra. «He visto este campo lleno en fotos y vídeos y la verdad es que tengo ganas de vivir el ambiente. Tenemos ganas de enganchar a la gente, de volver a sentir que Gipuzkoa quiere baloncesto, y con el trabajo de todos lo lograremos».

Oroz ha sido internacional desde edad cadete y este verano se ha colgado del cuello la medalla de oro en el Europeo sub 20. En él están depositadas muchas esperanzas de que en un futuro no muy lejano pueda ser un jugador referente. El jugador formado en las categorías inferiores del Iraurgi no siente presión extra por ello. «Me tomo mi trabajo de forma normal», afirma, «yo vengo a entrenar y no creo que mi rol sea el de un anotador o un referente. Voy a intentar seguir haciendo bien las cosas que hago bien, y tratar de mejorar en el resto».

Los que conocen bien a este jugador de 1'93 metros de altura dicen que su actitud y aptitud defensiva es muy buena y desde el trabajo oscuro ayuda al equipo. Oroz sabe en qué tiene que mejorar: «Sobre todo en el tiro desde fuera y en la lectura de juego». Aspectos estos que suelen evolucionar a medida que se va adquiriendo minutos y experiencia.

De la piscina a la cancha

Lander Lasa vivirá su segunda etapa en el Gipuzkoa Basket después de que disfrutara de la temporada más exitosa del club en la ACB que acabó con el imborrable quinto puesto a las órdenes de Sito Alonso.

La llamada del GBC le pilló por sorpresa. «Estaba trabajando de socorrista en una piscina», dice sin rubor el tirador tolosarra. «Me llamó Porfi, me propuso jugar y me dieron tres o cuatro días para pensármelo. Pero al día siguiente dije que sí, que aceptaba la oferta».

Los entrenamientos están siendo duros en estas primeras tres semanas de trabajo. Para Lasa, cuyo último equipo ha sido el TAKE Tolosa de Liga EBA, el cambio ha sido grande. «Así es, el ritmo es completamente distinto», aseguraba el guipuzcoano. «El cuerpo va poco a poco acostumbrando. Por ahora va todo bien. No tengo dolores y estoy trabajando a gusto».

Sobre qué clase de equipo se verá sobre la pista, parece que Fisac quiere implantar sus reglas defensivas. «Lo primero que nos pide Porfi es defensa. Tenemos que ser muy agresivos», comenta el tolosarra. «Él (Porfi) nos dice que su labor es hacer que juguemos bien a baloncesto y estoy seguro de que lo va a conseguir».