Diario Vasco

GIPUZKOA BASKET

Demasiado Pau Orthez para el GBC

Imagen del encuentro de pretemporada entre el Pau y el Gipuzkoa Basket.
Imagen del encuentro de pretemporada entre el Pau y el Gipuzkoa Basket. / GBC
  • El poco acierto en el tiro condenó a los donostiarras, que no pudieron hacer frente a un equipo físicamente muy superior

El RETAbet.es Gipuzkoa Basket acumuló su primera derrota en esta pretemporada ante el Pau Orthez francés en un choque que no tuvo historia a partir del minuto cinco de juego.

Los pupilos de Porfirio Fisac sufrieron el potencial físico del cuadro galo y la diferencia de categoría. El Pau Orthez actúa en la máxima división del país vecino, se notó en el luminoso.

También el nivel de varios de sus jugadores como el ex Joventut Alain Koffi, el estadounidense Antywane Robinson y sobretodo el base D.J. Cooper que se quedó a un rebote de hacer un triple doble, -terminó con dieciséis puntos, nueve rechaces y catorce asistencias- hicieron que la diferencia en el marcador fuera de cuarenta puntos.

Felizmente se trata de un partido de preparación ante un equipo más potente, así que Fisac y sus colaboradores tendrán que extraer sus propias conclusiones. El viernes el GBC jugará en Hondarribia ante el Club Baloncesto Clavijo de Logroño, con el que se verá las caras en la liga regular, y esa será una buena piedra de toque que plasme en qué punto se encuentra la escuadra donostiarra.

El choque no tuvo historia porque el conjunto donostiarra erró en demasía en el lanzamiento. En los primeros veinte minutos hizo un pobre tres de veinte en intentos de dos puntos.

El GBC subsistió gracias al triple, pero las rachas del Pau-Orthez terminaron por desarbolar al conjunto donostiarra. Un parcial 22-0 dejó el choque sentenciado para los locales y el encuentro sirvió para que los hombres de Fisac acumularan minutos jugando juntos y aplicaran los sistemas.

Pocos efectivos

Una de las razones por las que fue imposible competir ante el cuadro francés es que el RETAbet.es contó con tan solo ocho hombres, a la espera de la llegada esta semana de los dos jugadores senegaleses -Thierno Niang y Abdoulaye Ndoye- a los que Fisac espera como agua de mayo.

Ayer ayudaron al equipo el noruego Niklas Skouen -la pasada campaña estuvo en las filas del Iraurgi- quien además fue el máximo anotador del cuadro donostiarra con catorce tantos y el joven jugador del Easo Sarasola, que dio minutos de rotación a los hombres interiores.

Mike Carlson volvió a ver aro. Hizo trece puntos, aunque con una mala serie en el tiro, cuatro de catorce con tres triples en su haber. Uriz sufrió con Cooper y le lastraron las cuatro faltas personales que cometió en la primera mitad. Slezas, Pino y Pardina, estuvieron por debajo del nivel esperado.

Este próximo viernes a partir de las ocho de la tarde, el GBC se estrenará en territorio guipuzcoano ante el Club Baloncesto Clavijo.