Zidane pone a Kepa contra las cuerdas

Kepa durante un entrenamiento en Lezama./LUIS ÁNGEL GÓMEZ
Kepa durante un entrenamiento en Lezama. / LUIS ÁNGEL GÓMEZ

«No necesito un portero», asegura el técnico del Real Madrid, que deja en fuera de juego al meta sobre su futuro inminente

GABRIEL CUESTA

El culebrón de la posible salida de Kepa Arrizabalaga del Athletic continúa con una enrevesada trama que no tiene un desenlace claro. El último capítulo en público lo ha escrito Zinadine Zidane. El actual técnico del Real Madrid parece haber cerrado de un portazo la posible incorporación inminente en este mercado invernal del guardameta de Ondarroa con una contundente frase en la rueda de prensa previa al choque ante el Celta «Yo, como entrenador, ahora no necesito un portero. Si en junio hay cambios, si nos sentamos y hablamos, puede ser que haya posiciones donde podemos fichar. Pero hoy en día no veo eso».

La postura de Zidane sobre Kepa parece clara a pesar de que la prensa madrileña afirmaba el pasado jueves que éste había pasado reconocimiento médico con los blancos. Una información que ha levantado ampollas en el Athletic. El cancerbero finaliza contrato con la entidad rojiblanca al término de la presente temporada y es libre de negociar su futuro con cualquier club a partir del 30 de junio. En los últimos meses parecía haber un fuerte interés por parte de Florentino Pérez de incorporar al meta a la disciplina merengue este mismo mercado invernal mediante el abono a Ibaigane de los 20 millones que marca su cláusula de rescisión de contrato.

El último que ha tenido que salir al quite sobre el 'caso Kepa' fue ayer el 'Cuco' Ziganda. Sobre todo ante la posibilidad de que el de Ondarroa hubiese pasado ya reconocimiento médico para incorporarse al club blanco este mes. «No tengo ni idea, no sé qué decir», respondió en un primer momento. No fue suficiente respuesta para la prensa, que insistía sobre el asunto. «No, el jugador ha estado aquí en Lezama, siguiendo el periplo de recuperación como Balenziaga. No fue a San Mamés el jueves. No tengo más que decir». Además, el técnico de Larráinzar defendió a capa y espada al que todavía es su jugador. Aseguró que Kepa tiene «prisa» por entrenar y que el equipo cuenta con él a corto plazo. «Ha recaído y está bastante incómodo. Esperamos que la próxima semana se incorpore al grupo y pueda hacer algo más de lo que está haciendo ahora». ¿Tenía constancia de que el jugador pudo viajar la tarde del jueves a Madrid? «Por supuesto que no», zanjó Ziganda. «Está claro que todo el ruido que hay fuera (sobre Kepa) no es bueno, pero a mí no se me hace difícil abstraerme». «Cuando Kepa tenga algo que decir, lo dirá».

Desde Ibaigane han tirado la pelota en el tejado del joven guardameta. Fue el propio presidente del club, Josu Urrutia, el que deslizó que el Athletic había hecho todo lo posible en las negociaciones y que era turno del cancerbero para mover ficha. «Quiero matizar que es un proceso -el de las negociaciones- de 15 meses de manera ininterrumpida. No era titular cuando arrancamos las negociaciones. Y ha habido un desarrollo por ambas partes. Creo que hemos detectado lo que pedía la otra parte. Hace un mes hemos llegado a un punto de encuentro. Estamos a la espera en un momento de impasse de que nos digan si sí o si no. No solo hay que exigirle al club la demanda de que establezca todo. Los jugadores son una representación en el campo de la masa social», indicó el dirigente.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos