Fútbol

Yuri Berchiche: «No podía dejar escapar esta oportunidad»

Yuri realiza un ejercicio físico en los campos del entrenamiento del París Saint Germain.
Yuri realiza un ejercicio físico en los campos del entrenamiento del París Saint Germain. / C.GAVELLE/PSG
Yuri Berchiche, jugador del PSG

ÁLVARO VICENTESAN SEBASTIÁN.

A Yuri Berchiche (Zarautz, 1990) le ha costado debutar en partido oficial con el PSG. No ha sido hasta la cuarta jornada hace una semana. «El recibimiento por parte del público del Parque de los Príncipes fue fabuloso. Ojalá se pueda repetir muchas más veces», confiesa. El exrealista está feliz en París, desde donde sigue la actualidad de la Real. «Está jugando como los ángeles», dice.

- Le ha costado debutar. ¿Por qué?

- Llegué a París con problemas físicos y he ido a un ritmo más lento que mis compañeros. Tuve que jugar los dos últimos partidos con la Real con una dolencia en la rodilla que me llevó en verano a pasar por la consulta del doctor Mikel Sánchez para someterme a un tratamiento con plasma. Ahora, con ese pequeño problema superado, me noto mejor y puedo competir por el puesto con garantías.

«Lo que más me ha impresionado ha sido la mentalidad de trabajo que hay en este club»

- ¿Qué le pide Emery?

- Que trate de adaptarme lo antes posible sabiendo que el fútbol que se practica aquí en París es totalmente distinto al de LaLiga y al de la Real. Por suerte los compañeros me han puesto las cosas fáciles.

- ¿Tantas diferencias ha visto entre el juego de la Real y el del PSG?

- En la última temporada en la Real, los laterales tocábamos mucho balón, mientras que en el París no entramos tanto en juego por el altísimo nivel de jugadores que tenemos de mediocampo hacia adelante. En el París el balón se mueve muy rápido en el centro del campo con combinaciones cortas y paredes. El juego de los laterales por supuesto que es importante para abrir el campo y al rival, pero al tener a Verrati, Neymar o Di María en el centro sería un error desaprovechar esa calidad.

- Quién le iba a decir hace nada que iba a jugar en el mismo equipo que esos tres que cita.

- Nunca había imaginado algo igual, tener la oportunidad de jugar en un equipo como éste es una gozada. Tengo claro que si estoy aquí es porque he hecho las cosas bien, me ha llegado el premio. Muchos me pregunta cómo es este vestuario. Respondo lo mismo: jugadores de primer nivel pero sencillos, como tú y como yo.

- ¿Cuándo supo del interés del PSG?

- Viene desde el pasado mercado de invierno cuando se pusieron en contacto con mi representante. Por respeto a la Real, porque estábamos a mitad de temporada y porque estaba disfrutando como hacía tiempo, les emplacé a dejar aparcadas las conversaciones hasta este verano.

- ¿Qué espera de su etapa en París?

- Sé que no va a ser fácil hacerse un sitio, pero confío en mis posibilidades. Cuando llegué a la Real hubo partidos en los que no fui convocado, pero a base de trabajo terminé siendo titular. Nadie me regaló nada en la Real y ahora me toca hacer lo mismo. En todos los equipos en los que he jugado las cosas han terminado saliéndome bien así que confío en que ahora sea igual.

- ¿Quién le baja de la nube?

- Yo mismo. Me considero un tipo tranquilo. Sé que estoy en uno de los mejores equipos del mundo, pero sé quién soy y mi forma de ser no va a cambiar. Sigo siendo el mismo chico de hace años al que le gusta estar en casa con mi novia. Llegar a un equipo top no me va a cambiar.

- Supongo que Emery, por su carácter y forma de ser, ya se encargará de que el vestuario esté centrado.

- Ha demostrado ser un gran entrenador del que dan fe los muchos títulos que ha conseguido. Es muy exigente consigo mismo, el que más. Si algo he percibido en este tiempo en París es la mentalidad de trabajo que existe. Es una de las cosas que más me ha sorprendido desde el primer minuto. Todo el mundo da el cien por cien, no hay respiro. Éste es un vestuario comprometido con el trabajo, muy serio en los entrenamientos.

«Por supuesto que dejo la puerta abierta a un posible regreso a la Real Sociedad»

- Sabiendo lo que está invirtiendo el club... como para hacer el tonto.

- El club está gastando mucho dinero en fichajes y aspiramos a todo. Neymar ha llegado a París para ser el líder y todos le tenemos que ayudar en lo posible para intentar conseguir los objetivos marcados.

- ¿Cómo es Neymar en el vestuario?

- Es de lo más sencillo que he visto. La repercusión que tiene en todo el mundo es muy grande pero lo lleva bien. Es un chico muy tranquilo, muy amable. Lo positivo para él y para el PSG es que está rodeado de compañeros de la selección de Brasil y eso va a ser positivo para su adaptación. Neymar es una estrella mundial que se comporta como uno más en el vestuario. Trabaja y además lo hace con alegría.

- El PSG aspira a todos los títulos.

- De eso no hay duda. La mentalidad es ganadora. Toda la gente del club está implicada al cien por cien y eso te lleva a dar el máximo. El club está haciendo un desembolso alto y el objetivo es ganar todos los partidos y títulos posibles. El año pasado se estuvo cerca, se dio la desgracia en el Camp Nou en un partido inusual, pero el objetivo está claro, se palpa en cada conversación: ganar la Champions League. Ya conocemos los rivales de la fase de grupos (Anderlecht, Bayern de Múnich y Celtic) y ahora toca prepararse para competir al máximo.

- ¿Qué puede ofrecer usted para la consecución de esos objetivos? Tiene que quitarle el puesto al internacional con Francia, Kurzawa.

- No me pongo ese reto sino intentar ayudar al máximo. Ahora tengo un papel secundario, pero trataré de alcanzar el nivel del año pasado con la Real porque si lo consigo será más fácil que pueda jugar con regularidad.

- ¿Ayuda tener a Emery y al preparador físico, el también guipuzcoana Julen Masach, en el staff?

- Facilita la adaptación. Me siento como en casa. Tengo la posibilidad de hablar en euskera. Tanto uno como otro tienen mucho fútbol a sus espaldas y siempre están para ayudar. La delegación guipuzcoana en París se completa con Irene Paredes en el equipo femenino. Quién lo iba a decir.

- ¿Cómo es jugar de local en un campo como el Parque de los Príncipes?

- Una gozada. Esperaba un ambiente bueno, pero ha superado mis expectativas. Es un público pasional que respeta al equipo y que anima y canta desde el minuto uno. Ahora mismo hay aficionados en cola para abonarse y ya se trabaja para la ampliación de las gradas. Por lo que he podido ver y sentir hasta la fecha, el aficionado francés se vuelca con los suyos. Quizás la liga francesa no tenga todavía tanta repercusión fuera como sí la tienen la Premier o la liga española, pero es cuestión de tiempo. Cada partido a domicilio del París es una fiesta, el partido del año, somos el equipo a batir y los campos de los rivales se llenan. Es una maravilla.

- Hablemos de la Real: seis puntos en dos partidos y líder.

- Tuve la oportunidad de ver el partido ante el Celta y no pude ver en directo el de Villarreal porque jugamos a la misma hora. No tenía televisión e hice todo lo posible para agenciarme una para ver a la Real. El partido de Vigo quizás no estuvo acompañado de buen juego, pero ganar fuera es siempre una inyección moral y qué decir del 3-0 al Villarreal antes del descanso. Es pronto todavía para saber dónde puede estar la Real, pero lo importante es que se mantiene la línea del año pasado con un sistema que es innegociable para el entrenador. Estar arriba les va a venir muy bien para coger confianza.

- Con De la Bella de vuelta...

- Me alegro muchísimo por él. Hablé con él por teléfono, le felicité. Sé que estuvo fenomenal en Grecia pero no pudo rechazar la posibilidad de volver. La presencia de Alberto le va a venir muy bien a Kevin por la experiencia que tiene. El año que estuve a su lado pude aprender mucho de él y seguro que a Kevin le va a ayudar también mucho, su nivel futbolístico va a progresar. Alberto es buen futbolista pero es mejor persona todavía.

- ¿Cómo ha visto a Kevin?

- Bien. A mí me encanta, siempre lo he dicho dentro y fuera del vestuario, su nivel es alto y tiene una larga carrera por delante, pero hay que darle tiempo. Tampoco fueron fáciles para mí los primeros partidos.

- ¿Cómo afectará la marcha de Vela?

- Carlos ha dado muchísimo a la Real. El día que se marche todos le echaremos de menos. Es un gran jugador, un grandísimo compañero y un excelente tipo. Desde hace tiempo tenía ilusión y ganas de irse a Estados Unidos, donde tiene dos buenos amigos -en alusión a los hermanos futbolistas Dos Santos-. Pocos jugadores he visto con tanta calidad como él. Ojalá pueda ayudar mucho al equipo hasta enero y se pueda ir a Los Ángeles con un buen sabor de boca.

- ¿Qué le parecen los rivales de la Real en la Europa League?

- Han tocado equipos complicados y en ciudades lejanas que van a alterar más si cabe la planificación deportiva entre semana. Jugar en Liga un sábado o domingo después de haber viajado tan lejos puede afectar en los resultados aunque si el equipo mantiene la línea de juego mostrada ante el Celta y el Villarreal no hay mucho que temer. El Zenit es un club que normalmente juega la Champions y el Rosenborg, más de lo mismo, pero insisto en que si siguen con este juego tienen muchas opciones de pasar.

- ¿Deja la puerta a un posible regreso a la Real?

- Por supuesto. Lo que he vivido en la Real es inolvidable, quedará siempre para mí. Siempre me he sentido respetado y he tenido el cariño de la gente, pero no podía dejar pasar esta oportunidad. Tengo 27 años, es el último gran contrato. Esperé a la Real hasta el último momento, pero no hubo ninguna llamada y propuesta. Capté la idea que tenían, la de venderme y darle paso a Kevin. Entendí que mi ciclo había terminado y ahora soy uno más desde fuera. Me marché después de un año inolvidable.

- ¿Recibe clases de francés?

- Empezaremos este mes. Tanto mi novia como yo. La adaptación va a ser más sencilla para los dos si hablamos francés.

- ¿Dónde ha fijado su domicilio?

- A quince minutos del centro y a veinte del lugar de entrenamiento, en una zona tranquila que me recomendó Pastore, donde residen los argentinos y uruguayos del equipo. Estamos encantados.

- ¿Le reconocen por la calle?

- De vez en cuando algún aficionado se me acerca, siempre de forma respetuosa. Hace nada mi novia y yo recorrimos el centro en bicicletas de alquiler como dos turistas. París es mucho más bonito de lo que imaginaba. Lo único que no me gusta son los precios. San Sebastián es cara pero París...

Temas

Fútbol

Fotos

Vídeos