Fútbol

Urrutia pone a Williams como ejemplo de fidelidad ante Kepa

Urrutia atiende a una de las preguntas./MANU CECILIO
Urrutia atiende a una de las preguntas. / MANU CECILIO

El presidente del Athletic deja entrever que se han satisfecho todas las peticiones del portero y le pide que dé un «sí o no»

ROBERT BASICBILBAO.

En su última intervención del año, Josu Urrutia aprovechó su habitual comparecencia ante los medios para lanzar mensajes contundentes a Kepa Arrizabalaga y a su agencia de representación (Bahía Internacional) y exigir que respondan a la que se entiende como la última oferta de renovación presentada por el club rojiblanco. El presidente del Athletic recreó una especie de partida de póquer en la que Ibaigane aguarda la respuesta de su portero y en la que las cartas llevan tiempo colocadas boca arriba, pendientes del último movimiento del guardameta. «Hace un mes llegamos a un punto de encuentro y ahora hay que dar un paso y decir si se quiere renovar. Que nos digan sí o no, estamos a la espera», acotó el deustoarra, quien se cuidó de no dar nada por sentado aunque intuye por dónde van los tiros, más si cabe cuando la operación se ha desarrollado bajo la sombra de un gigante como el Real Madrid. Urrutia dejó la pelota en el tejado del canterano y puso a Williams como ejemplo de fidelidad, a quien agradeció el mensaje de «tranquilidad» formulado hace unos días en el que reivindicaba su deseo de quedarse «en casa».

El presidente explicó que las negociaciones con Kepa llevan «15 meses» abiertas y que todavía no quiere cerrarlas porque prefiere apurar todas las posibilidades antes de dar por perdido al internacional. Deslizó que «prácticamente no era titular cuando» arrancaron las conversaciones y que con el tiempo la operación ha mutado y avanzado hasta situarse en un escenario definitivo. «Ha habido un desarrollo, hemos intentado y conseguido detectar lo que demandaba la otra parte y estamos a la espera». En todo momento, Urrutia puso el foco en la figura del jugador y dejó claro que él y solo él tiene la llave de la renovación. Si no la usa -vino a decir- será responsabilidad suya y nunca la del club.

El deustoarra repitió en más de una ocasión que «estamos a la espera de una respuesta positiva o negativa» y hasta recuperó la figura de Fernando Llorente para recrear desenlaces que, a su juicio, se escapan a la razón y la lógica. «Dependemos de otras personas para renovar y podemos repasar lo que ya ha existido». En este punto recurrió al recuerdo del delantero riojano, quien eligió seguir con su carrera lejos. «Hubo dos juntas directivas que estuvieron hablando mucho tiempo con Llorente de cantidades, años y cláusulas. ¿Por qué dijo que la oferta era irrechazable y luego que no renovaría? No sé explicarlo, no consigo entenderlo. Se dio así, este caso -el de Kepa- no sé cómo va a ser», expresó sus dudas.

«Hace un mes llegamos a un punto de encuentro y ahora hay que dar un paso y decir si se quiere renovar»

«Le situamos al máximo nivel de la plantilla. La propuesta satisfacía, pero tenemos el precedente de Llorente»

«Esperamos la respuesta, lo veremos basándonos en la respuesta»

Posibles represalias

Una vez más, el presidente rojiblanco habló de la importancia de los gestos y de las muestras de compromiso de los futbolistas con un equipo diferente. «No solo se lo pido a Kepa -aclaró- y tampoco hay que exigir siempre al club que ofrezca más», aludió a los procesos de renovación. «Hay maneras de lanzar guiños y muchos lo hacen», recordó, antes de poner como ejemplo a Williams y presentarle como la antítesis del portero. «Sin ir más lejos, Iñaki ha lanzado un mensaje de tranquilidad. 'No me quiero mover de aquí' es un guiño a la gente, al Athletic. Luego ya se discutirán otras cosas», dijo.

Urrutia remarcó que le encantaría que Kepa se quedara y que siguiera los pasos de Williams. También reveló que con el paso de los meses Ibaigane supo valorar al portero y que, según avanzó, le ofreció colocarle entre los mejor pagados del vestuario. «Le situamos al máximo nivel de la plantilla. Entendemos que la propuesta satisfacía (las demandas de Bahía), pero tenemos el precedente de Llorente», avisó una vez más.¿Si no renueva y se queda hasta el final, le mandaría al banquillo?, se le planteó al deustoarra. «Lo veremos basándonos en la respuesta».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos