SEGUNDA B

El Unión tampoco derriba el muro

Mikel Martins trata de robar el esférico a un jugador del Burgos ayer en El Plantío. / VALDIVIESO
Mikel Martins trata de robar el esférico a un jugador del Burgos ayer en El Plantío. / VALDIVIESO

Los irundarras empatan con el único equipo que no ha encajado goles en el presente campeonato liguero

J.A.L. BURGOS.

Tampoco logró el Real Unión tirar abajo el muro del único cuadro imbatido del fútbol profesional nacional. Eso sí, al menos el equipo de Asier Santana evitó conceder un gol a su oponente, un Burgos que ya acumula siete jornadas sin encajar y sigue en lo alto de la clasificación con los irundarras cerquita, a cuatro puntos. El encuentro, eso sí, evidenció la presencia de dos bloques que con el paso de los minutos evidenciaron estar más preocupados por no recibir que por buscar el gol, y que basaban sus opciones de triunfo en aprovechar algún error del rival.

El partido decayó y acabó siendo un tostón, lo cual resultó ser una pena, porque comenzó con ritmo y ocasiones. El Real Unión realizó una buena incursión inicial por banda derecha, salvada por Julio Rico en el corazón del área, y en el 5 David Martín también penetró, en este caso por la izquierda del ataque burgalés, para acabar sacando un centro que se estrelló en la madera tras tocar en un zaguero.

El susto a Otaño no fue el único del primer tiempo, donde el cuadro burgalés sí tuvo alguna oportunidad más, todas mal ejecutadas, como el disparo de Iker Hernández que rechazó la zaga en el 21 o el mano a mano del propio Iker tras robo de Carlos en el 39. Tampoco acertó con las redes Abel Suárez en el minuto 26, cuando desde la frontal probó fortuna, pero se encontró con el poste.

Al Burgos, poco a poco, se le iba acabando la gasolina, corto como está de efectivos a semejanza de su rival, que también mostró carencias físicas. Sin embargo, el paso del tiempo sentó mejor a los de Santana, que tuvieron la mejor oportunidad del partido al filo del descanso y equilibraron la balanza tras el descanso, cuando apenas sufrieron. Por partes, antes del intermedio, el balón se paseó por delante de la portería de Saizar sin que Galán ni Juan Domínguez llegaran a embocar. Fue una de las ocasiones más claras del partido y también del conjunto txuribeltz, pero ninguno estuvo acertado para remachar ese buen balón. Para entonces, el meta burgalesista ya había batido el récord de imbatibilidad del club, establecido por Duro en 1999. Una hazaña al alcance de muy pocos conjuntos.

0 Burgos

Saizar, Andrés, Sergio Esteban, Borda, Julio Rico, Adrián Cruz, David Martín, Iker Hernández, Carlos Álvarez (Blázquez, 83’), Abel Suárez (Cusi, 90’) y Youssef (Manzano, 78’).

0 Real Unión

Otaño, Urkizu, Galloso, Rodellar, Senar, Esnaola, Martins, Mikel Alonso (Llamas, 59’), Galán (Orbegozo, 75’), Juan Domínguez y El Haddadi (Capelete, 90’).

Árbitro
Ortiz Arias, asistido por Masso Granado y Pérez Hernández (Colegio madrileño). Amarillas a Borda, Adrián Cruz y el técnico Patxi Salinas por el Burgos CF y a Esnaola por el Real Unión.
incidencias
Jornada 7 en el Grupo II de Segunda B. El Plantío. 3.000 espectadores.

Tras el paso por vestuarios, por tanto, el duelo perdió fuelle, con un Burgos que pensó cada vez más en no perder y un Real Unión al que faltó empuje para buscar la victoria. Eso no privó a los guipuzcoanos de crear problemas a Saizar, aunque sin materializarlo en el electrónico.

Ocasión de Domínguez

El primero en buscar el 0-1 fue El Haddadi en el 47, cuando se revolvió con maestría pero blocó abajo el meta local. También estuvo acertado, en esta ocasión de manera providencial, en el minuto 73 cuando reaccionó de forma más que magistral, con reflejos, para evitar que un lanzamiento de falta de Juan Domínguez se alojara en el fondo de la red tras tocar en la barrera. Los cerca de 3.000 aficionados que ayer se acercaron a El Plantío ovacionaron al meta local por la gran intervención realizada.

La réplica burgalesa, en una segunda mitad floja de los de Patxi Salinas, la tuvo Abel de cabeza en el 53, pero su testarazo se perdió alto, como otro posterior de Julio Rico. Fueron las ocasiones más claras del equipo local en el segundo acto, en el que apenas hubo acercamientos a las porterías. En los minutos finales el Burgos quiso pero no pudo y el Real Unión aguantó bien, haciendo justo el reparto de puntos.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos