Segunda B

Tres puntos tras tres horas de retraso

Sanz conduce el esférico bajo la lluvia ante la entrada un jugador del Izarra ayer en Zubieta. / PEDRO MARTÍNEZ
Sanz conduce el esférico bajo la lluvia ante la entrada un jugador del Izarra ayer en Zubieta. / PEDRO MARTÍNEZ

El Sanse estrena el año con una victoria en un partido que estuvo a punto de suspenderse debido a que la nieve dejó atrapado al autobús del Izarra en la A-15

IMANOL LIZASOAIN

A punto estuvo de no disputarse el primer partido de la segunda vuelta entre el Sanse y el CD Izarra ayer en Zubieta. La expedición del club navarro que viajaba en autobús se encontró atrapada en la A-15 por la nieve, cuando estaban a 45 minutos de Zubieta. El club fue transmitiendo por Twitter su periplo y finalmente pudieron llegar a las instalaciones realistas con más de tres horas de retraso.

El partido se disputó, con buenas noticias para los chicos de Imanol Alguacil, que lograron una trabajada victoria por dos goles a cero. Las cosas se le pusieron muy de cara a los txuri-urdin. En el minuto siete, Capilla, uno de los mejores jugadores ayer sobre el césped del José Luis Orbegozo, adelantaba a los suyos gracias a una jugada en la que se asoció a la perfección con Calvillo. El Sanse era dueño y señor del partido en los primeros quince minutos y Olaizola a punto estuvo de hacer el segundo en el dieciséis tras un disparo que se marchó fuera por poco. El Izarra, con más de tres horas dentro del autocar, comenzó a desperezarse precisamente tras esa ocasión de Olaizola y tuvo el empate en sus botas a la salida de un córner. Con el paso de los minutos el partido fue perdiendo algo de intensidad, sobre todo en la zona de tres cuartos de ambas áreas. El Sanse se limitó a tener el control del esférico mientras que el Izarra echó el cerrojo en defensa y esperó alguna que otra contra que nunca se produjo. De esta manera terminaba la primera parte, con los de Alguacil por delante gracias al tanto de Capilla en el minuto siete.

El último acto comenzó por los mismos derroteros que el primero. Los blanquiazules eran dueños y señores del partido y el segundo tanto de los donostiarras estaba más cerca que el hipotético empate de la escuadra navarra. En el 72 un gran centro de Gorosabel no fue bien aprovechado por Jauregi, que mando el balón fuera por poco. Los cambios del Sanse imprimieron mayor velocidad y desmarques al conjunto de Alguacil. Muguruza entró por Olaizola y Sangalli por Guevara. Con la entrada de los dos extremos se pudieron ver grandes carreras sobre el verde de Zubieta y fruto de esas dos nuevas incorporaciones llegó el segundo tanto del partido. Un gol que cerraba el encuentro y dejaba los tres puntos en casa. Jauregi, que buscó su tanto durante todo el encuentro hacía el segundo en el 89.

Tras esta victoria, la Real comienza el año y la segunda vuelta de la mejor manera posible. Asciende a la cuarta posición de la tabla y ya tiene en su haber 35 puntos. El próximo sábado (16.00 horas) se desplazarán a Lezama para medirse al Bilbao Athletic, que a la espera de lo que haga esta tarde ante el Logroñés es quinto, a tres puntos del Sanse.

Osasuna-Valladolid, aplazado

Como muestra de los problemas que tuvo el Izarra para desplazarse hasta Zubieta no hace falta más que ver el partido que debía disputarse ayer por la tarde entre Osasuna y el Valladolid en El Sadar. Tuvo que aplazarse -se disputará hoy a las 12.00 horas- por la nieve, aunque el club castellano-leonés mostró su disconformidad al entender que el campo no estará hoy en buenas condiciones y hay riesgo de lesiones.

Más

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos