Europeo sub 21

Oyarzabal y Odriozola, a la expectativa en la final

Mikel Oyarzabal, en el partido contra Serbia. / AFP
Mikel Oyarzabal, en el partido contra Serbia. / AFP

La selección sub 21, con los realistas en el banquillo, busca ante Alemania su quinto torneo europeo

RODRIGO ERRASTI

La selección española sub 21 quiere levantar ante Alemania, hoy en el Estadio de Cracovia (20.45-Cuatro), su quinto título europeo e igualar la marca de Italia, a la que barrieron en semifinales (3-1) el pasado martes. Ganadora en cuatro ocasiones del torneo (1986, 1998, 2011 y 2013), y Alemania, una vez campeona (2009), protagonizarán una final de lujo entre los filiales de dos potencias futbolísticas de primer nivel. Será la primera final entre ambas selecciones de un Europeo sub 21.

Los realistas Mikel Oyarzabal y Álvaro Odriozola verán el inicio del partido desde el banquillo. Ninguno de los dos blanquiazules ha tenido un protagonismo destacado a lo largo del torneo, ya que Celades ha optado por la continuidad con el mismo bloque.

El Europeo de España ha rozado la perfección, con pleno de triunfos en su firme camino a la gloria en Cracovia, pero le falta el broche de proclamarse campeón. En el grupo eliminó a una de las grandes favoritas, Portugal, y en semifinales se impuso en el duelo de selecciones más laureadas ante Italia.

«Debemos hacer muchas cosas bien para ganar, pero viendo a los jugadores estoy tranquilo»

La firmeza de Kepa Arrizabalaga en portería, el liderazgo de Saúl con goles en todos sus partidos, la omnipresencia de Marcos Llorente, la magia de Dani Ceballos y el potencial de Marco Asensio, son señas de identidad que deja para el recuerdo el grupo de jugadores dirigido por Albert Celades. Son el relevo de los Isco Alarcón, Thiago Alcántara, Álvaro Morata, David De Gea o Koke que el 18 de junio de 2013 daban la última alegría de la sub-21 en Jerusalén.

Lo que triunfa no conviene tocarlo. Es la filosofía que extenderá Celades en su equipo titular para la final, con la seguridad en el físico gracias al cambio de once al completo en el tercer partido del grupo frente a Serbia. La única pequeña duda llegaría en el lateral izquierdo entre Jonny y José Luis Gayá. Han jugado dos partidos cada uno pero la firmeza de Jonny en semifinales le hace partir con ventaja.

El historial favorece claramente a la selección española. Existen seis precedentes en la categoría sub-21 y cuatro de ellos cayeron del lado español, mientras que uno lo venció Alemania y otro acabó en empate. En una fase final del Europeo será la tercera vez que se crucen y la tercera que uno de los dos salga campeón. Siempre que midieron fuerzas una de las dos selecciones acabó conquistando el trofeo.

Alemania, solo un título

Solo un Europeo ganó Alemania, en 2009 -a lo grande goleando a Inglaterra 4-0 en la final-, en una generación liderada por Mesut Özil que ahora busca herederos. Ante España encara su tercera final, después de perder la primera que alcanzó en 1982.

«Tenemos que empezar con juego sucio para que los españoles pierdan la alegría por jugar al fútbol»

El técnico cuenta en su equipo con hombres que se colgaron la plata en los Juegos Olímpicos de Río, tras perder en la tanda de penaltis de la final de Maracaná ante Brasil. Son Jeremy Toljan, Davie Selke, Serge Gnabry, Maximilian Arnold o Max Meyer, que dejó una frase inquietante horas antes del duelo. «Tenemos que jugar sucio. Tenemos que empezar con pequeñas faltas o con juego sucio para que los españoles pierdan la alegría por jugar al fútbol. España es la gran favorita, pero en una final todo es posible».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos