Amistoso

La Málaga talismán no falla en su cita con España

Thiago ante Oviedo./EFE
Thiago ante Oviedo. / EFE

'La Roja' hizo vibrar a La Rosaleda, estadio que trae grandes recuerdos del ciclo más exitoso en la historia de la selección española

JESÚS BALLESTEROSMálaga

España no falla, pero Málaga tampoco. La Rosaleda, abarrotada, vibró con el triunfo de la selección ante Costa Rica. Los partidos preparatorios de cara al Mundial de Rusia han arrancado de la mejor forma posible, con goleada, y la Costa del Sol, como en otras dos ocasiones anteriormente, ha sido el punto de partida para una cita de envergadura. Casi 30.000 almas vieron como los pupilos de Julen Lopetegui seguían mostrando una firmeza notable en su camino a la Copa del Mundo.

Y es que en las últimas ocasiones, La Rosaleda ha sido síntoma de éxito asegurado para la selección española. En las dos últimas ocasiones en las que España visitó Málaga antes de jugar un torneo internacional, salió victorioso en estos. En ambas oportunidades, el combinado nacional acabaría levantando la Eurocopa tras jugar un partido preparatorio en la Costa del Sol. Primero en 2008 en Austria y Suiza y cuatro años más tarde en Polonia y Ucrania.

El ciclo más exitoso de España arrancó en 2008 cuando se proclamó campeón de la Eurocopa celebrada en Austria y Suiza. Meses antes, aquel equipo visitaría Málaga para medirse a Francia en el estadio blanquiazul, donde vencería al combinado 'bleu' por 1-0. Aquel 6 de febrero, sería Capdevilla el que levantase a la grada malagueña con el único gol del partido.

Cuatro años más tarde, ya como campeona del mundo volvía a tierras costasoleñas para comenzar los partidos de preparación para el torneo continental. En aquella ocasión, el 29 de febrero, el choque de España fue una auténtica fiesta en La Rosaleda pues hubo goleada ante Venezuela (5-0).

Un festín anotador parecido al vivido ante el combinado 'tico'. Apenas tuvo oposición España que no bajó el pistó contagiada por el gran ambiente reinante en las gradas de La Rosaleda. Como era de esperar, cada diana nacional era celebrada por todo lo alto, con olas y euforia desmedida.

Sea o no cuestión de superstición, tal y como ocurrió en aquellas primeras dos ocasiones, Málaga ha sido ahora la primera de las paradas de la selección, ya clasificados para el Mundial, con las que preparar la cumbre en Rusia. Habrá que ver si el feudo malaguista trae tanta suerte como en 2008 y 2012.

Fotos

Vídeos