Diario Vasco

SELECCiÓn

Skopje, el duelo que más preocupa de 2017

Iago Aspas (d) celebra, con Reina detrás, su gol a Inglaterra en Wembley.
Iago Aspas (d) celebra, con Reina detrás, su gol a Inglaterra en Wembley. / EFE
  • Inquieta más a España visitar en junio Macedonia tras acabar la campaña semanas antes que enfrentarse a Italia o jugar la jornada final en Israel

La selección española vivirá un 2017 decisivo, en el que tendrá que disputar siete duelos para lograr el billete para el Mundial de Rusia 2018. De todos ellos, al cuerpo técnico de Julen Lopetegui le preocupa especialmente uno... y no es en el que recibirá a Italia en septiembre, justo cuando arranque la temporada 2017-18. Se jugará en Macedonia, el domingo 11 de junio, ocho días después de la final de la Champions League y 15 días más tarde que la final de la Copa del Rey, encuentro con el que se cierra el ejercicio en España, dado que la última jornada de Liga se disputa el 21 de mayo. Aunque España superó a Macedonia sin muchos problemas en Granada el pasado mes de noviembre, en la Ciudad del Fútbol se recuerda que ‘La Roja’ ya tuvo muchos problemas para vencer en la última visita a Skopje, que por cierto, será la sede de la Supercopa de Europa el próximo verano. En el National Phillip II de la capital macedonia se impuso 0-1 la selección con un afortunado tanto de Juan Mata, cuyo centro-chut entró tras golpear en el palo y el portero.

Del Bosque ya tuvo que hacer frente a una situación similar en 2015, cuando viajó a Bielorrusia un 11 de junio tras ejercitarse de una manera precaria. Con las grandes ligas acabadas y al estar muchos internacionales implicados en duelos coperos y final de Champions optó por hacer tres grupos. El inicial se ejercitó en Las Rozas una semana pero con libertad para dormir fuera de las instalaciones junto a un grupo de futbolistas de refuerzo de la sub-21 (como Saúl, Gayá, Juanmi, Jonny o Duarte), base usada para el amistoso previo frente a Costa Rica a la espera de que llegasen el día 8 el resto (los de Arsenal, Manchester City, Juventus, Barcelona y Athletic). Entonces la medida no funcionó mal del todo: se ganó en Borisov tras un duelo con los ‘ticos’ en León recordado por los silbidos a Gerard Piqué por su polémica mención a Kevin Roldán. Ahora este cuerpo técnico medita la mejor de las soluciones para tener activados y en buen estado físico a sus internacionales.

Tres sistemas y 36 convocados

El partido será sólo unos días antes de que comience la Confederaciones en Rusia, competición que por primera vez en ocho años no disputará España (que jugó la de 2009 como campeón europeo y la de 2013 como campeón mundial y europeo). 2017 exigirá a España, líder de su grupo de clasificación para el Mundial, mantener el nivel ofrecido en esta nueva etapa: seis partidos, cuatro victorias (Bélgica, Liechtenstein, Albania y Macedonia) y dos empates a domicilio frente a Italia e Inglaterra. «Las conclusiones de esta nueva etapa tienen que ser buenas», apuntaba Ander Herrera tras el empate final de España en Wembley.

El vizcaíno del United es uno de los cuatro debutantes de esta nueva era, en la que más allá de resultados y estadísticas los veteranos notan que todo está más trabajado. «Vemos muchos vídeos de cómo juegan los rivales y prepara muy bien las acciones a balón parado, tanto ofensivas como defensivas, y todo el trabajo táctico», reconocía Callejón en Granada. «El estilo está por delante de los sistemas», suele insistir en público Lopetegui, que normalmente en la sesión de los miércoles prepara la táctica en función de cómo actúa el rival. España ha usado con él varios sistemas, entre ellos una zaga con tres centrales, pero en duelo oficial sólo ha concedido un gol y fue de penalti. «Concedemos pocas ocasiones porque tenemos mucho tiempo la posesión y robamos mucho en campo contrario; el equipo rival, cuando tiene la pelota, lo hace lejos de nuestra portería. Gracias al potencial ofensivo que tenemos concedemos poco atrás», explicó Dani Carvajal en la última concentración.

Llega a 2017 con la plantilla hecha (ya ha citado 36 futbolistas) pero con el objetivo de encontrar un sustituto para Sergio Busquets, ya que arriba Diego Costa parece haber conseguido demostrar el nivel ofrecido en Atlético y Chelsea tras dos años de frustración con la camiseta de la selección. Además, con el regreso de Reina se ha normalizado un ambiente viciado en los últimos tiempos; con episodios de tensión, que llegaron a ser públicos, tras las decisiones de Del Bosque tanto en Brasil como en Francia, generados por Cesc, Casillas y Pedro cuando perdieron su protagonismo.

Ello será clave para sacar adelante especialmente los duelos ante Italia e Israel, y el grupo está convencido de que competirá al mejor de su nivel al ser plenamente conscientes de la importancia de esas citas para sacar billete para Rusia. Si fallase y tuviese que ir a la repesca, buscaría una de las cuatro plazas reservadas para los mejores segundos en un doble duelo que se disputaría a mediados de noviembre y en el que los ya clasificados jugarán amistosos.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate