Diario Vasco
Deulofeu y Williams.
Deulofeu y Williams. / EFE

fútbol

Oyarzabal ve el empate desde la grada

  • Tras la igualada a uno de ayer, España y Austria se jugarán la clasificación para el Europeo sub 21 el martes en Albacete

España no consiguió dejar cerrada la clasificación para la Eurocopa de Polonia de 2017 tras empatar a uno en Sankt Pölten frente a Austria, en un partido en el que el jugador de la Real Sociedad Mikel Oyarzabal fue descartado por Celades y se quedó en la grada.

España, que fue de más a menos, saltó al terreno de juego con la intención de controlar el partido con los laterales bien abiertos buscando superioridad en el medio campo con Marco Asensio, Oliver Torres y Mario Suárez muy activos, pero la intensidad defensiva del equipo austríaco no dejaba al conjunto de Albert Celades llegar a las inmediaciones del área rival con claridad.

Solo los acercamientos de Williams y Deulofeu en un par de jugadas aisladas pusieron en problemas al meta Bachmann. Austria, por su parte, trataba de pescar algún balón a la contra que tanto Meré, defensa del Sporting de Gijón, como Vallejo, jugador cedido por el Real Madrid al Eintracht de Fráncfort, cortaban expeditivamente.

Cuando parecía que el partido se iría al descanso con empate a cero, Schoissengeyer cometió un claro penalti sobre Deulofeu, que tras regatear al portero rival se quedó solo frente a la portería. El mismo jugador del Everton se encargó de transformar la pena máxima lanzando el balón a la izquierda del portero, que se estiró al palo contrario.

Austria salió en la segunda parte con la determinación de empatar el partido. Wydra, escorado en la banda derecha, obligó a Kepa a esforzarse al máximo enviando el balón a corner. En su segunda internada, Wydra puso un balón al palo largo que Jonny, bajo la presión de Laimer, introdujo en su portería.

A partir de ese momento el dominio de Austria se hizo evidente, hasta el punto que Celades se vio obligado a dar entrada en el terreno de juego a Marcos Llorente para sostener al equipo en zona defensiva.

No consiguió el técnico lo que pretendía, ya que España seguía sufriendo en defensa y sin llegar con claridad a la portería de Bachmann. Tampoco lo hizo con los cambios de Munir por Williams ni de Llorente por Asensio. Austria siguió atacando con insistencia la portería de Kepa y cerca estuvo de lograr el gol de la victoria. Solo Munir en un disparo alto en el descuento pudo decantar la balanza del lado español.

El empate deja en el aire la clasificación con un resultado que, si bien es bueno para España por el valor doble de los goles fuera de casa, no despeja las dudas para el duelo de vuelta del martes en Albacete.

Recibe nuestras newsletters en tu email

Apúntate