Fútbol guipuzcoano

Rechazo a la nueva orden del deporte escolar

Un aspecto de la asamblea de ayer. / FÉLIX MORQUECHO

Los clubes de fútbol de Gipuzkoa aprueban las propuestas paralelas de la Federación

IMANOL TROYANO ELGOIBAR.

El fútbol guipuzcoano mostró ayer su rechazo a la nueva orden foral que pretende regular el deporte escolar a partir de la próxima temporada. Los clubes del territorio se posicionaron junto a la Federación Guipuzcoana y aprobaron una serie de propuestas paralelas que difieren con las que plantea la Diputación en su renovado programa Eskola Kirola, con el voto en contra de la Real Sociedad. Esto ocurrió en la Asamblea General de la Federación que congregó en el Instituto Máquina Herramienta de Elgoibar a los representantes de los equipos guipuzcoanos.

El vicepresidente de deportes de la federación, Peio Alzelai, explicó el contenido de las reuniones que han mantenido con el ente foral durante las últimas semanas y admitió su «sorpresa» al conocer las medidas «sin concretar» que les plantearon y de las que están «en contra». La Federación no está de acuerdo con la medida específica que propone la Diputación de prohibir el tránsito de los alumnos a clubes de fuera de su municipio de origen o centro de estudios, aunque sí se muestra dispuesto a regular esta situación. Mostraron su más absoluto rechazo, sin embargo, a la reducción de 45 a 24 equipos en la estructura de rendimiento. «No se ajusta al modelo que tenemos y no nos ha dado tiempo para explicarlo al resto de equipos del territorio», justificó Alzelai.

En una reunión celebrada el pasado martes en los locales federativos, para preparar la Asamblea, el Comité de Fútbol Aficionado y la Junta Directiva determinaron, por unanimidad, su oposición a la normativa publicada por la Diputación que afecta al fútbol en edades formativas.

El secretario general, Patxi Gabilondo, desveló la postura de la Federación en torno a la regulación de la movilidad y la reducción de la estructura de rendimiento. Desveló que «el fútbol guipuzcoano reivindicó, en una amplia mayoría, la elaboración de un reglamento específico que regulara el tránsito de jugadores entre clubes y diera respuesta a un sentir generalizado de velar por la protección del menor». Este se fue consensuando entre clubes con vocación y sensibilidades diferentes y «en estos momentos se halla pendiente tan solo de que la Asesoría Jurídica de la Diputación confirme su viabilidad legal», comentó.

Por otro lado, en lo referido a la disminución de los equipos de rendimiento, manifestó que «desgranar la competición alevín, por criterios no deportivos, en 24 equipos, supone retrotraernos a la nefasta experiencia vivida hace diez años».

La junta directiva de la Federación planteó una serie de propuestas alternativas como el rechazo al concepto de movilidad y reactivación del reglamento de 'Tránsito de jugadores entre clubes', la oposición a la distribución de dos actividades de competición diferentes e inconexas en categoría alevín y la inadmisión a que el modelo se proyecte en próximas temporadas en las categorías Infantil Txiki y Honor. Además, emplazó a la Diputación a consensuar conjuntamente un modelo que acerque las voluntades de las partes afectadas. Estas medidas fueron aprobadas por la mayoría de los clubes asistentes.

El consejero de la Real Sociedad, Joseba Ibarburu, que estuvo acompañado por el director de fútbol base txuri urdin, Luki Iriarte, levantó la papeleta roja mostrando su disconformidad.

El presidente de la Federación, Juan Luis Larrea, declaró que «nos gustaría que la Real estuviera con el fútbol guipuzcoano y no con la Diputación», porque el club blanquiazul «se nutre de los equipos guipuzcoanos». Larrea reivindicó que «lo que hay que hacer es unirse».

Ibarburu, por su parte, defendió la postura de la Real Sociedad, de «apoyar la línea estratégica» que marca el ente foral y destacó que «hemos procurado poner el foco en los derechos del menor más que en el resultado deportivo». Reconoció que el tema es «peliagudo», pero se debe de llevar con «respeto». «No es una nueva orden cerrada», sino que apuesta por la «flexibilidad». Representantes de diversos clubes que tomaron la palabra reprocharon a la entidad realista de ser «la mayor culpable» de esta situación.

Fotos

Vídeos