FUTBOL

Real Unión y Sanse se estrenan mañana en Liga

Los irundarras juegan por la mañana en Tafalla contra el Peña Sport mientras que los pupilos de Imanol Alguacil visitan al Izarra

B. OLAZABAL/N. BADIOLA SAN SEBASTIÁN.

No solo de estrellas y contratos millonarios vive el fútbol. Hoy también comienza la Segunda B, la categoría de bronce, ese fútbol de barro que tanto recuerda al deporte que enamoró a muchos. En el grupo segundo de esta categoría militan dos equipos guipuzcoanos, el Real Unión y la Real Sociedad B, que comenzarán a competir mañana. Los unionistas visitarán a partir de las once y media a la Peña Sport, un recién ascendido, mientras que la Real Sociedad B jugará en casa del Izarra a partir de las 17.30 horas.

El Real Unión, en las tres últimas temporadas, ha estado siempre en la pelea por disputar el play-off de ascenso a Segunda División, aunque solo haya acabado entre los cuatro primeros en una ocasión. Para el curso que comienza mañana para los de Irun, el objetivo debe ser el mismo, estar cerca de los cuatro primeros, lo que les mete cierta presión de cara al debut.

El cuadro entrenado por Asier Santana visita a la Peña Sport, un equipo que la temporada pasada militaba en Tercera División. Jugar como visitante y ante un equipo que llevará la ilusión por bandera no será tarea sencilla, pero empezar la temporada sin victoria ante un recién ascendido supondría un primer golpe para los unionistas.

El propio Asier Santana reconoció en la rueda de prensa que ofreció ayer que «vamos a pelear por estar lo más arriba posible. Esa es nuestra ilusión y nuestro objetivo. Ojalá en la última jornada estemos hablando de que tenemos posibilidades de jugar el play-off».

A pesar de ello, el técnico también dejó claro, mirando al choque ante los de Tafalla, que «jugamos contra un recién ascendido que tiene muchas ganas de agradar a su gente. Va a ser un rival complicado y vamos a tener que hacer las cosas bien y ser competitivos si queremos llevarnos el partido».

Esa especie de obligación que tiene el Real Unión puede ser su mayor losa a la hora de afrontar el encuentro, ya que si se tienen en cuenta las plantillas, la unionista es superior. Además, el entrenador txuri-beltz tiene a su disposición a todos sus hombres, a excepción del lesionado Hernáez, para el choque de mañana.

Entre los nuevos jugadores, el que más papeletas tiene para jugar de partida es Ander Gayoso, que ocupará el lateral izquierdo. Más dudas hay con el resto de incorporaciones. Sergio Llamas solo lleva una semana entrenando con sus nuevos compañeros, pero teniendo en cuenta la ausencia de Mikel Alonso en muchas de las sesiones del verano, le da alguna opción.

En ataque, tanto Mikel Orbegozo como Ander El Haddadi podrían colocarse en el once inicial. Santana tendrá que decidir si jugar en punta con Orbegozo o con el pichichi unionista de las últimas temporadas, Jorge Galán. Para las bandas tiene más opciones. Dani Estrada parece un fijo en el lado derecho, pero en la izquierda pueden jugar El Haddadi y el irundarra Capelete o cualquiera de los media puntas del equipo escorado a ese lado.

El entrenador de Idiazabal deberá tomar todas las decisiones tras el entrenamiento de hoy, último antes del comienzo liguero. Ya no hay tiempo para las dudas, toca empezar a jugar y ganar.

El Sanse juega sin presión

Por su parte, el Sanse comienza su octava campaña en el grupo dos de la Segunda División B. Esta temporada está marcada por la una nueva composición de grupos; equipos de la zona norteña. «Es un grupo diferente y difícil. No va a ser fácil», advirtió el pasado jueves Imanol Alguacil en rueda de prensa.

Cinco jugadores de la plantilla de la temporada pasada han conseguido hacerse un hueco entre los jugadores de Eusebio: Odriozola, Bautista, Kevin, Zubeldia y Guridi. Unas bajas significativas. El Sanse se ha visto obligado de renovar su plantel. Será un equipo joven el de los potrillos.

«Es una cadena. La cantera está para que los jugadores lleguen hasta allí. Al igual que mis jugadores han subido al primer equipo, los del C han entrenado con el Sanse. Estamos con muchas ganas», aseguró.

El oriotarra contará con cinco altas del equipo C: Zubizaurre, Ujía, Gorosabel, Muñoz y Guevera. Y Capilla vuelve al conjunto txuri-urdin tras su cesión al Numancia, que no contó con demasiados minutos.

El técnico apuesta por el equilibrio entre la veteranía y la juventud que tienen sus jugadores. Para ello, Alguacil contará con jugadores veteranos como Sanz, Ugarte y Muguruza. «Esta temporada contamos con nuevos jugadores y el equipo es joven y estos jugadores nos pueden aportar madurez», indicó el oriotarra. Todos ellos tienen muchas opciones de salir en el once inicial.

«No es un objetivo jugar los play-offs. Competimos para jugar, ganar y aprender. Si se pone a tiro iremos a por ello, sin duda. Aunque hace más ilusión que un jugador del Sanse llegue al primer equipo», confirmó.

El primer rival del Sanse es el Izarra, mañana a las 17.30 horas en Merkatondoa. Un 'desconocido' para los de Alguacil. El club navarro es la tercera campaña consecutiva en Segunda División B, pero no ha formado grupo con el equipo donostiarra. «Será un partido difícil y duro, y tendremos que jugar con gran intensidad para ganar», advirtió el técnico.

Este año ha sufrido bajas muy sensibles, como la del delantero Pito Camacho o la del guardameta Aitor Navarro. El club ha renovado el equipo por completo hasta realizar once fichajes.

Tras visitar al Izarra, los potrillos jugarán el primer derbi de la temporada contra el Bilbao Athletic. «Es un partido especial y daremos el máximo para ganar a nuestro eterno rival, pero primero debemos ganar al Izarra», avisó Alguacil.

Fotos

Vídeos