Fútbol

El Real Unión se frena ante el Barakaldo

Los dos goles del equipo vizcaíno llegaron en el segundo tiempo. Los irundarras han perdido esta temporada las dos veces que han jugado en Bizkaia

FRANCISCO PRIETOBARAKALDO

. Segunda visita a tierras vizcaínas y segunda derrota liguera del Real Unión. Los fronterizos controlaron la situación en la segunda mitad, pero tras la reanudación sucumbieron ante un Barakaldo más astuto.

Dos goles, uno de Vitoria y otro de Buenacasa, este último ya en la prolongación, hicieron justicia con la superioridad local en este periodo. Los pupilos de Asier santana, aunque gozaron de oportunidades para empatar, nunca dejaron de creer en sus opciones.

2 Barakaldo

Txusta, Picón (Andrada, min. 82), Galán, Olaortua, Rubén González, Baba, Oca, Cerrajería, Ito (Iru, min. 69), Vitoria (Buenacasa, min. 85), Jurgi.

0 R. Unión

Otaño, Estrada, Gayoso (Arriaga, min. 75), Rodellar, Senar, Esnaola, El Haddadi (68 Capelete), Martins (Mikel Alonso, min. 61), Galán, Domínguez y Orbegozo.

Goles.
1-0 min. 49 Vitoria; 2-0: min. 92, Buenacasa.
Árbitro.
Muñoz Piedra (madrileño). Amarillas a Babá y al visitante Martin.
Incidencias.
Lasesarre. 1200 espectadores.

Hasta cuatro novedades presentó el Real Unión en Lasesarre. Rodellar, Esnaola, El Haddadi y Orbegozo eran las cuatro caras nuevas en detrimento de Aimar, Ozkoidi, Mikel Alonso y Capelete respecto al triunfo de la pasada semana ante el Vitoria. Los fronterizos dominaron en el arranque la posesión del balón aplicando un ritmo lento al encuentro. El Barakaldo se contagiaba y los visitantes gozaron de una gran oportunidad en el minuto cuatro por mediación de Galloso. El lateral zurdo, tras una gran asistencia de Juan Domínguez, se plantó ante Txusta pero en el mano a mano fue incapaz de encontrar los tres palos con su disparo.

El Real Unión encontraba cierta movilidad por las alas, tanto con sus interiores como con la subida de sus laterales. Desde banda derecha, llegó al corazón del área un centro al que no pudo Galán conectar de cabeza de forma precisa.

Los intentos ofensivos del Barakaldo eran meros fuegos de artificio ante el cierto orden de los de Asier Santana que dejaban pasar los minutos sin mayores noticias sobre el césped a la espera de hilvanar alguna triangulación o contraataque interesante.

Nada pasó hasta el descanso, el 0-0 era el resultado más lógico en medio del letargo general.

Al larguero

En el arranque del segundo acto los vizcaínos crearon su primera ocasión del partido con un zurdazo lejano de Oca al travesaño. Esta opción espoleó al Barakaldo. Vitoria se encontró con la buena respuesta de Otaño tras una indecisión de los centrales, pero un minuto después el propio media punta supo empujar al fondo de las mallas un buen servicio de Jurgi desde la derecha.

El Real Unión salió tocado y sus intentos de reacción resultaban ineficaces. Los locales a base de jugadas de estrategia creaban mucho peligro y en una de esas acciones Ito perdonaba el 2-0 con todo a favor.

Asier Santana movía el banquillo con la entrada de Mikel Alonso y Capelete y este último, con un disparo cruzado salvado in extremis por Txusta a punto estuvo de devolver la igualada a la contienda.

A partir de ahí el Barakaldo cedió terreno y el Real Unión buscaba no irse de vacío de Lasessarre.

Los vizcaínos pudieron resolver a la contra antes de llegar al minuto 90, pero Otaño, esta vez con el pie, volvió a lucirse a disparo cruzado de Oca. Los visitantes atacaban ya sin tanta convicción, aunque en el tiempo de descuento Galán tuvo la mejor oportunidad para sacar algo positivo tras un buen desmarque y un disparo seco, aunque muy centrado, que se fue a las manos del portero. Tanto había arriesgado el Real Unión que, sin solución de continuidad, en el siguiente contragolpe del Barakaldo, Buenacasa en una jugada individual puso el 2-0 en el marcador.

Octava plaza

El Real Unión se encuentra en estos momentos en la octava plaza de la clasificación, con nueve puntos, los mismos que tiene el Sanse, que lleva dos victorias consecutivas.

Manda el Mirandés con trece puntos, los mismos que posee el Burgos. El Sporting B, un recién ascendido, cuenta con doce, dos más que el Logroñés.

Fotos

Vídeos