Donosti Cup

110 nuevos aficionados para el Eibar

La expedición nipona no perdió detalle ni del entrenamiento en Atxabalpe ni de la visita a Ipurua. / UNCITI
La expedición nipona no perdió detalle ni del entrenamiento en Atxabalpe ni de la visita a Ipurua. / UNCITI

Un centenar de jugadores del JP Academy nipón, atraídos por la presencia de Inui en el club armero, gozaron de un clínic en Atxabalpe e Ipurua

AITOR GONZÁLEZ SAN SEBASTIÁN.

La SD Eibar puede presumir de contar desde ayer con 110 aficionados más. No de la localidad armera ni de Ermua, sino de Japón. Todo ello gracias al clínic celebrado en Atxabalpe e Ipurua en colaboración con el club azulgrana y en el marco de la Donosti Cup, del que disfrutaron los expedicionarios de la JP Academy atraídos por la presencia de su compatriota Takashi Inui en el primer equipo.

Japón es un país enamorado del fútbol y de ello da buena cuenta el creciente número de aficionados al balompié en el país del sol naciente. El trabajo que se está haciendo con las bases es importante, y ello también se refleja en la Donosti Cup, que en tres años ha visto cómo el número de participantes ha crecido de 30 a 120 en tan solo tres años para un país inédito hasta hace nada en el torneo. El responsable de este salto es Takeshi Inawaka, un trotamundos del fútbol y responsable del JP Academy, que ha seleccionado a los jugadores más destacados para jugar en San Sebastián.

Video promocional

Todo comenzó con un vídeo promocional que Takashi Inui grabó en hace unos meses contando su vida en Eibar. En Japón tuvo su impacto y de ahí la idea de celebrar una sesión de entrenamientos con los técnicos del conjunto armero. Inawaka tuvo la colaboración de Luis Bravo, de Generación Adidas, para ofrecer una experiencia irrepetible a estos jóvenes deportistas: «Todo ha ido muy bien y los chicos han quedado muy contentos. Ahora todos son del Eibar», reía ya de vuelta a San Sebastián.

«El campo es pequeño pero estás muy cerca de los jugadores, y eso es lo que más nos ha gustado»

Los jugadores, divididos en 9 equipos, disfrutaron alternativamente de una visita a Ipurua y la sesión de trabajo propiamente dicha en el campo de Atxabalpe, donde habitualmente se suele ejercitar la SD Eibar. «De Ipurua lo que más les ha llamado la atención es su tamaño, lo cerca que pueden estar los aficionados de los jugadores. En Atxabalpe el entrenamiento ha sido de una hora y media de duración, y ha consistido en un trabajo con los pases, técnica individual y un partidillo. Todo ello dirigido por seis técnicos de la SD Eibar», explica Takeshi.

La Liga, un referente

La Liga española es un gran referente en Japón (de hecho, el propio Inawaka comenta partidos para la televisión del país): «Nuestra intención es aprender y lograr un nivel similar. Prueba de lo que nos gusta es el cada vez mayor número de jugadores que acuden a la Donosti Cup». Un torneo «que tiene dos niveles muy diferentes, uno muy alto y otro más asequible. Nosotros estaríamos en un nivel intermedio», asegura, aunque bien es cierto que en la primera jornada los equipos de la JP Academy ganaron cinco de sus siete encuentros, perdiendo los otros dos.

Lo cierto es que la expedición está encantada: «Como otros años, lo que más les ha impactado es la ceremonia de inauguración. ¡Es como una Olimpiada! Y eso que para nosotros empieza un poco tarde, porque en Japón para las 9 de la noche todos los niños están en la cama, y en este caso además hemos tenido que madrugar, ya que la jornada de trabajo ha comenzado a las nueve de la mañana», recordaba. Tras la Donosti Cup, el club viajará a Madrid para visitar el Bernabéu y seguidamente volará de vuelta a Japón en lo que habrá sido una experiencia para contar en casa.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos