Liga francesa

Neymar, nuevo líder de un PSG de samba

Neymar y Dani Alves. / Afp

El futbolista brasileño coincidirá con varios compatriotas en el conjunto parisino

LUIS MIGUEL PASCUAL (EFE)París

Neymar apenas puede pronunciar unas palabras en francés a su llegada al Paris Saint-Germain, su nuevo club, pero el jugador no tendrá problemas de comunicación en un equipo que cuenta con hasta cuatro compatriotas, una decidida apuesta de la entidad por el fútbol brasileño.

De Thiago Silva, capitán y líder espiritual del equipo, hasta Dani Alves, el mejor amigo de Neymar y el penúltimo fichaje del club, pasando por Lucas Moura y Marquinhos, el exjugador del Barcelona se sentirá como en casa en su nuevo destino.

«He hablado con mucha gente antes de venir, incluidos con los brasileños que hay aquí, que son mis amigos. Pero creo que hubiera venido si no hubiera brasileños, la motivación no ha sido esa, ha sido el contexto general», dijo el jugador durante su presentación como nuevo componente del PSG.

Pese a los años que lleva alejado de su país, Neymar afirmó sentirse «como un brasileño más»: «Agradecido a Dios por haberme mostrado el camino hasta aquí y por poder llevar el nombre de Brasil por el mundo».

El también exjugador del Barça Maxwell colgó las botas a finales de la temporada pasada para convertirse en el nuevo hombre de enlace entre el club y el vestuario, otra voz más en portugués que ayudará a Neymar a adaptarse a la capital francesa.

A ello se suma que el entrenador, el español Unai Emery, conoce bien el campeonato del que procede Neymar, como el argentino Ángel di María, con quien podrá practicar el español que aprendió en su etapa de Barcelona, al igual que con Javier Pastore o el uruguayo Edinson Cavani.

Neymar se reencontrará en París con Dani Alves, el veterano lateral con quien comenzó a tejer una sólida amistad en la selección desde 2010, un vínculo que se reforzó tras la llegada en 2013 del atacante a Barcelona.

Juntos ganaron la Liga de Campeones de 2015, a las que Dani Alves suma las de 2009 y 2011 y no ocultan su amistad. El defensor le considera su 'mejor' amigo y en las redes sociales dejan muchos rastros de esa complicidad.

Pero no será el único reencuentro de Neymar en la capital gala. Lucas Moura y Neymar pertenecen a la misma generación y los dos tuvieron el mismo perfil de futbolista prometedor en sus inicios.

Juntos ganaron la Copa América sub20 en 2011 y ambos asombraban al mundo. Uno optó por fichar por el PSG para dar el salto a Europa y su progresión se estancó. Neymar, en el Barcelona, no ha dejado de crecer.

La prensa francesa sostiene que Neymar ha exigido al club que Lucas siga, pese a las pretensiones de venderlo para recaudar parte de los 222 millones de euros desembolsados para su fichaje.

Con Marquinhos también le une una sólida amistad. Ambos comparten desde hace años destino de vacaciones en Guaruja, al sureste de Sao Paulo, donde las dos familias tenían una residencia vacacional vecina.

El defensor construyó allí un terreno de césped artificial donde, aseguran, ambos prolongaron los duelos que mantenían en el campeonato, uno como punta de lanza del Santos, el otro como defensor del Corinthians.

Su amistad se prolongó y Neymar figuraba en la lista de invitados a la boda de Marquinhos, aunque no pudo asistir. Juntos ganaron en Río de Janeiro el primer oro olímpico de Brasil.

En medio de la nueva generación, Thiago Silva aparece como el padre espiritual, a sus 32 años, una voz escuchada, durante años capital de la 'seleçao', puesto que Dunga le arrancó en favor de Neymar.

Pero nunca hubo rivalidad por el brazalete entre ambos y el defensor, ahora sustituto en la selección, puede aprovechar la llegada de Neymar para ganar puntos y hacerse de nuevo con un puesto en el 'once' de Tite, clasificado ya para el Mundial de 2018.

Fotos

Vídeos